Absuelto de piratería por no peritarse si la ropa que vendía era de marca

Juzgados de Córdoba.
La juez destaca que la Guardia Civil incautó las prendas sin pruebas de que fuesen falsas ni denuncias previas de las marcas contra las que presuntamente se había atentado su propiedad intelectual |

Una jueza ha absuelto a un vendedor ambulante de Baena al que la Guardia Civil acusaba de ofrecer en un mercadillo prendas de ropa fraudulentas que se hacían pasar por marcas caras.

En su sentencia, la jueza entiende que no se puede acusar a J. M. C. -defendido por el abogado Marcos Santiago- ya que la Guardia Civil no practicó la pertinente prueba pericial para constatar que las prendas eran piratas.

La magistrada entiende que no existe prueba de cargo suficiente con las declaraciones de los agentes y del acusado. En su sentencia, echa en falta los indicios necesarios marcados por la jurisprudencia para dirimir si se está produciendo una venta fraudulenta o no.

Por ejemplo, una comparativa de los precios de venta entre los productos auténticos y los de cargo o la emisión de facturas pertinentes.

Etiquetas
stats