Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Cosas de Pareja

Dúo Baccara.

0

Hay muchos ejemplos de parejas artísticas que no se soportaban o que tarifaron después de soportarse cierto tiempo. Las hay que rompieron abruptamente o las que siempre se odiaron entre bambalinas, pero sacaban la mejor de sus sonrisas y un ensayado buen rollo cuando las iluminaba el foco.

Fred Astaire y Ginger Rogers, si no bailaban ingrávidos fascinando al público, se ladraban como bóxers.

Los cómicos Abbot y Costello hacían sus desternillantes numeritos con una aparente complicidad que después se convertía en rifirrafes en el que uno acusaba al otro de alcohólico y viceversa.

Qué me dicen de Lennon y McCartney en los tardobeatles y luego por separado mandándose recaditos encriptados en versos de sus respectivas canciones.

O las Baccara, Mayte y María, que se conocieron en los años 70 en aquel ballet de Radio Televisión Española e hicieron un dúo monísimo de canciones en inglés con su coreografía sexy-pánfila que salía por la tele en todas las casas en fin de año y llenaban las bôites de Benidorm. Pues acabaron fatal por celos, contratos discutidos y tal.

Martes y 13 ahora son tan diferentes como el viernes y el lunes.

Roger Hodgson y Rick Davies, de Supertramp, ricos, famosos y superventas, con mucho mercado por delante, partieron peras por una lucha de egos en discutir quién la tenía más grande (la capacidad de hacer buenas canciones).

Cruz y raya fueron muy consecuentes e hicieron cruz y raya.

En fin, hay muchos casos.

Por eso no fue extraño lo del Festival nostálgico que montó el Partido Socialista Obrero Español en el recinto FIBES de Sevilla para celebrar el cuarenta aniversario de su victoria electoral en 1982 (año en que se separó Supertramp, por cierto).

El cabeza de cartel fue el veterano y reconocido artista Felipe González; pero no estaba el que fuera su media naranja en aquellos tiempos de gloria: Alfonso Guerra. Qué triste.

Cuando ves que esas cosas pasan ¿cómo vamos a seguir esperando que Roger Watters y David Gilmour aparquen sus berrinches y vuelvan a juntar a Pink Floyd, que es lo que verdaderamente importa?

No seamos ilusos. Hay cosas que no van a pasar nunca

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
stats