Aumenta el numero de turistas pero desciende su gasto medio diario

Un turista pasa por delante de un comercio  en Córdoba | TONI BLANCO

El aumento del número de turistas en Córdoba a lo largo de todo el año no algo de lo que nadie dude. Pero el impacto en la ciudad y el retorno económico que esta actividad deja sigue abierto a estudios e interpretaciones. Un informe encargado por Ganemos a la Universidad de Córdoba arroja luz sobre esta cuestión y destaca que aunque se utilice el número de viajeros “como la única referencia para medir la evolución del turismo, considerándose como un dato favorable per se el crecimiento de esta cifra, es imprescindible medir también los ingresos generados por el turismo”. Y es aquí donde los buenos datos se tornan menos positivos.

Para empezar Córdoba, con 57,96 euros de gasto medio diario por turista, figura alrededor de 5 euros por debajo de la media andaluza (62,98 euros). Eso sitúa a la provincia en el quinto lugar en importancia dentro del marco andaluz, solo por delante de Huelva (45,34), Almería (50,53) y Málaga (52,15).

Y muy lejos de Jaén (90,79) y Sevilla (89,71), provincia donde los turistas se gastan más el bolsillo.

Pero hay más. El estudio destaca que, “mientras el gasto medio diario del turista en euros creció en Andalucía, entre el cuarto trimestre de 2015 y el primero de 2017, en 1,31 puntos, en la provincia de Córdoba lo hizo, de manera negativa, en 2,15 puntos”. Las consecuencias de estos datos son graves si tenemos en cuenta, como subraya el estudio, “el descenso del gasto medio por turista y día en la provincia de Córdoba podría situarnos ante un escenario en el que, para obtener los mismos ingresos, se requiera un aún mayor aumento del número de turistas”.

En este sentido, los autores del documento creen “conveniente matizar algunas formulaciones, pensamos que poco consistentes y rigurosas, enunciadas desde distintas instancias próximas a sectores empresariales y muy difundidas desde los medios locales, sobre los impactos económicos de concentraciones turísticas alrededor de grandes eventos celebrados en nuestra ciudad”.

Y todo ello coincidiendo con un aumento de las pernoctaciones hoteleras sin precedentes en la capital y en la provincia. Unos datos que, no obstante, no sacan a Córdoba del furgón de cola andaluz. Por ejemplo, la estancia media de los viajeros alojados en los establecimientos hoteleros de la provincia de Córdoba, en marzo de 2016, fue de 1,7 días, una de las más altas de los últimos años pero, aun así, ha sido la más baja de las ocho provincias andaluzas cuya media ascendió a 2,7. La media española ha sido de 3,05.

Córdoba, destaca el informe, está lastrada por una característica común al resto de Andalucía pero que en la capital y la provincia se sufren más que en el resto de la región: la estacionalidad. Así, lo largo del año se producen fuertes oscilaciones, tanto en número de viajeros como en pernoctaciones, debidas a factores estacionales. La tendencia es muy similar a la de otros destinos turísticos que podríamos considerar competidores, como son Sevilla y Granada, aunque las cifras de Córdoba, si bien crecen a un ritmo mayor que en el caso de Granada, se encuentran muy por debajo de las de esos dos destinos.

A todo eso hay que añadir una nueva modalidad de ocupación: los apartamentos turísticos. A 30 de junio de 2017 se encuentran registradas en Córdoba 393 viviendas de este tipo. Pero hay que tener en cuenta que a diario se incorporan nuevas solicitudes de alta, con lo que si se subsanaran y formalizaran con conformidad los expedientes en la actualidad en espera la cifra podría ascender a alrededor de quinientas viviendas. Y, dado el acelerado crecimiento de este tipo de oferta, podría no ser aventurado prever que, para finales de 2017, el número de viviendas con fines turísticos en la capital puede situarse en torno a las 700 u 800“.

Etiquetas
stats