¿Alquilar vivienda?

.

En los últimos años, muchos son los que han tenido que optar por alquilar una vivienda en vez de decidirse por la compra, bien por decisión personal o por no conseguir financiación.

Incluso hemos leído en los últimos días que ha sido una alternativa muy rentable en el 2018 para los que han podido comprar para destinar la vivienda al alquiler.

¿Es la compra de la vivienda la mejor inversión de nuestra vida, nuestro plan de pensiones para cuándo nos jubilemos?

Lo acontecido en los últimos años a raíz de la crisis en el sector inmobiliario nos hecho pensar en plantearnos la opción de alquilar y no de comprar.

Estamos viendo en los últimos meses cómo el precio del alquiler ha experimentado una subida considerable, motivado por diferentes factores, el más destacado es que la demanda de alquileres está superando a la oferta de viviendas para alquilar.

¿Comprar o alquilar una vivienda?

La decisión es muy personal y particular, va a depender de las circunstancias personales y profesionales de cada uno de nosotros, y de la capacidad de endeudarse.

¿Qué ventajas y desventajas ofrece la opción de alquilar una vivienda?

Una ventaja es que el precio de alquilar una vivienda en la zona de la ciudad en la que queremos vivir pueda ser adecuado a la cantidad de dinero que podemos pagar para vivir en dicha zona, y en ocasiones inferior a la cuota de una hipoteca.

Si alquilamos vamos a tener la facilidad de cambiar cambiar de vivienda en función de nuestras necesidades familiares.

Por ejemplo, si alquilamos una vivienda con un dormitorio y en un futuro necesitamos tres dormitorios nos será más fácil mudarnos a otra vivienda que si hemos comprado.

Pensemos también en nuestras circunstancias profesionales. En un futuro no muy lejano es posible que nos planteemos cambiar de trabajo a otra ciudad o país, bien por cambiar de empresa o por nuestras expectativas de desarrollo profesional.

El alquiler de una vivienda no nos va suponer un desembolso elevado inicial como sí ocasiona la compra de una vivienda, solo la fianza que nos solicite el propietario de la vivienda.

Podremos negociar el importe de la cantidad que tenemos que pagar del alquiler, así como qué gastos habituales pagar.

No vamos a tener que utilizar ese posible dinero ahorrado, y sí nos puede permitir ahorrarpermitir ahorrar un dinero cada mes para destinarlo a lo que deseemos.

Nos puede generar capacidad de ahorrar, construir un colchón para imprevisto, e incluso dar la entrada para la compra de una vivienda.

No todo van a ser ventajas. También podemos reflexionar sobre ciertas desventajas que supone la opción de alquilar una vivienda frente a la opción de comprar.

La principal desventaja, sea quizás, que no vamos a ser los propietarios del inmueble y muchos pensarán que están gastando un dinero en el alquiler que no van a recuperar.

Si alquilamos tendremos que pedir autorización a la propiedad sobre las reformas que queramos ejecutar en la vivienda, además de los gastos que van a suponer la reforma para adecuarla a nuestro gusto y necesidades.

Y por último, podría ocurrir que al vencimiento del contrato de arrendamiento el propietario del inmueble no desee prorrogarnos el contrato de alquiler y tengamos que buscar otro.

Pero no olvidemos que la decisión de alquilar una vivienda para vivir es una decisión muy personal que va a depender de nuestras circunstancias personales y económicas.

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2019 - 14:13 h