Los controladores de patios denuncian desinformación en el proceso de contratación

Una de las calles de San Basilio, totalmente atestada de público | TONI BLANCO

La publicación de la noticia de que los controladores solo cobrarán 5 de los 14 euros que anunció el Ayuntamiento ha causado un enorme alboroto entre éstos y ha ido pasando de grupo en grupo. No ha sido exactamente una sorpresa, pues la gran mayoría de los encuestados reconocen que la empresa les dijo en todo momento que su salario iba a ser ése, aunque todos coinciden en que el proceso de contratación se ha hecho con "falta de información" sobre cuánto cómo y cuándo se va a cobrar con exactitud, e incluso hay quien denuncia que se ha llegado a "falsear" la oferta.

A Marisa -nombre ficticio-, por ejemplo, le llegó el 29 de abril un mensaje de Whatsapp que le informaba de la siguiente oferta de trabajo (Sic): "Se busca urgentemente personal para trabajar de controladores de patios. Se requiere titulación ( da igual la que sea ) y dominio en idiomas para orientar a los visitantes no muy alto (manejo de idioma para atender al turismo, dirigirlos a algun sitio,explicacion de plano,tec). La hora sería unos 10 euros aproximadamente en horario de 11 a 14 y de 18 a 23 desde el 1 al 13 de mayo".

A la oferta le seguía un correo electrónico de contacto asociado a la empresa Uniges-3, concesionaria del servicio de controladores de patios durante este año. Marisa echó el CV y al día siguiente, siempre según su testimonio, la llamaron y le dijeron que la oferta estaba errónea y "que eran 5 euros la hora". Ella lo aceptó. Acto seguido le enviaron otro email.

"Desde Uniges 3 le damos la bienvenida a nuestra empresa para formar parte de la plantilla encargada del control de accesos de los Patios 2018. Le adjunto la ficha de empleado que deberá rellenar y volver a enviar a este email en el día de hoy", decía el correo electrónico. Tenía lógica la urgencia, pues el Concurso de Patios se iniciaba exactamente al día siguiente.

Los datos adjuntos del correo contaban con una ficha que pedía datos básicos: Nombre, apellidos, dirección, número de la seguridad social, titulación y número de cuenta. Ni una pista sobre el número de horas que se iba a trabajar, ni cómo ni cuándo se iban a cobrar, ni el precio por hora según convenio, ni un emplazamiento para firmar el contrato. Marisa quería trabajar así que lo rellenó y reenvió.

Comenzó a trabajar al día siguiente sin haber firmado ningún contrato y sin haber recibido, hasta la fecha, ningún mensaje que le indique que está dada de alta en la Seguridad Social. Ella no está preocupada, pues está acostumbrada a trabajar en contratos temporales aquí y allá y a veces no recibe mensajes y luego comprueba que está todo correcto. Está convencida de que en ese aspecto todo está correcto.

Tampoco se siente engañada por la empresa, puesto que accedió a trabajar y a cobrar el salario pactado. Sí que sostiene que, hasta la fecha no ha firmado nada y que este documento con sus datos es lo único que Uniges-3 tiene con su firma y que la vincula al trabajo de controladora de patios, una tarea que compatibiliza con sus estudios universitarios.

Denuncian falta de contadores de visitantes

Su caso es muy parecido al de la gran mayoría de encuestadas: Es una chica joven con residencia en Córdoba capital que está estudiando y que tiene un título de inglés. Éste es el perfil predominante entre quiénes ejercen este año la labor como controladores de patio. Aunque no es el único. Hay también quién vive en la provincia y quien tiene que sumar gastos de desplazamiento y dietas de su propio bolsillo. La mayoría de estos últimos empiezan su jornada a las 10.00 horas y durante el break del medio día, como no pueden volver para almorzar en sus casas se tienen que quedar en la capital y esperar allí a que empiece el turno de tarde. En total, 12 o 13 horas fuera.

Otra de la denuncia más habitual, negada este lunes por la empresa, hace referencia al número de camisetas oficiales que se habría entregado a cada controlador. Aunque, entre los controladores encuestados por Cordópolis hay quien afirma tener dos, la mayoría insiste en que tienen solo una, y hay algunos que este lunes ni siquiera las llevaban puestas mientras trabajaban.

La falta de material es extensible al contador de visitantes, un pequeño aparato metálico que, con un simple golpe de pulgar, permite registrar el número de personas que entran a cada patio. "Yo no lo tengo. Me dijeron que lo iban a enviar, lo he pedido un par de veces, pero nada. Y no soy la única. Hay más de 20 controladores sin contador", sostiene uno de ellos, que suple la falta del aparato apuntando en su móvil.

Otra de las quejas que todos repiten es sobre el plazo de cobro. La mayoría dicen haberse enterado este lunes en los comentarios y en los grupos de Whatsapp de que no van a cobrar hasta septiembre. "Como mínimo hasta que la empresa cobre del Ayuntamiento", señala una de las controladoras. Este medio ha llamado durante la tarde de ayer en repetidas ocasiones a la empresa para recabar nuevas declaraciones al respecto, sin haberlo logrado, puesto que el horario de atención al público terminaba a las 15:00.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2018 - 05:41 h
stats