¿Desconfinamiento a 35 grados? Tras la lluvia avanzadilla veraniega

Los niños vuelven a salir a la calle tras estar confinados en casa durante 46 días | MADERO CUBERO

El pasado 15 de marzo, 47 millones de personas echábamos el cerrojo de la puerta sin saber qué día lo volveríamos a abrir. Aquella jornada las máximas apenas alcanzaron los 24 grados en una tarde de tormentas. Casi un calco de lo que día a día hemos ido viviendo en esta interminable cuarentena que ahora, por fin, parece tener algo de luz al fondo del largo túnel. Si todo sigue como hasta ahora, el próximo sábado recuperamos parte de nuestra antigua normalidad. No será la de entonces; la distancia física, la precaución, y la prudencia nos van a acompañar aún durante muchos meses más. Tampoco lo será el tiempo. Para el próximo domingo, cuando todos podamos volver a salir a la calle, lo haremos sin lluvia y con unas temperaturas que de golpe y porrazo nos van meter de lleno en algo parecido al verano.

Del flujo atlántico a la dorsal norte-africana

La semana que hoy comienza va a empezar bajo la lluvia y ambiente relativamente frío, y terminará con cielos despejados y temperaturas propias de mediados de junio. El responsable de este cambio va a ser la intrusión de una masa de aire cálido desde el norte de África de cara al próximo fin de semana que llevará el termómetro a superar ampliamente la barrera de los 30 grados en el sur peninsular. Antes la atmósfera peninsular seguirá bajo el dominio del flujo atlántico, que seguirá trasladando humedad oceánica hasta la vertical de la Península Ibérica.

Esto se traducirá en ambiente muy nuboso con lluvias que podrán ir acompañadas de tormentas en las primeras jornadas de la semana. Desde el miércoles experimentaremos una notable mejoría que a partir del viernes irá acompañada de un marcado ascenso de las temperaturas. Para entonces, la aproximación de una extensa borrasca hasta las inmediaciones de las Islas Británicas, cambiará el flujo del oeste por otro del sur, lo que inyectará aire cálido norte-africano en buena parte de la mitad sur peninsular.

Lluvia y temperaturas en progresivo ascenso

La jornada del lunes será sin duda la más lluviosa de toda la semana en la provincia. La presencia de humedad atlántica y una mayor inestabilización de la atmósfera se traducirán en lluvias en toda la provincia, que localmente podrán ser intensas, y que se intensificarán a lo largo de la tarde, pudiendo ir acompañadas de tormentas. La lluvia continuará durante la jornada del martes 28 de abril, pero de manera más débil y con clara tendencia a ir remitiendo. Una tendencia que se mantendrá y reforzará desde la jornada del miércoles, para dejar paso a una semana con tiempo menos nuboso y mucho más estable.

Las temperaturas por su parte experimentarán un progresivo ascenso con el paso de las jornadas, comenzando la semana con máximas por debajo de los 20 grados en el valle del Guadalquivir y en el entorno de los 15 grados en el resto de la provincia. Poco a poco irán subiendo hasta quedar de nuevo en el entorno de los 25 grados durante la tarde del próximo viernes.

Avanzadilla veraniega en el inicio del desconfinamiento

Sin duda, el gran cambio al que ya apuntan los modelos meteorológicos se dará a partir del próximo sábado. Durante esta jornada nos hará visita una vieja conocida que suele acompañarnos durante los meses de verano, la dorsal anticiclónica norte-africana. Su paso va a ser breve pero lo suficientemente intenso como para provocar un ascenso de unos 10 grados en las máximas en 48 horas.

La irrupción de la masa de aire en altura será tan cálida como para llevar el termómetro en superficie hasta el rango de los 35 grados. Serían las tardes del domingo 3 y el lunes 4 de mayo las más cálidas del episodio, en las que la manga y el pantalón corto serán los mejores compañeros de viaje para los paseos que están por venir.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats