Los bomberos reclaman que les avisen en accidentes de tráfico

Bomberos de Córdoba, en la atención de un accidente | MADERO CUBERO
Los sindicatos de los agentes aseguran que tras el último siniestro en Fuente Obejuna donde murió una persona y resultaron heridas seis más queda demostrada su ayuda en el rescate de las víctimas

Los sindicatos de los bomberos del parque provincial de Córdoba han reclamado al presidente del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios que se ponga en contacto con los responsables de emergencias para que cambien el protocolo de asistencia. Tanto CCOO como el Sindicato Independiente de Bomberos han puesto como ejemplo el último accidente con víctimas mortales en la provincia, sucedido el pasado jueves en Fuente Obejuna, donde murió un hombre de 78 años y resultaron heridas seis personas más.

Los sindicatos aseguran que nadie avisó a los bomberos del parque comarcal de Peñarroya-Pueblonuevo para que acudieran al siniestro, a apenas diez kilómetros de su localización, a prestar ayuda, pese a la violencia del choque entre dos vehículos, que provocó hasta siete víctimas de distinta consideración.

"¿Para qué tanta formación en cursos, conferencias, seminarios, estudios de protocolos y procedimientos de actuación en accidentes de tráfico, horas de prácticas en desguaces y formación conjunta con los demás servicios de atención a las emergencias? Para nada, para nada si no se activan a bomberos en accidentes como éste", denuncia Rafael Castro, delegado sindical de CCOO en el Consorcio de Bomberos.

Tanto CCOO como el Sindicato Independiente de Bomberos han remitido un escrito al Consorcio para que se modifique el protocolo de activación del servicio de bomberos del servicio de emergencias del 112.

"Existen riesgos secundarios potencialmente peligrosos después de un accidente aún no existiendo incendio o atraimiento físico", detalla Rafael Castro, que señala que solo en estos extremos es cuando se llama a los bomberos. Según Castro, estos peligros secundarios son la posibilidad "de ignición debido al propio accidente, posibles riesgos en el maletero que salvo bomberos nadie se percata de ello, riesgos por activación secundaria de los airbags no activados, peligros igualmente por activación pirotécnica de pretensores de los cinturones de seguridad, riesgo de deslizamiento o movimientos del o de los vehículos inestables implicados, riesgo eléctrico si el vehículo es de nueva generación eléctrico, GLP o híbridos...".

"Y en lo que respecta más concretamente al ámbito sanitario, ¿quién estabiliza el vehículo para anular los movimientos que se transmiten al politraumatizado? ¿Quién garantiza una extracción con la correcta restricción de movimientos espinales buscando el grado cero del accidentado? Estamos hablando de un accidente de tráfico, no de una consulta médica, donde todo es cómodo y sin peligros. ¿Quién hace mas habitable el interior del habitáculo para que sanitarios y paciente estén mas cómodos para realizar correctamente la evaluación del accidentado?", concluye Castro.

Etiquetas
stats