El Ayuntamiento reitera que cederá Rey Heredia si se desaloja

El alcalde saludando a representantes de la Acampada Dignidad, antes de la reunión con el Consejo de Distrito. | MADERO CUBERO
El gobierno local le dice al juez que no hay razones para no seguir adelante con la orden de echar a los ocupantes de la Acampada Dignidad

Los representantes del Consejo de Distrito Sur se han reunido la tarde de este jueves en el Ayuntamiento con el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, para tratar la cesión del antiguo colegio Rey Heredia a los colectivos vecinales vinculados a este organismo de representación ciudadana. Nieto les ha explicado que dicha cesión está vinculada con el desalojo de la Acampada Dignidad, plataforma que agrupa a diversas asociaciones y colectivos que, desde el 4 de octubre, ocupan el inmueble que permanecía cerrado desde hace dos años. Una vez más, el Ayuntamiento ha insistido en que cederá al Consejo de Distrito Sur el uso de Rey Heredia -tal y como se le ha venido reclamando- siempre y cuando esté vacío. “No se puede ceder un inmueble que está ocupado”, ha insistido el concejal de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, también presente en el encuentro.

Sobre Rey Heredia pesa una orden de desalojo, solicitada por el Consistorio y la Fiscalía, que podría cumplir este viernes. La Audiencia de Córdoba dio cinco días de prórroga al entender que había un proceso de negociación con los ocupantes. Pero en la proposición de la Junta de Gobierno Local que se va a votar se le explica a la Sala que no se ha mantenido relación alguna con la Acampada Dignidad. Por ello, el Ayuntamiento insta al juzgado a que siga los trámites que tenga que seguir, ya sea el desalojo, o la resolución del recurso que se presentó la Acampada contra dicha orden. Además, el Ayuntamiento insiste en que la cesión que se busca ahora ya estaba en marcha en la primavera del año pasado y que ha sido la ocupación del inmueble lo que ha frenado todo el proceso.

El Consistorio no ha reconocido nunca a la Acampada Dignidad como un interlocutor válido al no estar constituido legalmente. De hecho, cuatro representantes de la Acampada han permanecido en la puerta del Ayuntamiento sin poder entrar en la reunión. Eso sí, el alcalde se ha cruzado con ellos antes de dar comienzo el encuentro y les ha estrechado la mano a cada uno.

A la Acampada Dignidad le toca ahora decidir qué va a hacer: abandonar la ocupación bajo la promesa de que Rey Heredia se cederá a los vecinos o resistir. Algunos de los integrantes de Rey Heredia forman parte también del Consejo de Distrito Sur. “Hay actividades que se están llevando ahora allí que podrían seguir en un Rey Heredia cedido al Consejo de Distrito”, señala Antonio de la Rosa, presidente de este órgano vecinal. Esta tarde hay una asamblea de la Acampada Dignidad en la que se discutirá qué hacer.

Mientras se dirime el futuro de la ocupación, los miembros del Consejo de Distrito se van a poner a trabajar para presentar un proyecto de usos al Ayuntamiento y estudiar qué modelo de cesión es el más adecuado: el convenio (en la que habría que formar alguna especie de Unión Temporal de Emppresas) o el concurso público. Además, habría que resolver qué fórmula encuentra el Consistorio para apoyar el mantenimiento básico (luz, agua) del inmueble. No es fácil, ya que sobre Rey Heredia pesa una orden de derribo desde la redacción del último Plan General de Ordenación Urbana, lo que puede dificultar que se destine dinero para algo condenado a desaparecer.

Etiquetas
stats