Escurridores automáticos para la limpieza de colegios y edificios municipales

Una limpiadora, con una escurridora automática.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento y presidente de Sadeco, Pedro García, ha informado de la “distribución de los nuevos escurridores automáticos en los centros municipales y colegios públicos a los que atendemos”. “Es una pequeña inversión con la que seguramente tendremos un gran resultado, sobre todo de cara a la salud de la plantilla”, ha asegurado.

Según García, con esta nueva adquisición perseguimos, por un lado, “aliviar los esfuerzos derivados del escurrido de las mopas de limpieza de suelos, que actualmente se realiza de forma manual suponiendo una carga adicional a los trabajos de las operarias y atenuar los riesgos de lesiones derivadas de dicha práctica, y, por otro lado, establecer una mejora en los procesos de limpieza y secado de suelos, que redundará positivamente en la calidad de los servicios y evitará los riesgos de accidentes de los usuarios de las instalaciones citadas”.

El sistema de activación de los rulos se activa, continúa el presidente de Sadeco, con la “simple opresión de un botón y es de aplicación, también, a las bayetas de limpieza de superficies”. “Agradecemos al equipo directivo, concretamente a la jefatura de colegios, la magnífica predisposición en la búsqueda continúa de formas de hacer el trabajo más eficaz, eficiente y mejor para las trabajadoras”, señala.

El Servicio de Limpieza de Colegios y Centros, tiene como finalidad atender las competencias municipales establecidas para la atención de servicios básicos para la comunidad, concretamente la limpieza de 73 colegios. También se ocupa de la limpieza de los distintos centros cívicos, bibliotecas, oficinas, centros de mayores y otros edificios municipales hasta un total de 84 inmuebles de titularidad municipal.

Etiquetas
stats