La economía cordobesa cayó casi un 22% en el segundo trimestre del año

Visitantes en los Patios 2020 | ÁLEX GALLEGOS

En el segundo trimestre de 2020, la provincia de Córdoba ha experimentado un descenso interanual de la actividad económica del 21,6%, según las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, del centro de estudios de Unicaja. En el conjunto de 2020, las previsiones apuntan a un retroceso que oscilaría entre el 11,5% en el escenario base y el 13,6% en el escenario menos favorable (-11,7% y -13,9% en Andalucía, respectivamente).

El número de ocupados ha disminuido un 7,6% en el segundo trimestre de 2020, en términos interanuales, según la Encuesta de Población Activa (-7,2% en Andalucía), observándose una caída del empleo en la industria (-15,5%) y en los servicios (-8,5%), que no ha podido compensarse con los incrementos que se han registrado en la construcción (8,8%) y en la agricultura (1,7%). La cifra de parados ha experimentado un aumento del 3,8% respecto al mismo periodo del año anterior (-5,6% en Andalucía), incrementándose la tasa de paro en 2,1 p.p. hasta situarse en el 24,3%.

Atendiendo a la afiliación a la Seguridad Social también registra una reducción del 6,2% en el promedio del periodo comprendido entre abril y junio (-5,7% en Andalucía). Sin embargo, la información más reciente revela un incremento mensual del 0,3% en agosto, acumulando cuatro aumentos consecutivos desde abril. Por otra parte, los trabajadores incluidos en ERTE por fuerza mayor en la provincia han descendido hasta situarse en 6.370 personas a 31 de agosto (el 7,7% del total autonómico), lo que supone una reducción del 80,8% y 26.745 afiliados menos en esta situación desde finales de abril.

Por secciones de actividad (Régimen General y Autónomos) se produce un crecimiento del empleo en la mayor parte de las actividades económicas, ya que la media de afiliados en agosto se ha incrementado respecto a abril de forma generalizada, destacando los repuntes observados en la construcción (33,3%), en la rama de suministro de agua (10,5%) y en la industria extractiva (7,4%). En cambio, otras actividades continúan registrando menores niveles de afiliación que en abril, a tenor de los descensos acumulados en agosto en la educación (-21,0% respecto a abril) y la rama de suministro de energía (-6,2%).

En cuanto a la evolución de los indicadores de demanda, entre enero y agosto la cifra de turismos matriculados en la provincia se ha situado en 7.139 unidades, lo que representa un 12,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. La matriculación de vehículos de carga, referente de la actividad empresarial, ha sufrido una caída más acusada, del 35,0% (-26,7% en Andalucía). Respecto a la demanda exterior, en el acumulado enero-julio las exportaciones disminuyeron un 8,7% en términos monetarios (-14,4% en Andalucía), debido, sobre todo, al descenso del valor de las ventas de semimanufacturas (-18,1%) y de alimentos (-5,9%).

Atendiendo al mercado inmobiliario, entre enero y julio el número de compraventas de viviendas ha descendido un 22,6% respecto al mismo periodo de 2019, reduciéndose las operaciones de vivienda usada (-22,8%) y las de vivienda nueva (-21,6%). En el mismo sentido, las hipotecas destinadas a la compra de una vivienda han disminuido entre enero y junio un 14,3%, en términos interanuales, la mayor caída de Andalucía Por otro lado, el valor tasado de la vivienda libre en la provincia de Córdoba se ha situado en 1.121,5 euros/m2 en el segundo trimestre de 2020 (1.292,4 euros/m2 en Andalucía), tras registrarse un descenso del 4,2% en términos interanuales, el más acusado de la región en este periodo (-0,9%). Respecto a la inversión pública, el importe licitado en la provincia hasta julio ha ascendido a 92,7 millones de euros, lo que representa un 4,4% menos que en el mismo periodo del año anterior (-25,3% en Andalucía), mostrando una trayectoria dispar entre el avance que se ha producido en el segmento de edificación (94,7%) y el descenso en obra civil (-45,1%).

En el contexto actual, se ha producido un descenso de la demanda hotelera en los meses de julio y agosto, del 64,7% en los viajeros alojados en establecimientos hoteleros y del 61,9% en las pernoctaciones.

Etiquetas
stats