196.602 euros por la caída de una rama en El Alcázar

Imagen del eucalipto, que fue talado a finales de 2012 | MADERO CUBERO
El Consejo Consultivo avala las cantidades fijadas por el Ayuntamiento en la indemnización por las graves heridas sufridas por una italiana de 47 años y las lesiones de otra turista en el año 2009

El Consejo Consultivo de Andalucía ha fijado una indemnización de 160.567 euros para la turista italiana que el pasado 16 de julio de 2009 sufrió graves heridas tras impactarle una rama de grandes dimensiones que se desprendió del eucalipto, ya cortado, del Alcázar de los Reyes Cristiano. La decisión del órgano, se ha incorporado a la reclamación judicial de la turista, según informó ayer el diario El Mundo.

El dictamen del Consejo Consultivo, que es público en su página web, se formula a instancias del Ayuntamiento de Córdoba, debido a la importante reclamación económica que solicita la turista, 524.704 euros. Esta mujer, de 47 años, se encontraba con otro grupo de personas de visita en el monumento cuando sufrieron la caída de una rama de grandes dimensiones que se desprendió del árbol. La reclamante se llevó la peor parte, ya que sufrió múltiples fracturas y lesiones que obligaron a su traslado urgente a Italia en un avión medicalizado.

En el informe, que tiene carácter, preceptivo, el Consejo advierte, en primer lugar, de que pese a la rapidez de la mujer en plantear la reclamación, 28 de julio, la Administración no ha contestado en tiempo y forma. Posteriormente, rebate el argumento de que la rama se desprendiese por una fuerte racha de viento, como sostenía el Ayuntamiento en su reclamación, ya que el testimonio de varios testigos contradice esta versión.

Por contra, el dictamen entiende que el Ayuntamiento, que reconoce los hechos, es responsable del mal estado de conservación en el que se encontraba el árbol. Todo ello, pese a admitir que dos meses antes del incidente se había efectuado una inspección rutinaria que no había detectado problemas en el árbol y que el análisis de la rama caída indica que estaba parcialmente podrida, aunque en una fase muy incipiente.

Pese a ello, el órgano consultivo recuerda al Consistorio que  estos controles rutinarios “no parece que sean suficientes para determinar la existencia de signos de pudrición o debilidad estructural”. Sea como fuere, “no solo existe responsabilidad cuando el funcionamiento sea anormal, sino que también cuando éste sea normal, siempre y cuando el mismo sea determinante del daño y no intervengan factores externos (en este caso el viento)”.

Pese a todo, el Consejo sí estima la valoración de los daños a indemnizar que realiza el Consistorio cordobés que, muy lejos de las pretensiones de la turista, valoró en 160.567,39 euros el pago, según consta en el documento público del organismo, fechado a finales de 2013. El caso está a la espera de sentencia judicial, señalaron fuentes municipales.

Junto al caso de esta turista, la base de datos del órgano reconoce a otra afectada, en función del mismo razonamiento, una indemnización de 36.035 euros, un tercio de lo que reclamaba por las heridas sufridas. Por lo que el montante total que deberá abonar el seguro municipal roza los 200.000 euros

Etiquetas
stats