Convocada una protesta por el 'fiasco' en la Normal

Martín y Nieto en una visita a las obras de la Normal | MADERO CUBERO
El consejo de distrito Sur pide el apoyo de toda la ciudadanía "porque esto lo vamos a tener que pagar todos los cordobeses" | Será el 6 de marzo a las 19.00 horas | Los vecinos piden explicaciones y que se depuren responsabilidades políticas por la paralización de las obras

El conflicto de la Normal llegará a la calle el próximo día 6 de marzo, a las 19.00 horas, fecha acordada en la tarde de ayer por los representantes del consejo de distrito Sur, que hacen un llamamiento a toda la ciudadanía "porque este problema al final lo vamos a pagar todos los cordobeses", señaló el máximo responsable del órgano vecinal, Antonio de la Rosa, que recalcó que "estamos hablando de un proyecto europeo, sujeto a unos plazos y a unas cantidades- casi 5 millones de euros-que si no se justifican se van a tener que devolver, y además, pueden penalizarnos para futuras actuaciones".

Junto a la concentración y la protesta ciudadana, el consejo de distrito también acordó en su sesión de ayer reclamar al Ayuntamiento la convocatoria de una junta municipal de distrito de carácter extraordinario para que el responsable de toda esta gestión, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis martín, "se explique y nos informe de algo porque, hasta ahora, no lo ha hecho", indicó De la Rosa.

Durante todo este tiempo tampoco se ha sabido nada del órgano de seguimiento que en su día se creó para que los vecinos de la zona tuvieran información puntual del estado de ésta. Ahora se reclama una convocatoria y, de la misma manera, se piden explicaciones. Las medidas aprobadas ayer por el consejo de distrito, que acabó pasadas las 21.15 horas, contemplan también el envío de cartas a los grupos de la oposición para que, en los órganos que sean pertinentes, cuestionen y pidan responsabilidades políticas a Martín.

El conflicto por el retraso de las obras en la antigua escuela de Magisterio viene prolongándose desde hace meses. Los problemas comenzaron en septiembre con las obras paradas, hecho que negó Luis Martín, como que la empresa hubiese reclamado más dinero para las obras de cimentación. Dos meses después, fue el alcalde, José Antonio Nieto, el que reconoció lo que el presidente de la Gerencia había negado: las obras estaban paralizadas. La reacción del alcalde fue furibunda contra la constructora (filial de ACS) a la que acusó de "soberbia y chulería" advirtiendo, además, con resolver unilateralmente el contrato.

Paralelamente, la Gerencia remitió un modificado de la obra, que incrementó su coste en 380.000 euros y Nieto, harto de incumplimientos de Vías y Construcciones, señaló directamente el juzgado en el mes de diciembre. El último acto ya hay que buscarlo en enero deeste año y fue el ultimátum de la Gerencia, que daba cinco días de plazo a la empresa para reanudar las obras y que ha tenido respuesta inmediata por parte de la adjudicataria: interponer un contencioso administrativo y paralizar las obras de forma efectiva.

¿El resultado? El mismo que después del verano: obras paralizadas. ¿El coste? Más allá de los cinco millones, la más que posible pérdida de la subvención de la UE, algo que se niega desde la Gerencia. ¿Los perjudicados? Los vecinos que, una vez más, ven cómo el gran proyecto del distrito Sur queda en el aire y, por el momento, sin vía de solución, más allá de la que determine un juez.

Etiquetas
stats