Golpe a la aceituna negra: 200.000 jornales en Córdoba se quedan fuera del acuerdo de EEUU y la UE

Aceitunas negras recogidas | PIXABAY

La aceituna negra genera 200.000 jornales, 100 millones de euros y 46.000 toneladas en la provincia de Córdoba. Todo eso ha quedado fuera del acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea que mantienen abiertas negociaciones en el tira y afloja sobre el establecimiento de aranceles para otros productos, pero la aceituna negra ha quedado relegada y no entrará dentro de la negociación.

La decisión golpea de lleno al sector que confiaba en las negociaciones abiertas entre EEUU y la UE para que no se estableciera un arancel a la aceituna negra que llega desde tierras cordobesas y andaluzas hasta Estado Unidos. Pero la decisión de Donald Trump sobre esos gravámenes a la aceituna se mantiene ahora sobre la cabeza del sector.

Además, este mismo jueves la Comisión de Comercio Internacional de EEUU ha adoptado la resolución definitiva sobre los efectos de las importaciones de aceituna negra sobre el sector californiano. El último paso es que el Departamento de Comercio del país norteamericano publique oficialmente el próximo 31 de julio el arancel definitivo a este producto, que será del 34,75%.

Córdoba es una de las zonas productoras más importantes de aceituna de mesa, y la variedad mayoritaria es la hojiblanca, una de las variedades empleadas para obtener la aceituna negra. En esta campaña 2017/2018 Córdoba ha producido 71.246 toneladas de aceituna neta en 36 entamadoras, y repite como la segunda provincia española más productora. A esto se le une una potente industria transformadora, que viene exportando anualmente 46.000 toneladas de producto con un valor que ronda los 100 millones de euros y genera 200.000 jornales en la provincia.

Fuera de la tregua negociadora

Desde Bruselas, este jueves se conocía que los aranceles adicionales de Estados Unidos a la importación de aceitunas negras de mesa españolas quedaban fuera de las negociaciones comerciales que el presidente norteamericano Donald Trump y el presidente Jean-Claude Juncker acaban de pactar. Ese asunto no formará parte de la tregua entre ambas partes en la querra comercial abierta tras la aplicación de aranceles adicionales a las importaciones de acero y aluminio por parte de Washington.

Y es que, según se ha explicado desde la UE, las investigaciones antidumping y antisubsidios de Estados Unidos sobre la aceituna negra española forman parte de las llamadas “medidas de defensa comercial” que “nunca se negocian” y sobre las que cada parte “mantiene su autonomía”. Resultado: los aranceles sobre la aceituna cordobesa y andaluza penden sobre el sector.

Sin embargo, la UE considera que los aranceles adicionales a este producto español son “inaceptables” y sigue estudiando la posibilidad de elevar el caso a la Organización Mundial de Comercio (OMC), como se ha requerido desde el sector.

En esta cuestión, Bruselas considera indispensable seguir defendiendo que las ayudas que otorga a los agricultores y los ganaderos europeos en el marco de la Política Agraria Común (PAC) son legales según las normas pactadas en la OMC por se desacopladas, es decir, por no depender del nivel de producción.

En cualquier caso, todos los productos agrícolas quedarán excluidos de las conversaciones entre Bruselas y Washington, con la excepción de la soja, el único producto agroalimentario sobre el que hablarán ambas partes, han precisado fuentes comunitarias.

Etiquetas
stats