Detenidos los dueños de una almazara por comprar aceituna robada

Dos guardias civiles, en una operación de vigilancia.
La Guardia Civil, en el marco de un operativo especial, descubre que esta empresa podría haber llegado a recoger hasta 500 toneladas de fruto robado | Los empresarios anotaban la aceituna a nombre de fincas que no daban permiso

La Guardia Civil, en el marco de la operación Almazara, desarrollada en la provincia dentro del Plan de Lucha contra las sustracciones en las explotaciones agrícolas y ganaderas, ha procedido a la detención de los propietarios de una empresa de la ciudad de Córdoba por los delitos de receptación de aceitunas sustraídas, falsedad documental y blanqueo de capitales. Entre los arrestados están el gerente y los propietarios de esta empresa.

Según ha informado el instituto armado a través de una nota de prensa, las investigaciones realizadas durante varios meses por el Equipo Roca de la Compañía de Córdoba de la Guardia Civil han permitido detectar cómo en la citada almazara se ha venido recibiendo gran cantidad de fruto de aceituna de procedencia ilícita. La mercancía al llegar era pesada y anotada a nombre de propietarios de olivos sin que éstos tuvieran conocimiento de ello y, en algunos casos, como es el de una de las detenidas, con entrega de un número de kilos muy superior a la producción de sus tierras. Se ha dado el caso de que con autorizaciones de propietarios de parcelas de tan solo cinco olivos se entregaban miles de kilos de aceitunas.

De la documentación analizada se desprende que han podido entrar ilícitamente en la almazara más de 100 toneladas de aceituna a lo largo de la presente campaña y más de 80 en la campaña anterior 2014/2015. Al parecer, esta actividad ilícita se venía realizando desde el año 2004, lo que, de confirmarse, podría suponer una receptación de aceituna sustraída acumulada desde esa fecha que podría superar las 500 toneladas.

El modus operandi consistía en que los propietarios de la almazara y un empleado de la misma procedían a recibir mercancía sin ninguna acreditación de procedencia o con autorizaciones falsas, siendo anotada en una contabilidad paralela hasta que, cuando disponían de una cantidad próxima a las diez toneladas, se imputaba tal cantidad en el libro de registro a nombre de una de las personas ahora detenidas, propietaria de una extensión de olivar y a la vez copropietaria de la empresa de fabricación de aceite.

El pago de las aceitunas entregadas se hacía aproximadamente a la mitad del precio de mercado, lo que ha podido reportar a los detenidos un enriquecimiento ilícito superior a los 80.000 euros en los dos últimos años.

Asimismo en el curso de la investigación han sido detenidas otras personas: un empleado de la almazara que también participaba en la actividad ilícita y otras cuatro, vecinas de una barriada de esta ciudad, supuestamente autoras de sustracciones de aceitunas en diferentes explotaciones agrícolas y que posteriormente llevaban lo sustraído a la almazara investigada.

El análisis de la documentación permitirá a la Guardia Civil esclarecer un buen número de delitos de hurto de aceituna efectuados en diversas fincas de la provincia de Córdoba.

Etiquetas
stats