La cordobesa EcoRail pide anular los contratos de Adif para abrir el AVE a la competencia

Trabajadores de Magtel.

EcoRail, filial ferroviaria del grupo Magtel, ha remitido un escrito a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el que solicita que se anulen los contratos que Adif firmará próximamente con Renfe y sus futuros competidores, SNCF y Treintalia, para abrir el AVE a la competencia a finales de año.

La compañía sustenta esta petición en argumentos técnicos que asegura haber extraído de los reglamentos europeos, tal como adelanta en su edición de este lunes el diario Expansión y confirmaron a Europa Press en fuentes de la empresa.

Asimismo, EcoRail considera que el superregulador no valoró correctamente la propuesta de negocio que realizó la empresa, una de las que el pasado año pujó por entrar a competir a Renfe en el AVE y no logró hacerse con capacidad en el marco del concurso público que promovió Adif.

La empresa suma el escrito presentado ahora a la CNMC al recurso que a finales del pasado año inició contra dicho proceso de adjudicación de capacidad.

En virtud de este inicio de recurso, la compañía andaluza solicitó a través del Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo información sobre la adjudicación para decidir si finalmente lo formaliza.

No obstante, este proceso y la correspondiente consecución de información se han visto paralizados por la suspensión de trámites administrativos derivados del estado de alarma, según detallaron a Europa Press en fuentes de la empresa.

El inicio de este procedimiento no obstaculizó el proceso de adjudicación de capacidad con los operadores que la consiguieron ni el calendario del proceso de liberalización, toda vez que el próximo 14 de diciembre es la fecha fijada para la liberalización del transporte de viajeros en tren en toda la UE.

No obstante, la firma por parte de Adif con Renfe y el resto de adjudicatarios de los contratos en los que detallan las circulaciones y servicios que prestarán en las tres líneas AVE que se abren a la competencia, inicialmente prevista para el pasado 13 de abril, está pendiente de las dudas que la CNMC planteó sobre el correspondiente a la compañía ferroviaria pública española.

La compañía que preside Isaías Táboas tiene de plazo hasta finales de esta semana para remitir sus alegaciones a Adif para que, a su vez, se las dirija al 'superregulador'.

Propuestas de EcoRail

En cuanto a EcoRail, la firma compitió por dos de los tres paquetes de servicios en los tres AVE que se abren a la competencia que Adif ofertó, tal como se desprende de las resoluciones aprobadas hace unas semanas por la CNMC y que la empresa pide anular.

En concreto, se quedó cerca de hacerse con el paquete B, que supone realizar 16 circulaciones diarias, y que finalmente logró Ilsa, sociedad de Treintalia y Air Nostrum.

EcoRail ofreció prestar el 65% de la capacidad de circulación que Adif ofertaba, pero Ilsa se lo quedó al proponer el 70% de los servicios inicialmente permitidos por el AVE a Barcelona, el AVE a Valencia y el que une Madrid con Sevilla.

En el caso del paquete de servicios C, el que conlleva realizar cinco circulaciones al día por estas tres líneas, propuso un grado de prestación del 89% de los surcos ofertados, si bien SNCF se quedó con estos servicios al proponer el 100%.

En sus resoluciones, la CNMC indica que EcoRail tenía previsto comenzar a dar servicio un año después de la liberalización, a principios de 2022, y que “no concreta la fórmula de acceso a los trenes para ello, más allá de cartas de compromiso para su fabricación y, en su caso, arrendamiento”.

Etiquetas
stats