Discurso de José María Bellido: “Es hora de una Córdoba de todos”

José María Bellido, alcalde de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Discurso íntegro de José María Bellido, nuevo alcalde de Córdoba, durante su investidura:

Buenos días,

Pocos momentos en la vida pueden conjugar la emoción que siento y la tremenda responsabilidad que asumo, ser alcalde de mi ciudad, de Córdoba.

Es difícil encontrar las palabras que reflejen el agradecimiento a quienes me han permitido iniciar esta etapa, a todos los que me han acompañado durante estos años en mi vida personal y profesional. Con toda franqueza: gracias, de todo corazón, por estar siempre ahí. Un recuerdo a mi familia, apoyo imprescindible, leal e incondicional, en los buenos momentos y en los que no lo fueron tanto.

Mis primeras palabras para quienes han ocupado la Alcaldía de Córdoba. Les reconozco el esfuerzo y la voluntad por hacer de Córdoba una ciudad mejor. La ciudad de hoy es el fruto de los aciertos y errores de quienes, con independencia de la ideología, soñaron una Córdoba mejor. Algunos, están hoy aquí presentes, mi reconocimiento. Y mi agradecimiento porque cada uno, desde su verdad, han aportado lo mejor por el bien de Córdoba.

Hoy arranca una nueva etapa, un nuevo tiempo. Toca mirar al futuro con ambición, ilusión y determinación. Estoy convencido de que Córdoba será lo que queramos los cordobeses. Todos. Recuperemos el orgullo de sentirnos cordobeses, de sentir el privilegio de vivir en la mejor ciudad del mundo.

Empezamos un nuevo tiempo gracias al acuerdo entre las fuerzas políticas que abanderaron el cambio, dos partidos -Partido Popular y Ciudadanos- que integrarán un gobierno estable, leal y comprometido con lo único que importa: Córdoba.

Agradezco a Ciudadanos que hayamos podido cerrar un buen acuerdo programático para Córdoba, centrado en resolver los problemas que de verdad preocupan a nuestros vecinos, ambicioso y realista para los próximos años. Gracias por vuestro compromiso con el futuro de la ciudad, por garantizar la gobernabilidad necesaria que va a permitir a Córdoba avanzar en los próximos años. Hay muchas ganas por empezar a trabajar, que el cambio empiece a ser una realidad.

Reeditamos en Córdoba el acuerdo que Partido Popular y Ciudadanos sellaron en la Junta de Andalucía, entre Juanma Moreno y Juan Marín, que está demostrando que se pueden aplicar nuevas políticas, nuevas ideas para mejorar la calidad de vida de todos los andaluces. Fue un buen acuerdo. Estoy convencido de que este acuerdo también será muy positivo para Córdoba.

Es la hora de una Córdoba de todos. Una ciudad que avance con una hoja de ruta definida, estable e inalterable para los próximos años. Sólo así, marcando un rumbo fijo y unos objetivos compartidos conseguiremos la ciudad de oportunidades que todos deseamos.

Lo hice en campaña y lo vuelvo a reiterar hoy aquí. Reitero mi compromiso con Córdoba, con vosotros. Porque vosotros, los que estáis hoy aquí en el salón de Plenos representando la voluntad del pueblo de Córdoba, los que os estáis en el público y otros que no han podido venir, representáis y sois el corazón de Córdoba, los que trabajáis cada día por nuestra ciudad, cada uno desde su sitio, pero todos con el objetivo común de hacer una Córdoba mejor.

Me comprometo a fijar el camino a seguir en los próximos años. Impulsar un nuevo Plan Estratégico que marque el itinerario y los proyectos que lleven a Córdoba al lugar que merece. Y para eso necesito la colaboración de todos. De partidos políticos, agentes económicos y sociales, culturales, académicos... De todos.

Mi generación ha crecido en una sociedad más libre y más tolerante. Miremos al futuro sin complejos. La democracia exige que seamos capaces de comprender a quienes piensan diferente a nosotros. Tenemos que construir tendiendo puentes, gobernando para todos. Ya lo decía el periodista Manuel Chaves Nogales, "viniendo de un campo o de otro, (...), se llegará más tarde o más temprano a la única fórmula concebible de subsistencia, la de organizar un Estado en el que sea posible la humana convivencia entre los ciudadanos de diversas ideas y la normal relación con los demás (...)".

La Córdoba del futuro será un lugar en el que deben convivir los aspectos residenciales, con los económicos, los medioambientales y los sociales. Una Córdoba colaborativa e innovadora.

Esa Córdoba del futuro bien merece un acuerdo. Una apuesta por esa convivencia que trascienda los ciclos electorales. Para impulsar proyectos necesarios, un pacto para que no se frenen los retos que entre todos acordemos.

El empleo será la prioridad de este gobierno. Nuestro objetivo prioritario. Tenemos que aplicar todos nuestros recursos, ejecutar inversiones y desarrollar acciones emprendedoras. En Córdoba existe mucho talento, démosle una oportunidad.

Atraeremos empresas y fortaleceremos las que hoy existen en la ciudad para proporcionar más empleo de calidad a los cordobeses.

Para lograr ese objetivo vamos a garantizar las mejores condiciones de seguridad jurídica y económica para facilitar el crecimiento y desarrollo de los sectores estratégicos en creación de empleo de calidad y actividad económica, impulsando la colaboración público-privada.

Creo en la industria digital, en el sector agroganadero, en nuestra potencial como ciudad logística, es imprescindible apoyar la construcción, el turismo y el fomento de la industria cultural.

Confío en las empresas que hoy están instaladas en nuestra ciudad, en todas, que deben ver al Ayuntamiento como un aliado en el mantenimiento de su actividad. Y nunca como una amenaza. Los límites son la ley y el respeto al ordenamiento urbanístico vigente.

Agilizar y desatascar la gestión en la Gerencia Municipal de Urbanismo es clave para todos los sectores productivos. Especialmente importante será resolver el tapón que existe actualmente en la concesión de licencias, situación que ha supuesto un freno importante para el desarrollo económico y el empleo. Ha llegado el momento de ordenar, de la responsabilidad y del diálogo. Es uno de los grandes retos que tenemos por delante. Y, de la mano de los trabajadores municipales, lo sacaremos adelante. Que a nadie lequepa duda.

Les estoy hablando de empleo y actividad económica. Y aquí es clave una bajada masiva de impuestos que favorezca la reactivación de todos los sectores.

El nuevo gobierno municipal se compromete a reducir los impuestos para rebajar la presión fiscal a todas las familias de Córdoba y a quienes lideran la actividad económica. Reducción del IBI, reducción del impuesto de vehículos, bonificación de plusvalía en caso de herencia, supresión efectiva de impuesto de construcciones, instalaciones y obras... serán una realidad durante estos cuatro años.

Llevamos demasiado tiempo hablando de nuestro potencial como eje logístico, demasiados estudios que repiten lo que todos sabemos año tras año. Y pocas realidades. Es hora de afrontar el reto con todas las consecuencias, impulsando las medidas urbanísticas necesarias que nos hagan atractivos para la inversión y exigiendo que todas las administraciones cumplan con las inversiones que en esta materia necesita la ciudad. Compromiso real con el eje logístico de Córdoba. Menos palabras y más realidades para los próximos cuatro años.

Coincidirán conmigo en que pocas ciudades poseen la singularidad histórica y cultural de Córdoba, cuatro veces Patrimonio de la Humanidad. El reto es mejorar la proyección internacional de la Marca Córdoba, referente de turismo de calidad, incrementando la oferta turística, aumentando la calidad del destino y mejorando la gestión.

Hemos de aprovechar el nuevo horizonte que se abre con la puesta en marcha del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones, que será una realidad durante este mandato, y la reapertura total del Palacio de Congresos, hitos que deben servir para hacer de Córdoba capital nacional congresos y para promocionar grandes eventos internacionales.

Córdoba es cultura. Y debemos apostar por este eje. Con seriedad. De la mano de los creadores, consolidando y mejorando la programación actual con grandes citas y nuevos espacios para los jóvenes creadores. Cultura con todos y para todos.

Y aquí no puedo olvidar a una de las partes centrales de nuestra ciudad: nuestro Casco Histórico, la imagen que nos proyecta al mundo. Tenemos que garantizar su protección y la convivencia de sus vecinos. Lo haremos a través de la concejalía de Casco Histórico desde la que se hablará con todos para adoptar las medidas necesarias que garanticen el día a día de los vecinos con la actividad turística, cultural y económica.

Uno de los mayores retos para ciudades como la nuestra es la tecnología. Y uno de los mayores retos para su alcalde, cuando piense en cómo aumentar el empleo, también va a ser la tecnología. Las herramientas existen, la inteligencia artificial ya está aquí, cada vez existen más servicios automatizados. Estamos obligados y vamos a ser imaginativos para hacer de Córdoba una Smart City que mejore la calidad de vida y nos brinde oportunidades de actividad económica y empleo. Lo dije antes, pero lo reitero, el talento existe, brindemos oportunidades.

Voy a ser el alcade de todos. El de todos los barrios. Me obsesiona el empleo, acabar con la triste estadística de que en Córdoba hay cuatro de los barrios más pobres de España. Detrás de los números hay personas que reclaman a su ayuntamiento medidas concretas. No declaraciones de buenas intenciones. Es hora de adoptar medidas. Planes específicos contra la exclusión social en estas zonas, de la mano de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España. Nadie se puede quedar atrás. Nadie se va a quedar atrás.

Conozco la realidad de nuestra ciudad. Sé que el acceso a la vivienda es un problema real para muchos. Le dedicaremos una especial atención, propondremos un programa de vivienda de promoción pública y privada, para llegar a aquellas personas que no pueden acceder al mercado libre ni tampoco beneficiarse de las viviendas de protección oficial. Con el apoyo del nuevo gobierno de la Junta de Andalucía, impulsaremos la construcción de viviendas que, por venta, alquiler o alquiler con opción de compra, den respuesta a las necesidades de nuestros jóvenes, de las familias y de las personas mayores de 65 años.

También contemplamos ayudas específicas a la rehabilitación. Y un compromiso firme. Un alcalde no puede permitir que existan en su ciudad personas que viven encerradas en sus viviendas por carecer de ascensor. Impulsaremos, por tanto, desde Vimcorsa y en colaboración con la Junta acciones que culminen la instalación de ascensores previstos en cientos de comunidades de vecinos de nuestra ciudad.

El Ayuntamiento tiene que estar al lado de quienes más lo necesitan. Y lo vamos a estar. Trabajaremos para reducir la insoportable lista de espera actual.

Haremos una Córdoba para todos, para no dejar a nadie atrás. Pensamos en los mayores, los menores en situación de vulnerabilidad, las mujeres que sufren violencia de género, las personas que se encuentran en situaciones de exclusión social y, en general, las familias, así como la juventud.

Defiendo y creo en una Córdoba de Todos. Y esa Córdoba debe ser inclusiva en su más amplia acepción. Sueño y voy a trabajar por una ciudad amable para todos, adaptada a todos. Y muy especialmente a quienes sufren algún tipo de discapacidad. Vamos a poner en marcha un Observatorio de la Discapacidad de la mano de las asociaciones que trabajan con estas personas para que nos marquen el camino a seguir, que nos digan qué puede hacer el Ayuntamiento por ellos. Vamos a avanzar durante este mandato, sin lugar a dudas, en materia de inclusión, inclusión con mayúsculas.

Convertiremos Córdoba en una ciudad más amable, limpia y verde, con parques y jardines mejor cuidados, más calles peatonales, mejor iluminación y espacios reservados para personas con movilidad reducida. Siempre escuchando a vecinos y comerciantes.

En estos cuatro próximos años desarrollaremos el más ambicioso programa de inversión de obras de arreglo, mantenimiento y conservación de estos espacios. Existen recursos suficientes para ello. Y si queremos que Córdoba avance, ha de avanzar cada uno de sus barrios. Todos los barrios de nuestra ciudad.

Hay que apostar por el crecimiento sostenible que, satisfaciendo las necesidades de las generaciones presentes, no comprometa las de las venideras. Avanzaremos los próximos cuatro años en la modernización, renovación y reciclaje de la ciudad y por la mejora del medio ambiente urbano en general. Es un compromiso de todos. Que asumo con absoluta responsabilidad.

Córdoba debe culminar su cinturón verde. Asumiremos como objetivo de este mandato la construcción de dos grandes parques, el Parque de Levante y el Parque de la Arruzafilla que incorporen equipamientos públicos necesarios, vinculados al deporte y al ocio.

El ocio y deporte deben ser parte de la acción central de un gobierno municipal. Urge poner orden en la gestión deportiva de nuestra ciudad. Para atender a nuestros hijos, ellos configuran el deporte base de nuestra ciudad. Vamos a garantizar la seguridad en las concesiones de las instalaciones municipales, apoyar a los clubes de nuestra ciudad siempre, cuando ganen, pierdan o empaten.

Vamos a trabajar para mejorar todas las instalaciones deportivas de la ciudad, salas de barrio, circuitos al aire libre,... Sin olvidar los nuevos equipamientos que la ciudad necesita. Son actuaciones imprescindibles para el fomento de hábitos saludables en nuestra ciudad y que conciernen a todos.

Hablé antes de nuestro compromiso con la cultura. Y ahora quiero abordar nuestras tradiciones. La identidad cordobesa contempla múltiples facetas, desde las tradiciones populares a las más diversas manifestaciones culturales.

La Semana Santa, las cruces, los patios, la tauromaquia, el mundo del caballo, la caza o la pesca, así como otras expresiones populares, como el carnaval, conviven con múltiples eventos culturales a lo largo del año, auspiciados no sólo por el Ayuntamiento, sino también por diversas instituciones públicas y privadas, algunas de gran raigambre en la ciudad.

Momentos tan significativos del año como la Navidad deben contar con más apoyo por parte del Ayuntamiento. Es una oportunidad para situar a nuestra ciudad en el mapa, hacer visible nuestra marca. Por ese motivo, desarrollaremos un espectáculo de luz y sonido a la altura de otras ciudades de España.

Preservar y difundir todas esas señas de identidad materiales e inmateriales debe ser otra prioridad de quienes ostentan responsabilidades públicas.

No quisiera terminar este discurso sin dirigirme a los trabajadores de este Ayuntamiento, de las empresas públicas municipales y de los organismos autónomos. Confío en su trabajo, en su vocación de servicio público. Y su implicación por una Córdoba mejor. Su ayuda es necesaria, mejor dicho, imprescindible. Les anuncio a ellos y a toda la ciudadanía que el gobierno municipal que encabezo garantizará la viabilidad y el carácter público de todas las empresas municipales.

Arranca una etapa apasionante. Una etapa que va a estar presidida por el diálogo con todas las fuerzas políticas para situar a Córdoba donde se merece. Diálogo para que nadie se sienta excluido. Diálogo para que todos nos sintamos parte de un proyecto común de ciudad.

Os pido que seáis exigentes, que seáis reivindicativos, que seáis ambiciosos. Voy a ser un alcalde ilusionado con mi ciudad. Adelanto que, quizás, cometeré errores por hacer cosas, por querer mejorar Córdoba. Pero prefiero equivocarme por hacer y luego rectificar si fuera necesario, que caer en el dulce letargo del vacío.

Exigidme, exigidnos y exigiros que nunca falte la ambición que Córdoba merece y los cordobeses necesitan.

Mi pacto con vosotros, mi pacto con Córdoba es ILUSIÓN, PASION Y AMBICION. Trabajaré sin descanso para poner a Córdoba donde se merece. Y lo haré pensando en todos los cordobeses, sin exclusiones. Porque Córdoba Somos Todos.

Muchas gracias.

Etiquetas
stats