Belleza artística para el Señor de la Sentencia

La hermandad del Lunes Santo presenta y bendice la denominada como "túnica de los dragones", que lucirá su titular el Lunes Santo | Se trata de una prenda bordada en su totalidad, con diseño de Rafael de Rueda y confección de Francisco Pérez Artés

Muchos y muy diversos son los estrenos que en la cada vez más próxima Semana Santa presentarán las hermandades de Córdoba. En ese sentido, en el repaso que en los últimos días realiza de algunos de ellos esta revista, uno resultará destacado. No en vano se trata de una pieza de gran valor artístico y por ende patrimonial para su corporación. Un elemento que atraerá la mirada y la admiración de los cofrades. Es la nueva túnica bordada que vestirá Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, la cual pudo ser observada de cerca por vez primera este miércoles con motivo de su presentación y bendición. No fueron pocas las personas que decidieron acudir a la ermita de la Alegría para disfrutar de la prenda que lucirá el Señor de San Nicolás de la Villa el Lunes Santo, denominada como de los dragones.

Es éste uno de los proyectos más ambiciosos de la hermandad de la Sentencia en los últimos años. Así las cosas, se realizó un estudio pormenorizado con el fin de reunir, según la propia corporación, tres singularidades claras: "clasicismo, personalidad propia y calidad artística". En efecto, la pieza reúne esas características para ser una de las que mayor valor artístico poseen, a partir de este momento, dentro de su género en la ciudad. El diseño correspondió a Rafael de Rueda, que siguió una línea purista del estilo renacentista, la cual se adapta a la perfección a los bordados del paso de palio. La similitud entre ambos elementos se halla en los tallos, estilizados y de trazo largo, y en las flores y hojarasca.

Se trata de una pieza bordada en oro en su totalidad, donde los motivos vegetales cubren la mayor parte de la pieza. Resalta en su parte inferior una cenefa de dragones, que forman con sus cuerpos y sus alas cuatro cartelas, en cuyo interior se representan motivos pasionistas. La confección, realizada sobre terciopelo rojo bermellón, tiene el sello de Francisco Pérez Artés, autor de los bordados del palio de María Santísima de Gracia y Amparo. El resultado, en definitiva, es una rica interpretación en la que "las piezas adquieren por sí solas movimiento y volumen", señala la propia corporación de San Nicolás de la Villa. Para su ejecución se emplearon distintas puntadas y técnicas, así como espejuelos y pequeñas piezas metálicas.

Si algo requirió de mayor labor en la ejecución de la prenda, esto fueron los dragones, los cuales forman parte de la denominación que se le dio a la pieza: túnica de los dragones. En su elaboración se emplearon todas las técnicas (hojilla, cartulinas, giraspe y distintos puntos tejidos) y su factura fue muy precisa y detallista. Sirve como ejemplo en ese sentido el plumaje de los dragones, pues cada pluma se bordó de manera individual. Se trata de una joya para el Señor de la Sentencia.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2016 - 13:07 h