La alergia llega antes de lo previsto

Algunas de las afecciones respiratorias más típicas de la primavera están producidas por las alergias | PIXABAY

Ya están aquí los estornudos. Y han llegado antes de lo previsto. La alergia al polen empieza a retorcer narices, hinchar ojos y complicar la respiración de muchos cordobeses. La sequía del invierno y las altas temperaturas han hecho que este año se adelanten los síntomas de lo peor de la primavera cordobesa: la alergia.

El 30% de los cordobeses sufren algún tipo de alergia. De ellos, la mitad lo son a pólenes de plantas. Es decir, unos 120.000 cordobeses no esperan la primavera con especial alegría. Más bien al contrario. Normalmente, los estornudos comenzaban en las últimas semanas de marzo. Esta vez lo están haciendo en los primeros días de mes. La llegada del temido polen se ha anticipado casi un mes. Aunque de momento se centra exclusivamente en un tipo de polen: el del ciprés.

Tanto el Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) como la Red Española de Aerobiología con sede en la Universidad de Córdoba ya han señalado que esta primera semana de marzo ha sido crítica para los alérgicos al ciprés. Los niveles de polen han alcanzado niveles muy altos. En los observatorios de Sevilla y Jaén (en Córdoba no hay en red) se llegan a niveles de 143 y 242 granos de polen por metro cúbico de aire, respectivamente. Estas concentraciones le hacen la vida imposible a los alérgicos.

Existe una relación directa entre las precipitaciones del otoño e invierno y los recuentos de pólenes de gramíneas durante la primavera. Sin embargo, sus niveles son aún bajos, aunque empiezan a despuntar, según los expertos, que auguran que la primavera de gramíneas también se va a adelantar.

El cambio climático está alterando los ciclos de polinización de las plantas. Adelantan el inicio y retrasan el final de su período de floración, con lo que se amplía la duración del período de polinización, y, por lo tanto, hay una mayor exposición de la población a los pólenes.

Predicción de la cosecha

La similitud de crecimiento entre los cereales de invierno (cebada, trigo, centeno y avena) y las gramíneas salvajes permite predecir la cosecha del verano, según ha demostrado un estudio realizado en Toledo. Los datos muestran que en el año 1995 se recogió la menor cantidad de pólenes de gramíneas de los últimos 25 años, coincidiendo con una intensa sequía (1.880 granos/m3), que se correspondió con la menor cantidad de cereales de invierno recogida en Toledo en los últimos 25 años (138.000 toneladas). En el otro extremo, el año 2016 se recogió la mayor cantidad de pólenes de gramíneas en los últimos 25 años (9.747 granos/m3), que se correlacionó con la mayor cantidad de cereales de invierno en el mismo período de tiempo (859.000 toneladas).

De modo similar se puede conocer la cosecha de aceituna y la producción de aceite a través de los niveles de polen de olivo recogidos en la primavera.

Herramientas para el control de la alergia

La patología alérgica dificulta en muchos aspectos la vida diaria de los pacientes, a la vez que lleva consigo un alto coste socioeconómico. Tal y como afirma el doctor Joaquín Sastre, presidente de la SEAIC, “las enfermedades alérgicas precisan de un manejo integral, no sólo desde el punto de vista terapéutico, sino también orientando al paciente, sobre cómo convivir mejor con su enfermedad”.

La inmunoterapia o vacunación antialérgica debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el manejo de los pacientes alérgicos. “La inmunoterapia proporciona una disminución significativa de los costes totales en salud inducidos por la enfermedad alérgica respiratoria, reduciendo tanto los gastos indirectos (pérdida de productividad laboral y calidad de vida del paciente) como los gastos directos (costes por actos médicos y gasto en fármacos para el control de síntomas)”, apunta el doctor Sastre. Los datos más relevantes son los referidos a estos costes directos: la inmunoterapia disminuye un 40% los gastos en servicios médicos y un 30% el referido a uso de fármacos de alivio sintomático. “Es el único tratamiento que puede modificar la evolución natural de la patología alérgica. Por lo tanto, a la hora de abordar el tratamiento integral del paciente alérgico hay que valorar todos los costes asociados”, concluye el presidente.

Otras medidas de control

En esta misma línea, existen otras medidas que mejoran la calidad de vida de los pacientes alérgicos, cuyos síntomas no se circunscriben únicamente a los meses de primavera. “Frecuentemente recomendamos el uso de mascarillas homologadas, aplicaciones móviles que se nutren de la web del Comité de Aerobiología de la SEAIC, filtros antipolen en el coche o los purificadores de aire para interiores”, apunta el doctor Moral.

Polen Control es una aplicación que permite realizar el seguimiento de la evolución sintomática en pacientes, con la finalidad que el profesional médico pueda cruzar y relacionar dichos datos con los niveles polínicos existentes.

Los purificadores de aire logran filtrar la mayoría de las partículas ambientales de pequeño tamaño, por lo que pueden proporcionar un control ambiental adecuado para las personas alérgicas en espacios cerrados y reducen los síntomas.

Las mascarillas que cubren la nariz y la boca son una buena solución para los alérgicos que viven en zonas de elevada intensidad de polen, ya que evitan que éste entre en las vías respiratorias y reducen el uso de medicación de rescate. El tamaño del polen es especialmente pequeño por lo que solo son eficaces las mascarillas homologadas, que tienen un elevado poder filtrante. Suelen tener una válvula de exhalación por donde sale el aire exhalado, reduciendo el calor y humedad en el interior.

La web www.polenes.com del Comité de Aerobiología proporciona información sobre los pólenes más alergénicos en España y ofrece datos numéricos y gráficos por regiones muy útiles para los pacientes. “Con el objetivo de hacerla más intuitiva y comprensible para las más de 5.000 personas que la consultan a diario se actualizó completamente en 2017”, concluye el experto.

Etiquetas
stats