Chaves y Pimentel discrepan sobre la reforma laboral ante un club de directivos

.
La Fundación Cajasol, que anuncia que abrirá un espacio en Ronda de los Tejares, reúne a dos exministros de Trabajo para disertar sobre el desempleo en Andalucía y en España

Dos exministros de Trabajo discrepando sobre la última reforma laboral ante un club de directivos. Ayer por la mañana, Manuel Chaves y Manuel Pimentel se citaron en el Parador de la Arruzafa a desayunar, invitados por la Fundación Cajasol. El objetivo era hablar sobre el mercado de trabajo en Andalucía y en España, y qué se puede hacer para que los niveles de empleo se recuperen. Finalmente, los dos exministros discreparon, bastante, sobre la última reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy ante los directivos que se citaron en la Arruzafa.

Chaves criticó la aprobación de la ley ya que a su juicio ha supuesto “la precarización” del mercado laboral con la multiplicación de contratos laborales. Por su parte, Pimentel aseguró que la reforma “también tiene cosas buenas” y lamentó que el PSOE haya planteado derogarla si llega al Gobierno ya que “eso genera mucha inseguridad jurídica en el empleador”.

El expresidente de la Junta de Andalucía insistió en su exposición en que “en España ha habido más de 25 reformas laborales” y “ninguna ha funcionado”, ya que a día de hoy siguen las desigualdades en cuanto a desempleo en todos los territorios españoles “pese a compartir legislación”. Según la tesis del expresidente, el problema está “en la estructura productiva de la economía”, que no se ha transformado para poder generar empleo. Así, criticó que la última reforma laboral solo ha servido para “destruir trabajo a tiempo completo y sustituirlo por empleo a tiempo parcial”.

Por su parte, Manuel Pimentel sostuvo el “fracaso colectivo” de las políticas de empleo en España, pero argumentó que el objetivo de las sucesivas reformas laborales que se han aprobado en España ha sido el de “una adaptación lenta al nuevo mundo laboral”. Según Pimentel, “la reforma general ha generado competitivad” al agilizar el mercado laboral y flexibilizar las condiciones de contratación. “Antes de contratar un empresario se lo piensa mucho porque da miedo hacer fijos”, ya que posteriores despidos “son muy traumáticos”. Aparte, el exministro también criticó que España sea uno de los países con más cotizaciones sociales por contrato tras Francia y la “altísima inseguridad jurídica”, ante la propuesta del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de derogar la reforma laboral en caso de volver al Gobierno.

No obstante, ambos exministros coincidieron en que para generar empleo hace falta un cambio “de cultura” en los empresarios y los trabajadores de España, y en que ni Andalucía ni España, por sí solas, podrán mejorar las condiciones de su mercado de trabajo, sino es con el apoyo de Europa.

Preguntado por un directivo sobre el destino de los fondos europeos que ha recibido Andalucía, y los numerosos casos de corrupción que han salpicado su gestión, el expresidente defendió su uso. Chaves argumentó que la Junta se marcó un triple objetivo: mejorar las comunicaciones e infraestructuras, que la educación fuera accesible y gratuita para todo el mundo y que se atrajera a Andalucía a nuevos sectores económicos, como el parque aeronáutico de Sevilla. Según Chaves, esos objetivos se han cumplido.

Por su parte, Pimentel aseguró que “Andalucía ha mejorado, pero está más o menos como estaba”. Tirando de historia, el exministro señaló que Córdoba sigue viviendo de lo mismo que lo hacía cuando era capital de la Bética romana: de la exportación del vino, del aceite y del ocio.

Mientras, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, anunció la apertura de un espacio permanente en la ciudad en la avenida de Ronda de los Tejares.

Etiquetas
stats