La central térmica de Puente Nuevo tiene fecha de caducidad: 2020 si el Gobierno acaba con el carbón

Central térmica de Puente Nuevo.

El cambio de Gobierno en La Moncloa ha acelerado lo que parece ser la crónica de una muerte anunciada: el cierre de la central eléctrica de Puente Nuevo, enclavada entre Espiel y Villaviciosa de Córdoba. La térmica, que se alimenta de carbón para generar electricidad, es propiedad del grupo Viesgo. Este viernes, Viesgo le vendía a Repsol sus dos únicas centrales de ciclo combinado. Y anunciaba que no sabía lo que iba a hacer con Puente Nuevo, donde no esperan acometer inversiones en los próximos años.

Sin nuevas inversiones, Puente Nuevo es una central térmica condenada al cierre en el año 2020. Esa es la fecha máxima que tiene para adaptarse a la normativa, más estricta con las centrales más contaminantes como la cordobesa. Viesgo ya ha dicho que no tiene presupuesto para gastarse en Puente Nuevo, aunque insiste en que no ha decidido todavía sobre el futuro de estas gigantescas instalaciones.

Puente Nuevo fue una central que se construyó para generar electricidad a través del carbón. Hasta hace una década, se alimentaba principalmente del carbón que se extraía en las minas del Valle del Guadiato. Una vez que estas minas cerraron, Puente Nuevo pasó a alimentarse de carbón exportado, principalmente de Corea.

Hasta hace poco tiempo mantenía abierta su propia estación de ferrocarril que utilizaban convoyes de mercancías que llevaban el carbón desde la localidad de Peñarroya hasta la propia central térmica. Actualmente, el suministro de combustible se efectúa por carretera con camiones. Hace tres años llegó a volcar un tren de mercancías cargado de carbón con destino a Puente Nuevo.

La central tiene dos equipos de generación con una potencia de hasta 324 megawatios. Produce tanta electricidad como para abastecer a la ciudad de Córdoba, pero su energía no es limpia. De hecho, diversos informes europeos la sitúan como una de las centrales más contaminantes y que más contribuyen a acelerar los efectos del cambio climático de todo el Sur de España. El nuevo Gobierno quiere limitar la quema de combustibles fósiles y acabar prácticamente con el carbón. Puente Nuevo parece que tiene los días contados.

Etiquetas
stats