La noche de los "Ángeles salesianos"

http://youtu. be/F0OlbPxSBK0

La hermandad del Prendimiento conmemoró este sábado el 25 aniversario de la bendición de su titular | La Agrupación Musical del Santísimo Cristo de Gracia estrenó la marcha dedicada a la imagen

La expectación es notable desde las nueve de la noche. A esa hora, no son pocos los fieles y cofrades que empiezan a llegar al patio exterior del santuario. En ese espacio, que asemeja una plazuela, antesala del templo, son cada vez más los que aguardan el momento en el que a ritmo de trompeta, tuba o tambor comience el canto de los "Ángeles salesianos". En el interior, se celebra la eucaristía del último día de quinario en honor a Nuestro Padre Jesús, Divino Salvador, en su Prendimiento. La imagen luce su nueva túnica, de terciopelo rojo y bordada en oro, y preside la iglesia de María Auxiliadora. Es 28 de febrero, como ese otro de 1990 en el que la talla del sevillano Antonio Dubé de Luque fuera bendecida. Un cuarto de siglo ha transcurrido desde aquella a esta fecha.

Es después de las diez cuando la Agrupación Musical del Santísimo Cristo de Gracia empieza a entrar en la sede canónica de la salesiana hermandad. Algún minuto antes, la imagen es expuesta en besapiés. Apenas existe espacio libre en el templo. Tanto es así que no son pocos los que escuchan cada marcha desde el patio exterior. Con los miembros de la formación musical debidamente colocados, da inicio el concierto. Todo está dispuesto y todos esperan el instante en el que por vez primera suene "Ángeles salesianos", composición dedicada al Señor del Prendimiento. Su estreno tiene lugar el día en que se cumple el 25 aniversario de la bendición de la imagen. Y es a sus pies donde el sonido de los instrumentos sirve de ofrenda.

Tras dos marchas, Manuel Roldán, el director musical de la Agrupación del Santísimo Cristo de Gracia entrega al hermano mayor del Prendimiento, Juan Carlos Sanz, la partitura de su propia composición, que sólo unos instantes después interpreta junto con el resto de la formación. Restan veinte minutos para las once de la noche cuando "Ángeles salesianos" alcanza cada rincón del santuario de María Auxiliadora. Sólo los instrumentos rompen el silencio del templo. Sólo los instrumentos y los aplausos al final de la actuación, del gran estreno ese 28 de febrero de 25 años después. En gesto de agradecimiento, Sanz también entrega un pergamino a Roldán en una noche especial junto a Nuestro Padre Jesús, Divino Salvador, en su Prendimiento.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2015 - 10:09 h
stats