Una asociación denuncia el “robo” de 1.000 euros a vendedoras de claveles por parte de la Policía

Mujer ofreciendo romero a turistas | TONI BLANCO

La asociación cordobesa para la inserción social de rumanas gitanas Acisgru ha denunciado públicamente los hechos ocurridos la pasada madrugada del 7 de mayo durante la Feria de Sevilla. Tal y como explica la asociación a través de un escrito, remitido a este periódico, la Policía Nacional sustrajo “el dinero y los enseres” de 11 mujeres de etnia gitana rumana “sin atestado policial y sin apertura de diligencias”, afirmando que “llevaban demasiado dinero consigo y que éste procedía con seguridad de un robo”. Las mujeres habían viajado hacia la ciudad hispalense para la venta de claveles durante la Feria. Portavoces oficiales de la Policía Nacional han negado categóricamente los hechos y esta acusación.

Los hechos ocurrieron sobre las 4:00 de la madrugada del pasado domingo cuando las mujeres se encontraban a las puertas de la Estación de Autobuses Plaza de Armas para comprar el primer billete de vuelta a Córdoba, donde residen desde hace más de cinco años. Siempre según el relato de la asociación Acisgru, estando allí, “dos furgones de la Policía Nacional se acercaron a ellas, bajando de los mismos unos seis o siete policías varones y una mujeres. Acostumbradas a que la policía les pida la documentación, las mujeres comenzaron a abrir sus carteras con la intención de identificarse, pero los agentes les dijeron que no era necesario, que ellos querían registrar sus bolsas y bolsos”.

Tras esto, “una agente de la policía procedió a cachear exhaustivamente a las mujeres, con la probable intención de encontrar algún objeto de valor. A continuación los policías varones abrieron todas y cada una de los bolsas de viaje y bolsos de las 11 mujeres y procedieron a vaciar todas sus pertenencias y dinero”. Ante las “protestas de las mujeres”, los agentes “se limitaron a afirmar que llevaban demasiado dinero consigo y que éste procedía con seguridad de un robo”. Según se cuenta desde la organización, “cada una de las mujeres no llevaba en el bolso más de 150 euros, y algunas mucho menos, fruto de la venta de claveles”.

Dado que los agentes, presuntamente, se llevaron el dinero, las mujeres “quisieron conocer el número de placa de los agentes, pero los policías hicieron caso omiso a esta petición”. Junto a esto, la asociación denuncia que la Policía Nacional “tampoco realizó atestado alguno que diera cuenta de lo ocurrido o en el que se relataran los supuestos hechos delictivos, así como los efectos requisados”. La organización señala que, además, “resulta aún más extraño que ante la sospecha policial de que estas mujeres eran autoras de un robo o de diferentes hurtos, no se les identificara ni se le abrieran diligencias en comisaría”.

Así, la organización asegura que del relato de los hechos se desprende “que la actuación policial parecía obedecer a propósitos intimidatorios, unos hechos muy graves que deberían ser investigados, valorados por los órganos competentes, enjuiciados y reparados”.

Fuentes de la Policía Nacional de Sevilla consultadas por este periódico niegan categóricamente los hechos ya que, aseguran, “no es nuestra manera de proceder” y “si se sustrajo dinero, ellas tienen tuvieron que ser identificadas”. Desde la Policía Nacional explican “no tener constancia de ninguna intervención sobre esa hora y en ese lugar, aunque eso no significa que no se produjera”. “Si había algún agente patrullando la zona y vio a estas mujeres, quizás se acercaría porque es algo que se suele hacer”, explican.

Por su parte, Acisgru asegura que remitirán un escrito a las autoridades locales de Sevilla para que se conozcan los hechos. “Si ese documento nos llega, entonces se abrirá un procedimiento y se esclarecerá”, concluyen desde la Policía Nacional.

Etiquetas
stats