En el anochecer de Poniente

La hermandad de la Sagrada Cena realizó este sábado la procesión del Corpus Christi | La agrupación musical de la corporación de Beato Álvaro de Córdoba estrenó la marcha "Señor de Poniente"

El cielo todavía mantiene la claridad de la tarde. Aunque la noche, por la hora, está próxima a realizar acto de presencia. Numerosos vecinos y cofrades aguardan a las puertas de la parroquia Beato Álvaro de Córdoba, que se abren cuando restan unos minutos para las nueve. La hermandad de la Sagrada Cena vive una jornada intensa de devoción, que tiene también un marcado carácter especial por el sonido que tiene el sentimiento. El segundo sábado de junio lo es de celebración del Corpus en la ciudad, que continuará el domingo. En Poniente, recorre las calles el Santísimo, después de la eucaristía con que culmina el triduo en su honor. La cruz de guía, blanca como la pureza del corazón de quien participa de la procesión, avisa de que ésta va a comenzar.

El cortejo precede en primer lugar al pequeño paso sobre el que va la imagen de la Inmaculada Concepción. A su salida del templo, la talla camina entre decenas de vecinos y cofrades, que son muchos más a lo largo del recorrido. Del mismo sucede con la custodia en una jornada que resulta especial para la Agrupación Musical de la Sagrada Cena, encargada de poner sonido a la devoción de un barrio. Tras la Marcha Real, llega el momento esperado por la formación. Suena "Señor de Poniente", su última composición propia, que es obra de Rafael Palos Fernández, hijo del director de la banda y miembro de la misma. La marcha marca el inicio, en modo alguno del trayecto por su barrio de la procesión, así como abre otra jornada intensa para un grupo de músicos que el pasado jueves tuviera la oportunidad de acompañar por vez primera al titular de su hermandad. Es la oración musical de Poniente.

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2015 - 11:29 h
stats