Los avales de Ganemos y las calculadoras de los partidos

Las elecciones municipales del 2015 en Córdoba ya han dejado una imagen histórica, antes de celebrarse. Una agrupación de electores se presentará por primera vez a las elecciones en la ciudad después de haber conseguido más de 5.000 avales (el mínimo exigido por la ley en función del censo en la ciudad) para hacerlo. Ganemos, un experimento electoral, decidió en asamblea presentarse a las elecciones como agrupación de electores. Era la línea roja que había marcado IU en el mal llamado proceso de convergencia (iba a ser una convergencia difícil pese a los enormes vínculos afectivos e históricos entre los militantes de ambas formaciones).

Una vez decidido, pocos creyeron en que Ganemos conseguiría reunir los 5.000 avales. No se trataba de un change ni de una recogida de firmas de esas que antes tanto proliferaban en los mercadillos, no. Había que aportar una fotocopia del DNI o al menos el documento escaneado. No era fácil. Cuentan los Ganemos que cuando se pusieron a contar en su sede de María Auxiliadora dejaron la calculadora cuando habían superado los 5.500 avales, sin haber abierto muchas cajas más que poseían. Mañana los presentarán ante la Junta Electoral para que sean validados y se saldrá de dudas de cuántos avales han conseguido finalmente reunir.

El gesto, o la gesta según se mire, se está analizando con lupa en la sede de los cuarteles generales del resto de partidos. ¿Qué supone que Ganemos salga, de partida, con un supuesto apoyo de 5.000 cordobeses? No obstante, y antes de nada, hay que precisar que un aval no significa un voto. Son muchos los que han decidido poner su DNI para que Ganemos pueda presentarse a las elecciones municipales en Córdoba.

En principio, y según la calculadora D'Hont que se maneja en las sedes de los partidos, 5.000 votos en unas elecciones municipales en Córdoba significa, como mínimo, un concejal. En 2011, el partido de Rafael Gómez sumó 24.000 votos, que se transformaron en cinco concejales. IU, penalizada por la ley D'Hont, sacó unos centenares de votos menos que le dejó con cuatro concejales, los mismos que el PSOE, con poco más de 20.000.

Pero, ¿esos 5.000 avales se multiplicarán? ¿Cuánto? He ahí la cuestión. Es la primera vez que una agrupación de electores se presenta a unos comicios en Córdoba, así que todo lo que pueda pasar está por escribir.

Etiquetas
Publicado el
19 de abril de 2015 - 03:56 h