¿Debe Córdoba cobrarle una tasa a los turistas?

Turistas en el espectáculo nocturno 'Córdoba, la ciudad de las tres culturas' en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba | MADERO CUBERO

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, acaba de reabrir un debate que estaba durmiente en Córdoba. ¿Debe la ciudad cobrarle una tasa a los turistas que vienen a visitarla para luego reinvertir ese dinero precisamente en la mejora del turismo? Díaz planteó que la Junta ha descartado totalmente aplicar esta tasa a nivel autonómico, pero ha dejado la puerta abierta para que aquellos ayuntamientos que quieran hacerlo la fijen. ¿Y qué pasa con Córdoba?

El debate estuvo hasta hace un año sobre la mesa. IU, que controla el área de Turismo en el Ayuntamiento, es partidaria de implantar esta tasa turística mientras que el PSOE se muestra reticente aunque dispuesto a estudiar fórmulas. Ahora, la presidenta de la Junta ha dejado abierta la puerta a que en el Ayuntamiento se vuelva a discutir un asunto que ciudades como Sevilla o Granada se muestran dispuestas a plantear.

Actualmente, ciudades como Barcelona ya cobran una tasa a los turistas que pernoctan en la ciudad que no llega ni al euro por noche. Ese dinero es posteriormente reinvertido en políticas turísticas o de conservación del patrimonio. En Andalucía, la presidenta de la Junta sostiene que aplicar la tasa turística puede ser bueno para lugares ya masificados, pero malo para aquellos puntos donde más está creciendo el turismo en los últimos años: el interior y las ciudades medias. Por eso, por que considera que el turismo está ayudando a mitigar los efectos de la crisis en esta zona, descarta la aplicación de la famosa tasa turística, pero anima a que dentro de su “autonomía” los ayuntamientos que quieran la apliquen. Eso sí, recuerda que será el Gobierno central el que tenga la última palabra.

En Córdoba, IU quiere reabrir el debate en el seno del Instituto Municipal de Turismo (Imtur), recién creado. La formación apuesta por aplicar la tasa, aunque sostiene que no tiene porqué ser a los turistas que duermen, sino que se podría aplicar a los autobuses que llegan a la ciudad, descargan a decenas de visitantes que en apenas un par de horas recorren la Judería sin apenas hacer gasto para regresar a sus puntos de origen. Los socialistas lo que no ven con buenos ojos es que precisamente se pueda aplicar una tasa turística a las pernoctaciones, cuando Córdoba es una ciudad donde precisamente se busca que aumenten.

Los pisos turísticos

Por otra parte, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, animó este miércoles, en la inauguración de Fitur 2018, a que los ayuntamientos tengan mano dura con los operadores que gestionen pisos turísticos en sus municipios que estén incumpliendo la normativa. “Nos preocupa que algunas agencias que no tienen licencia sigan actuando en el marco de la impunidad. Ese tiene que ser uno de los elementos a tener en cuenta por nosotros, por el Gobierno de España y algunos ayuntamientos. La inspección por las corporaciones locales tiene que ser mayor”, reclamó la presidenta, que consideró que la proliferación de estos pisos “sí provoca un enfrentamiento entre el turista y el vecino”. “Los turistas nunca sobran. Los que sobran son los que no tienen capacidad de gestionar un buen turismo”, dijo.

En Córdoba, el Ayuntamiento ha creado un equipo de trabajo entre varias delegaciones para abordar el asunto. Desde hace dos meses, técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, de Turismo, de Hacienda y de Vimcorsa están trabajando en el diseño de un estudio de diagnóstico sobre el sector. El primer objetivo pasa por saber cómo está la situación: hacer un mapa del número de pisos turísticos que se ofrecen en la capital y saber si de verdad hay o no saturación. Después se plantearán las medidas a tomar, en el caso en que se considere que de verdad están siendo un problema.

Etiquetas
stats