El arquitecto de la casa del Portillo dice que se pudo salvar un 70%

.
El técnico, que defiende la decisión municipal, asegura que se decidió echar la vivienda abajo porque “estaba apremiando el tema de las procesiones”

El arquitecto de la casa demolida en la esquina de la calle San Fernando con el arco del Portillo, Federico Gómez, ha asegurado esta mañana en declaraciones a Radio Córdoba Cadena Ser que si la demolición hubiese sido más controlada y sin usar maquinaria pesada se podría haber salvado un 70% de la vivienda. El arquitecto, que defiende la decisión municipal de demoler por el riesgo que suponía la casa, ha insistido en que “estaba apremiando el tema de las procesiones”.

Este arquitecto trabaja para la promotora que es propietaria del inmueble, y que se llama M3 Arquitectura. Gómez asegura que los propietarios están muy tristes por la demolición de un “inmueble en el que era posible la consolidación estructural de no haber estado tan cerca las fechas que estaban. El arquitecto defiende la decisión en que habría mucha gente en la calle San Fernando durante los días de Semana Santa y que no se podía arriesgar. ”Entiendo la actitud de los técnicos y los bomberos“, ha asegurado este arquitecto en los micrófonos de Radio Córdoba Cadena Ser.

La pasada semana, y en dos días, se culminó la demolición de esta vivienda, que se apoya en la antigua muralla de la Medina de Córdoba y también en el arco del Portillo. Este histórico edificio había sufrido un pequeño derrumbe en su techumbre que fue lo que ha hecho acelerar los trámites para su demolición a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU).

Ahora, los propietarios son conscientes de que tienen que cumplir con la ordenanza y reconstruir la fachada del inmueble a imagen y semejanza de la que ya no existe.

Etiquetas
stats