Cuatro cordobeses quieren revolucionar el nuevo ‘Gran Hermano’

Los cuatro aspirantes a concursar en 'Gran Hermano: Revolution'.

Una, dos, tres… y hasta cien personas en una misma casa. Nada más y nada menos que un centenar de individuos, hombres y mujeres, comparten un solo domicilio, que no es uno cualquiera. Pero sólo pueden quedar dieciséis. Ése es el punto de partida de una nueva edición, y es ya la decimoctava, del programa ‘Gran Hermano’. “Llega la revolución”, avisa Telecinco en relación a la enésima emisión del formato producido por Zeppelin TV. Un comienzo que no es tal en realidad y del que forman parte hasta cuatro cordobeses, tres hombres y una mujer, que buscan revolucionar -si es que cabe esa posibilidad- el espacio de la cadena de Mediaset. Esta noche es posible saber quién de ellos consigue un lugar en el hogar más vigilado de España, el que se sitúa en la madrileña localidad de Guadalix de la Sierra. La gala inicial arranca a las 22:00.

Todo es hermético en torno a la GH: Revolution o, lo que es lo mismo, Gran Hermano 18. De hecho, ésta es la edición con mayor secretismo, entre analistas de televisión, de un formato que parece inagotable. Lo cierto es que en la noche del lunes Telecinco emitió un primer capítulo del programa en acces time -la franja anterior a la principal en la pequeña pantalla, denominada prime time y cada vez más tardía- en el que el conductor del espacio, Jorge Javier Vázquez, expuso la situación. Ésa es la siguiente: el domingo cien personas entraron en la casa de Guadalix y este martes se elegirá a sólo dieciséis. Uno es seleccionado por los aspirantes a concursantes, otro por la audiencia y los catorce restantes por la productora, Zeppelin TV. De la comuna a la comodidad habitacional. Entre toda esa gente se encuentran, efectivamente, cuatro cordobeses que quieren revolucionar el proyecto.

En la casa conviven ahora mismo personas de todas las edades, nacionalidades y profesiones. E incluso se reúnen familias en desavenencia o parejas rotas. Etcétera. Dentro de ese panorama dos hombres y una joven de Córdoba capital intentan lograr un hueco. Cristóbal Ángel Castilla, más conocido como Cristo -sobre todo en el mundo del Carnaval, pues es chirigotero-, es uno de ellos. A sus 38 años, este amante de las coplas de febrero es comercial y humorista -tal y como le define su ficha- y además de la fiesta de Don Carnal le gusta, eso dice, el edredoning y el deporte. “La gente me confunde con el niño de la Pantoja”, deja dicho ya tras su primera aparición en la casa de Guadalix.

Más jóvenes son los otros dos aspirantes de la capital. Juan Gámez tiene 27 años y reside en Londres, donde es asistente de un salón de belleza. Dice ser apasionado de los festivales de música, de los viajes y conocer mundo, de los videojuegos, de las series y del deporte -de todo tipo-. Mientras, Eva Roldán es la benjamín de todos ellos. Cuenta con 20 años y es estudiante de Grado Superior de Finanzas, si bien trabaja de manera ocasional como modelo y azafata También le gusta el deporte además de “la fiesta, cantar, bailar twerking, las sesiones de fotos, tomar el sol y la buena vida”. La presencia de la provincia la cierra David Manzano, natural de Puente Genil. A sus 32 años, este muchacho es profesor universitario e investigador de Historia y Ciencias Políticas y tiene como aficiones la danza, los viajes, el deporte -también- y, cómo no, la Historia.

Etiquetas
stats