Córdoba bajo cero: aviso amarillo por frío en una semana heladora

Un vehículo congelado en la mañana de este domingo | KIKE IRAUNDEGI

Ni gota. Desde que naciese el año, y ya desde bastante antes, el cielo echó el cerrojo y dijo un hasta nunca a las nubes y a la lluvia. En su lugar un cielo azul limpio que con el paso de los días se fue convirtiendo en una losa que por física de la atmósfera ha regalado mínimas propias de advecciones frías siberianas de las que llenan horas de telediarios. La carencia del fenómeno meteorológico ha provocado que registros que han superado umbrales de aviso por frío, pasen sin pena ni gloria ante unos medios ávidos de extravagancias meteorológicas para poder generar esa suerte de estado de alerta perpetua. Una dinámica que seguirá durante los próximos días con mañanas heladoras que seguirán dejando registros muy por debajo de los cero grados en el interior peninsular, también en Córdoba.

Mínimas bajo cero y avisos por frío

Desde que comenzase el invierno astronómico, la dinámica atmosférica se acopló milimétricamente con el canon meteorológico de esta época del año en la España peninsular. Altas presiones sobre la Península que hacen las veces de muro infranqueable a las borrascas atlánticas y una atmósfera estable, con poco movimiento horizontal del aire, idóneo para fuertes inversiones térmicas durante la noche. Una suma que combinada con las pocas horas de luz permite fuertes contrastes térmicos sobre superficies que alcanzan en estos momentos sus picos fríos del ciclo anual.

Dicho de otro modo, que aún con una masa de aire relativamente 'cálida' en altura, las mínimas en el fondo de valles y superficies mesetarias resultan especialmente heladoras. Así se han alcanzado estos días mínimas de hasta -10 °C en puntos de la Meseta Central, registros que ausentes de titulares mediáticos sólo han resultado de interés para los que tienen por afición observar el cielo. Temperaturas que aunque más contenidas, han salpicado el resto de la geografía peninsular, siendo Valsequillo, en el norte de Córdoba, con sus -4.6 °C del 6 de enero, el récord por frío en la provincia en lo que va de año. Registros heladores también en un valle del Guadalquivir que ha evidenciado su potencial con los -3.4 °C alcanzados en la calurosa Montoro-Vega Armijo, o el -1.3 °C de Córdoba aeropuerto.

Mínimas que se van a mantener e incluso potenciar, pudiendo llegar a darse registros inferiores a los -5 °C en zonas de valle y mesetarias del norte de la provincia, y que en el valle del Guadalquivir podrían bajar de los -2 °C. Situación que ha supuesto la activación de un aviso amarillo por bajas temperaturas en campiña cordobesa y que podría repetirse en esta y otras zonas de la provincia durante el resto de la semana.

Y es que esta dinámica de altas presiones peninsulares es la que va a seguir acompañando al país durante los próximos días, con la salvedad que de cara al fin semana, la influencia de una masa de aire polar que se descolgará hasta el interior europeo, sustituirá parcialmente la masa de aire en altura, inyectando más frío sobre la vertical de la península Ibérica, siendo más acusado en el cuadrante noreste. Una inyección de aire que dependiendo de la presencia o ausencia del viento, dejará un descenso de las temperaturas que podría ser más que notable en las máximas, y que podría llevar a mínimas aún más bajas que las que se experimenten durante los próximos días. Toca abrigo, y del bueno.

Ampliación: activado el aviso amarillo para la madrugada del martes

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decidido ampliar la activación del aviso amarillo por bajas temperaturas también para la madrugada del martes en el Valle del Guadalquivir, según detalla a través de su página web. Aemet prevé mínimas de un grado bajo cero, aunque este mismo lunes ya se han alcanzado los -2,1ºC. El aviso estará activo entre las 2:00 de la madrugada y las 10:00 de la mañana de este martes.

Puede seguir a Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats