Doble cara, doble cruz

El Córdoba vuelve a ganar en División de Honor, pero cede su primera derrota en Liga Nacional | El Figueroa mantiene su firmeza como local | El Séneca recae ante el Sevilla Este

La satisfacción absoluta es deseo que todavía está por cumplir para el fútbol juvenil cordobés. Los máximos representantes de la capital de dicha edad no logran aún, tras siete disputadas, cerrar una jornada con pleno de triunfos. O al menos, en la que todos consigan sumar. El pasado fin de semana se repitió la tónica habitual hasta ahora del presente curso en la que existieron luces y sombras. Mitad y mitad de cada hubo esta vez, en la que el segundo conjunto del Córdoba vio rota su magnífica marcha inicial en Liga Nacional y por ocasión primera no sólo no venció sino que cayó. Resultó sorpresiva su derrota debido a que ésta se produjo en su campo. Los blanquiverdes sí vencieron en División de Honor, categoría en la que el Séneca volvió a perder tras ganar la pasada semana. Por su parte, en Liga Nacional, el Figueroa se mostró, otro encuentro más, intratable como local, un rol bajo el que sólo sabe vencer.

Una de las alegrías de la jornada la ofreció el Córdoba en División de Honor, toda vez que recuperó el sabor del triunfo. Lo hizo como visitante, en un campo a priori difícil y en el que necesitó de una alta dosis de concentración hasta el último instante. Los califales se impusieron en esta ocasión al Santa Fe en un partido que comenzaron a ganar nada más arrancar éste. Luque adelantó a los de Carlos Losada en el primer minuto de juego. Sin embargo, la escuadra granadina plantó batalla y fue capaz de dar la vuelta al tanteador, algo que consiguió hacer también posteriormente el conjunto blanquiverde. Sendos tantos de Luque y Ximo en apenas tres minutos y justo uno después del 2-1, dieron los tres puntos al cuadro cordobesista, que continúa en la zona noble de la tabla: es quinto con 13 puntos.

Amarga volvió a ser la jornada para el Séneca, que tras celebrar una semana antes su primer triunfo de la temporada cayó de nuevo en la senda de la derrota. Cedió este fin de semana en un duelo directo de la parte baja de la clasificación, ante un Sevilla Este que precisamente le adelantó en la tabla debido a su victoria. Los rojinegros trataron de dar la cara en todo momento, si bien desde muy pronto se les complicó el choque. A los nueve de juego, el cuadro hispalense tomó ventaja desde el punto de penalti, una renta que amplió en la segunda parte. Jesús Guardeño, también de pena máxima, recortó diferencias pero la escuadra fuensantina no pudo alcanzar el empate. Con este resultado, el equipo de Isaac Cuesta vuelve a ocupar la última posición de División de Honor, toda vez que tanto su rival como La Cañada le superaron.

El Figueroa, intratable como local

En Liga Nacional, se repitió la dinámica de media ración de triunfo y otra media de derrota para los representantes cordobeses. En esta ocasión, el papel más destacado lo jugó el Figueroa, que una vez dio muestras de ser un conjunto totalmente intratable en su campo. Los del Parque, que como locales sólo saben ganar, se impusieron esta vez al calor del hogar a un adversario al que aventajaba en apenas un punto en la tabla -ahora son cuatro-. El Chiclana intentó obtener botín de donde resultó imposible a otros tres equipos con anterioridad, ya que la escuadra rojilla impuso su dominio y lo materializó con un buen 3-1 final. Los tres puntos mantienen al cuadro cordobés en la zona noble de la tabla, pues es quinto.

La sorpresa de la jornada saltó en Miralbaida, pues el Córdoba cambió la victoria por la derrota ante el Goyu-Ryu. Acostumbrado a ganarlo todo desde que comenzara el campeonato, el equipo de David Sanz no pudo en esta ocasión con un rival que en la actualidad ocupa el cuarto lugar de la clasificación. Si bien se trataba de un encuentro complicado, no era de esperar el resultado definitivo de 0-1 para el cuadro ceutí. Este resultado conlleva que la escuadra blanquiverde pierda el liderato y caiga a la tercera plaza, aunque con igualdad de puntos (18) con el Sevilla y el Betis, que aprovecharon la oportunidad concedida por los califales para equilibrar fuerzas en la tabla.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2015 - 14:36 h