CCOO denuncia que este verano han pasado por Córdoba 114 trenes sin interventores a bordo

Un tren dentro de la estación de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

La Sección Sindical de CCOO en Renfe denuncia que del 1 de junio al 31 de agosto de este año 114 trenes de larga distancia que pasaron por Córdoba viajaron sin interventor en parte o en todo el trayecto, es decir, sin el personal responsable de la seguridad en el tren y de ejecutar los planes de evacuación en caso necesario. En concreto, se trata de 114 trenes Alvia que hacen el trayecto Madrid-Cádiz-Madrid y Madrid-Huelva-Madrid, pasando por Córdoba, algunos de los cuales llegaron a transportar a más de 800 personas, si bien el sindicato aclara que esta misma situación se produce en otras líneas y trenes AVE.

El sindicato señala a través de una nota de prensa que Renfe ha puesto en marcha un procedimiento por el que muchos trenes de larga distancia solo llevan maquinista y, que siendo excepcional su uso, éste asume las funciones de los interventores y supervisores como el control de acceso al tren. En este sentido CCOO explica que hay estaciones, como la del Puerto de Santa María, en la que por su diseño en curva el maquinista tiene poca visibilidad, más aún cuando lleva un tren de doble composición, es decir, 22 coches. Los maquinistas están abriendo y cerrando puertas sin ver si se han bajado o subido todos los pasajeros, lo que pone en riesgo la seguridad de las personas que acceden al tren, insiste el sindicato.

Además, los interventores y supervisores son los encargados de ejecutar los planes de emergencia y evacuación del tren en caso de accidente. Si se diera un accidente o una situación en la que el maquinista resultara herido o incluso estuviera inconsciente no habría nadie abordo que indicara a los pasajeros la forma de evacuar de forma segura y rápida el tren, y hay que recordar que estos trenes transportan a cientos de personas, remarca CCOO.

La falta de personal no solo está poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros, viajeros con discapacidad en sillas de ruedas, invidentes, etc. sino que también ha obligado a suspender servicios como el de acompañamiento de menores que viajan no acompañados.

Para CCOO, la acuciante falta de personal a la que ha llevado la política de Renfe de no sustituir las bajas ni las jubilaciones solo responde a la intención de la operadora ferroviaria de externalizar servicios para abaratar costes de cara a una futura liberalización del transporte ferroviario, una política que el sindicato repudia y que solo sirve para empeorar la calidad del servicio que se presta a los usuarios y usuarias y poner en riesgo su seguridad.

Por ello, el sindicato conmina a Renfe a sentarse a negociar una oferta de empleo suficiente para garantizar que todos los trenes de viajeros, incluidos los de larga distancia cuenten con un supervisor o un interventor.

Etiquetas
stats