N&B

Ciclismo

Antonio Cabello: “Estamos trabajando en crear un equipo ciclista profesional”

Entrevista N&B a Antonio Cabello, exciclista y gerente de Ciclos Cabello

El deporte en Córdoba poco a poco parece que está cogiendo una tendencia relevante, con ganas de que la élite vuelva en varias de sus disciplinas. En la actualidad, el tenis de mesa, el fútbol sala y el balonmano siguen siendo los referentes, pero esto puede cambiar en cuestión de tiempo. El buen hacer realizado en fútbol o en baloncesto podrían hacer que tanto la provincia como la capital califal gocen de un buen espectáculo deportivo cada semana, tal y como este territorio había conseguido en años atrás. En esta ocasión, el ciclismo cordobés parece que volverá a resurgir en unos años de la mano de un protagonista conocido.

Si se habla de ciclismo en Córdoba, el principal nombre siempre ha sido Antonio Cabello. Este empresario logró convertirse en ciclista profesional en los años 80 después de una trayectoria complicada pero ilusionante. El protagonista califal comenzó su andadura en este deporte gracias a la figura de su padre, quien fue su gran baluarte en sus primeras pedaleadas. Aun así, su trabajo y esfuerzo en el panorama andaluz le permitió trasladarse hasta el País Vasco, escenario donde pudo desarrollar sus diferentes cualidades para acceder a la selección española y, a partir de aquí, entrar en el mundo profesional.

Este buen nivel mostrado a nivel individual en la faceta de esprínter le valió para que, dentro de este mundillo, se le equiparase con figurar de renombre como Perico Delgado o Lejarreta, pero la mala fortuna le atizó de manera severa. Una caída en una llegada le dejó mermado tras la disputa de su primera Vuelta a España, aunque su tesón y valentía le permitió correr su segunda gran cita internacional. Aun así, este riesgo le trajo una recaída aún mayor, lo que le hizo retirarse del mundo profesional. Sin embargo y lejos de no pelear, Antonio Cabello fundó Ciclos Cabello, una tienda especializada en ciclismo y que, en la actualidad, es uno de los establecimientos referentes a nivel nacional. En cambio, el futuro que le espera parece estar ligado nuevamente con la actividad profesional, aunque de una manera distinta.

PREGUNTA. Una entrevista a días de que comience la Vuelta a España (esta conversación fue realizada el 17 de agosto) y una vez más vas a estar presente en Utrecht (Países Bajos).

RESPUESTA. Vamos a coincidir con las reuniones previas que se celebrarán el jueves y el viernes con la presentación de los equipos, hasta que el domingo terminen las etapas de allí. De hecho, siempre ha habido muchísimo público. Nosotros coincidimos en Assen, el circuito de velocidad, con el equipo Andalucía y no he visto más público en las carreteras en mi vida. No hay vueltas importantes allí y es un aliciente que vaya la Vuelta a España, más aún ahora que tienen corredores y va a ser un espectáculo digno de ver.

El gran deportista tiene que tener 50% de piernas y 50% de cabeza

P. Antes de la actualidad, quiero preguntarte por tus inicios. ¿Por qué el ciclismo y que te llamó a practicar este deporte?

R. Mi padre fue campeón de España militar. Antes los campeonatos de España eran por militares y por regiones. Entonces de él me viene. Yo vengo del campo y realmente pues eran otras épocas y la afición me viene por él y por mi hermano. Nosotros venimos de una saga ciclista.

P. Y bastante grande.

R. Sí, sí. Mis tíos y mis primos también. Venimos de una rama de ciclismo de antaño.

P. No podías ser menos.

R. Sí (risas). Yo fui el que más ha destacado por fortuna gracias a la ayuda de mi padre y de mi hermano para llegar e irme al País Vasco para pasar después a profesional.

P. Por lo que se puede decir que tu padre fue tu mayor referente.

R. Sí. El hombre me ayudó en todo lo que pudo porque éramos una familia muy humilde y de campo. Él me ayudaba en lo que podía, sobre todo en consejos y me dijo que para ser algo, tenía que ser el mejor. El gran deportista tiene que tener 50% de piernas y 50% de cabeza, saber cuáles son sus cualidades y hasta dónde quiere llegar. Eso no es suerte y hay que trabajarlo.

P. ¿Desde primera hora sabías dónde querías llegar?

R. Sí, a profesional. Antes de subirme al País Vasco gané en Andalucía en torno a 70 carreras, pero no servía para nada. En el País Vasco me costó adaptarme porque los ritmos eran diferentes, pero entré en un gran equipo con un director, que ha fallecido hace poco, que era Miguel Gandaria. Tenía 30 grandes vueltas, dejó de correr y fue mi director. Era muy crítico, pero me ayudó mucho, sobre todo en creerme las posibilidades que yo tenía. Me dijo que había que trabajarlo, que había que ser el mejor y me ayudó muchísimo en ser el corredor y la persona que soy. Luego el ciclista aprende a tener grandes valores. El ciclista consigue todo a base de sacrificio. Yo lo comparo con el fútbol, aunque sean deportes diferentes. El fútbol tiene un carácter social, pero tú ves ciclistas que se han caído, tienen la pierna entera raspada y terminan la etapa. Ya me gustaría ver en otros deportes esta situación y encima al día siguiente otros 200 kilómetros. Ya no es que sea el deporte, pero el ciclismo es uno de los deportes más sacrificados junto a los maratones. Para hacer 42 kilómetros tienes que estar súper preparado tanto física como mentalmente.

P. ¿Cuándo te diste cuenta que querías ser profesional?

R. Cuando estaba en Andalucía. Sabía que aquí era difícil y por eso me fui para arriba. Al principio me costó mucho adaptarme a las velocidades pero una vez entré en la selección española, que no era fácil, pero que me convocaron gracias a mis resultados, pues salí al extranjero en la Vuelta a Inglaterra y tuvimos resultados. A partir de ahí fue más fácil porque de ahí ya tenía varios equipos que ya estaban pendientes para pasar a profesional.

Tenía mucha responsabilidad porque a veces todo el mundo trabajaba para que ganase el esprint

P. Fuera de micrófonos me has dicho que en tu época era mucho más difícil despuntar.

R. El hecho de irme de Andalucía fue importante porque realmente estas aquí y te haces a las carreras, pero después te vas al País Vasco y todo era diferente. Me costó mucho adaptarme, pero la cuestión era esta. Una vez me adapté allí, correr en Italia o Francia eran más o menos los mismos ritmos. Yo tenía suerte de que era una persona rápida y muy rápido en los esprines. Cuando se complicaba un poco la situación al equipo, pues trabajábamos para el esprínter. Tenía mucha responsabilidad porque a veces todo el mundo trabajaba para que ganase el esprint y tienes que responder. Me adapté y no me fue difícil.

P. Tu equipo sabía que tenías mucho potencial e incluso te llegaron a comparar con Perico Delgado o Lejarreta.

R. Tenía cualidades, pero los accidentes y las cosas me mermaron muchísimo. Hoy en día, la segunda Vuelta a España no la hubiera corrido porque los médicos de carrera y del equipo te valoran cualquier fractura que tengas. La segunda Vuelta a España del 1981 me precipité porque tenía operaciones de clavícula y omóplato. Yo no debería haber ido a la Vuelta a España y hoy en día no te dejan. Fui y en los últimos cuatro o cinco días se me soltó la operación que tenía de clavícula y omóplato y terminé la competición. Me dejó unas secuelas grandísimas y, de hecho, los tendones me los anuló. Hoy en día eso no pasa. En aquella época me dijo el director que había que terminar por si había alguna posibilidad para el esprint, pero no me arrepiento. Me quedo con lo positivo, que fue muchísimo en el mundo profesional. La época de antes no la puedes comparar con la actual porque yo he tenido equipos y no le hablaba a mis corredores de cuando yo competía. Yo estuve en una época y ellos tendrán otra. Hay que adaptarse a la realidad porque ahora existen preparadores físicos, endocrinos, alimentación, preparación... y el ciclista rinde mucho más. Todos los equipos van en esta línea. La altitud también se mira mucho. Ahora se utiliza mucho el Teide o Sierra Nevada, como le pasa a los colombianos, que viven perennes en altitud. Quieras o no, facilita muchísimo.

P. ¿Hubieras llegado a ser profesional en la actualidad?

R. Sí.

P. Las cualidades las tenías.

R. Claro. Después lo que tienes que hacer es adaptarte a la situación actual. Los esprines ahora son igual de peligrosos que antes. Tú te metías en una llegada y ganaba el que más codos tenía. Ya está. Eso existe ahora. Ahora se ven los codazos y se ve espectacular a la par que da miedo, pero eso ya existía. Esas fracturas que he tenido han sido en llegadas. Llegadas que alcanzaba los 70 kilómetros por hora y te enganchabas. Cuando veo ahora que hay peligro... pues como siempre. Cada época tiene su momento y lo que no vale decir es que antes había una u otra cosa. No. Ahora es diferente y te tienes que adaptar a la situación de ahora. Sí es verdad que en España estamos mal acostumbrados. En Francia, desde que se fue Bernard Hinault hace 37 años, no han encontrado a otro igual. Unos corredores que venían de ganar el Tour de Francia y no han vuelto a conseguir otro igual. Nosotros hemos tenido la suerte de tener a Perico Delgado, Miguel Induráin, Purito Rodríguez, Alberto Contador... y estamos mal acostumbrados. Se dedicaron a surtir de grandes corredores al mundo profesional, pero descuidaron las categorías bases. Ahora está costando. Ojalá nosotros encontremos a corredores buenos y creo que, por ejemplo, Carlos Rodríguez va a ser un referente dentro del panorama español, Arrieta y Ayuso también. Hay más, pero son los que tienen una mejor trayectoria, que no quiere decir que lleguen. Hay un mundo. Veremos a dónde llegan, pero no hay que olvidar que las categorías inferiores no se han trabajado ni se están trabajando. La Federación de Ciclismo de Córdoba, Andalucía y España tienen que saberlo. Hay un gran potencial en ciclismo de montaña y que se puede adaptar a carretera. Córdoba no tiene pistas peraltadas. Tiene muchos estadios de fútbol, canchas, otras cosas, pero pistas peraltadas no hay. Llevo 35 años hablando aquí con distintas corporaciones para realizar una pista peraltada, pero no se ha hecho nada. Hay terrenos y hacen falta estructuras para que las escuelas de ciclismo puedan llevar a sus chavales. Nadie va a montar una escuela para mandar a los chavales de ocho o nueve años a la carretera. No es lo mismo sacarlos en montaña que en carretera con esa edad. Ahí tenemos una asignatura pendiente con la pista peraltada. No un velódromo. Es tan solo una pista peraltada.

P. ¿Crees que se ha desaprovechado los triunfos conseguidos por los ciclistas que has mencionado?

R. No. Los clubes y las escuelas han arrimado el hombro dentro de las posibilidades. Cualquiera estaba en una escuela echando una mano y ahora está cambiando la mentalidad porque todo el mundo le gusta salir con su marcha y sus cosas. Sacrificarse por una escuela es difícil y hay que valorar las que están trabajando en este ámbito. Casi siempre son las mismas.

En España se dedicaron muchos esfuerzos en surtir a grandes corredores, pero se descuidaron las categorías base

P. Solos no pueden hacerlo.

R. Claro, falta muchas cosas. Granada tiene tres pistas peraltadas. La afición que hay en Granada no es la misma que hay en Córdoba por esto mismo. Sevilla tiene la de Dos Hermanas con su velódromo. Aquí en Córdoba, para la afición que hay, no hemos tenido ese tipo de instalaciones. Aquí siempre se ha intentado, pero no se ha hecho.

P. También es reseñable las pocas pruebas que existen en Córdoba.

R. Tenemos la Vuelta de Andalucía y la Clásica de Jaén, que, por cierto, ha llegado para quedarse. Tenemos los caminos de olivos y eso esta bien visto de cara al exterior aunque nosotros lo veamos normal. Es un atractivo y que ha tenido una gran aceptación. Esos caminos lloviendo... será espectacular.

P. ¿Por qué Córdoba no tiene algo así?

R. Hay que trabajarlo un poco. Desde aquí trabajamos en montaña con la Guzmán El Bueno, que es un referente a nivel nacional y estoy centrado en eso. Hace falta que aquí haya más competiciones, pero sí que la hay en BTT (ciclismo de montaña). En carretera es una asignatura pendiente total, pero, como te he dicho, aquí hace falta una pista peraltada.

P. ¿Crees que Córdoba al final la tendrá?

R. Yo lo he intentado tantas veces que al final me he desanimado. Si mañana me llaman, aquí estoy para echar una mano cuando haga falta, pero también tienen que entender que una pista peraltada, que será como un campo de fútbol de dimensiones, tendrá también otros usos como el de BMX. No solo es para ciclistas y eso no vale tanto. No es costoso, pero hay que unirse entre los clubes, que ya ha habido esa unión en un pasado, aunque no se haya conseguido. Es la asignatura pendiente que tiene Córdoba con el ciclismo de carretera.

P. ¿Falta unión?

R. Unión no. Falta voluntad política, que se unan los clubes y que intenten sacar esto. Se ha intentado años atrás, pero si mañana me llaman, estoy donde haga falta.

P. En varios deportes parece que ha vuelto a emanar la tendencia de que Córdoba merece más deporte de élite.

R. Sí. Pero claro, si no trabajas la base… un naranjo no da naranja si no lo plantas. Tienes que plantarlo, cuidarlo, regarlo y después sacar las naranjas. Córdoba tiene grandes corredores en BTT, muy buenos en todas las categorías y pienso que algunos van a saltar en carretera.

En Córdoba hay un gran potencial en ciclismo, pero no tiene pistas peraltadas

P. Si se diese ese salto, ¿estos corredores llegarían lejos?

R. Sí, lo tengo claro. La montaña es muy selectiva. Una prueba que dura una hora y media pues es un contrarreloj. Es muy exigente. Si tienes un puerto que sabes que es una contrarreloj, pues están acostumbrados a esos grandes esfuerzos. Desde la montaña tienen que trabajar con más vistas a la carretera porque los corredores que no salgan de aquí, puede ser que vengan de la montaña. Tenemos muchos corredores de montaña y muy buenos.

P. Saltando al panorama nacional, ¿hay buenos ciclistas llegando desde la base?

R. Sí. Como te he dicho antes, hay muy poquitos. Vienen Ayuso, Arrieta y Carlos Fernández de Almuñécar, que está en el Ineos. Este va a ser el referente no solo de Andalucía sino que de España.

P. ¿Qué falta en España para cambiar la tendencia?

R. Nos faltan grandes figuras. Valverde es un referente a donde vaya, pero hay que tener en cuenta de que tiene 42 años y que realmente no va a ser eterno, pero sí que le debemos muchísimo por su forma de ser y por su forma de competir. Es un referente en España, pero cuando se retire lo vamos a notar muchísimo.

P. Parte de la afición a este deporte se ha malacostumbrado a los grandes éxitos.

R. Sí. Nos hemos dormido. Hemos tenido grandes figuras porque hemos sido grandes privilegiados. Desde Perico Delgado, Carlos Sastre, Miguel Induráin, Purito, Contador… estamos malacostumbrados afortunadamente, pero ahora lo que necesitamos, si no son tantos, al menos la mitad. A ver lo que tenemos. Tenemos una gran afición al ciclismo y esperemos no caer en un vacío de figuras. Es como le está pasando a Eslovenia con Pogačar, un país chiquito pero que las grandes figuras están saliendo de allí. Todos los que están saliendo son buenos, pero porque la base se está trabajando. Los ciclistas no salen de la nada. Estarán haciendo algo muy bien. Inglaterra no tenía potencial hace diez años y ahora está emergiendo, como algunos países. Francia, Italia y España no nos podemos dormir. Nos hemos malacostumbrados a tener grandes figuras, pero ahora estas están saliendo de otros países.

P. ¿Cómo ves la Vuelta a España?

R. Pues va a ser muy competitiva y, además, va a ser selectiva porque hay corredores de grandísimo nivel que no han podido lucirse en el Giro de Italia o en el Tour de Francia y vienen sabiendo que es su última oportunidad. La Vuelta a España, en las fechas que tiene, es muy competitiva y las grandes figuras que no hacen un buen papel durante las otras dos grandes vueltas tiene la obligación de hacer un gran papel. Va a ser interesante y muy competitiva. Traerá grandes sorpresas y será competitiva, sin ganador con más de una minutada. Se resolverá con un nivel de tiempo muy pequeño entre todos.

P. ¿Cuáles son tus tres favoritos para hacerse con la general?

R. Yo siempre tiro para la tierra. Enric Mas no está valorado como realmente es. Se le señala mucho en el fallo, pero realmente hizo una segunda posición en la Vuelta España, a pesar de sus errores en el Tour de Francia. No sabemos valorar lo que hace. Enric Mas puede estar ahí. Evenepoel también estará ahí. Roglič también que viene con una lesión, pero si viene es porque está bien. Ha tenido una lesión grave, pero lo más fácil es decir que no estás bien para quitarte responsabilidad de cara a la carrera. Carlos Rodríguez va a ser un referente en el Ineos y está trabajando. Si tiene suerte y el equipo le respeta un poquito, puede estar en el podio. Es un chaval que queda por destapar. Ayuso aún sigue siendo demasiado joven. Pasó de junior a profesional y este es el segundo año en UCI (Unión Ciclista Internacional). Va a estar ahí haciendo cosas.

En España, Francia e Italia nos hemos malacostumbrados a tener grandes figuras

P. Te iba a preguntar por una sorpresa, pero imagino que te quedas con Carlos Rodríguez.

R. Sí. Carlos Rodríguez, Evenepoel también, aunque dicen que no es de grandes vueltas pero cojo no es. Está ahí, tiene una trayectoria inmensa y si falla en la Vuelta a España pues no lo sabemos, pero sube bien, hace la contrarreloj bien y siempre está vivo en carrera. Puedes tener mala suerte, pero si estás atento… Quintana pesa 50 kilos y mide 1,50 metros, pues cuando está con los abanicos, siempre está ahí. Solo, además. No lo dejan en un abanico ni muerto. Quintana, por ejemplo, también hará cositas, aunque no para la general (entrevista realizada antes de ser conocida la ausencia de Quintana en la Vuelta a España).

P. Ha cambiado el ciclismo de tu época con respecto al actual.

R. Las épocas son diferentes. Cuando he estado con corredores, yo nunca he querido decirle lo que yo hacía. Cada época es diferente. El corredor ahora está mucho más cuidado. Los equipos invierten ahora mucho más en fisioterapeutas, psicólogos, endocrinos, preparadores físicos… Antes habían preparadores físicos, pero ahora hay uno cada dos o incluso cada uno. Cuando va un corredor, siempre se le hace un test de esfuerzos para saber cómo va. Así, una semana antes le ves un poquito y los equipos llevan una visión de cómo va cada corredor. Antes era imposible y ahora está ahí. Hemos visto un Tour de Francia muy bonito y creo que vamos a ver una Vuelta a España muy bonita y muy competitiva.

P. ¿Crees que es más divertido el ciclismo actual que el de tu época?

R. Es diferente. Hay cosas que no han cambiado. Tu llegabas a un puerto de primera y había ciertos metros o kilómetros donde no podías pasar. Eso existía hace 40 años y sigue existiendo ahora. Yo había veces que llegabas a puertos y no veías nada. Después, el puerto está cortado abajo, el día de antes, y si tiene 15 kilómetros el puerto, pues lo suben andando y luego tienen que bajar. Eso es afición. Esos no compran una entrada y se sientan tan normal. Esos son los aficionados. Suben andando porque los coches no los permiten. Eso es afición y no son pocos. Cuando he tenido el equipo y antes cuando corría, los autobuses no suben hasta arriba. Sube un coche y después subes y bajas al ritmo de la gente. La gente sube para ver a los ciclistas 15 o 20 segundos y eso lo valoro mucho. Luego, el ciclismo tiene unos valores muy importantes: se le aplaude desde el primero al último, sea al equipo que sea. No quiero nombrar deportes, pero hay ciertas disciplinas donde se enfrentan aficiones y eso aquí no existe. La gente aplaude sea del equipo que sea. Esos valores que tiene el ciclismo hacen falta en otros deportes. Hay varios deportes donde hay dos equipos y tienes mucha rivalidad. De hecho ten cuidado al salir a la calle porque fíjate lo que te encuentras, pero eso en el ciclismo no existe.

P. Por mucho tiempo que pase, hay cosas que no cambian.

R. Hay gente que puede tener más afición por un equipo, pero después aplauden desde el primero al último. Ese valor que yo he visto pues me han faltado en otros deportes. Yo sé que en el ciclismo es así. La afición que hay y esa actitud que tiene el ciclismo como deporte tiene un gran valor, tanto en deporte como en afición.

P. ¿Sigues otros deportes?

R. Sí. Yo suelo seguir todos, prácticamente. De fútbol soy menos, pero cuando hay una competición o un derbi, pues me gusta.

P. ¿Con cuál te quedas si no es el ciclismo?

R. Me gusta mucho el tenis. En tenis me puedo referir a Nadal como a Valverde. Cuando se nos vaya Nadal, a ver qué nos queda. Nadal es un referente. Ahora ha salido Alcaraz muy potenciado, pero no lo comparemos nunca con Nadal porque cuando tenga la trayectoria de Nadal será momento para compararlo. Es prácticamente lo mismo que pasó con Miguel Induráin y Abraham Olano cuando salió. Ganó la Vuelta a España y ya dijeron que era el próximo Miguel Induráin. Fue un gran corredor, pero no se puede comparar. Cuando ganó Alcaraz meses atrás y ya lo estaban comparando con Nadal, pues nos equivocamos.

Cuando se retire Valverde, el ciclismo español lo va a notar mucho

P. Es meterle más presión.

P. Exacto. Si no llega a lo que ha hecho Nadal, pues ya será un fracasado para muchos. Hombre, pues no. Hará lo que tenga que hacer y lo que ha hecho ya es importantísimo. No es bueno compararlos para los chavales. Cada uno tiene sus características y veremos a ver sus trayectorias. Nadal ha ganado 22 Grand Slams y cuando lo gane Alcaraz pues ya lo compararemos, pero no cuando ha ganado tres partidos. En ciclismo pasa igual. Cuando sale un chaval, pues la gente compara, pero primero vamos a ver cómo crece y cómo va su trayectoria. Por ejemplo: Carlos Rodríguez, Ayuso y Arrieta son grandes corredores y ahora tienen que demostrarlo.

P. Es bueno poner expectativas en ellos, pero no comparar.

R. Hay que valorar lo que cada uno vaya haciendo para no meterle más presión. Su trayectoria va a marcar dónde van a estar. Tenemos tres o cuatro chavales que alguno puede estar arriba, pero no podemos compararles con Miguel Induráin.

P. Dejando a un lado lo deportivo y dando un salto al apartado comercial, ¿cómo se gestó el proyecto de Ciclos Cabello y por qué?

R. Somos una tienda que tiene una trayectoria importante. Yo creo que de mi época quedan muy pocos realmente siendo referentes. Hablas en Valencia, Barcelona o Madrid con un aficionado al ciclismo y le dices Ciclos Cabello y te responde: “Ah sí, la tienda de Córdoba”. Nosotros hemos creado una marca y realmente estamos muy contentos. Sí que es verdad que el cambiarnos a aquí es porque los tiempos van cambiando. Nosotros teníamos una tienda en Colón y aquí teníamos un gran aparcamiento en la puerta para que vengan nuestros clientes. Esto ha sido una gran demanda no solo en el ciclismo sino que en las grandes superficies y en todo. Optamos por un complejo deportivo y creo que hemos acertado. Vamos a seguir trabajando, también estamos centrados en el apartado on line que también va a ser un referente en el futuro porque ha venido para quedarse y queremos estar ahí. La edad que tengo y la sucesión que tengo es mi hijo Antonio Cabello junior y Martínez, tanto mi hijo como mi yerno vienen del mundo del ciclismo y los dos han sido profesionales. Saben lo que es el ciclismo, saben lo que es el comercio porque ahora lo están aprendiendo muy bien y me siento muy satisfecho por la sucesión que voy a tener. A parte de que haya un gerente que dirija y modernice a la empresa.

P. Ahora con todo el ritmo de ventas que estáis teniendo, ¿la pasión por el ciclismo en Córdoba está aumentando o se ha mantenido con el paso de los años?

R. Se ha mantenido siempre. Si es cierto que ahora los materiales de carretera, por las escuelas y demás, ha disminuido un poco. En montaña no. Córdoba es un potencial en montaña en el panorama autonómico y es digno de mencionar.

Los valores que tiene el ciclismo hacen falta en otros deportes

P. Con toda la problemática que ha habido con los precios y que sigue siendo un problema para los principales negocios de este país, ¿cómo habéis sufrido este percance?

R. Ha sido en todos los sectores. En el sector del automóvil tenemos grandes fábricas aquí y en Francia, pero todo depende de complementos de China. Ahora nos hemos dado cuenta que depender de China para todo… De todas las marcas de todo el mundo, el 98% de los componentes dependen de China. Depende del mercado que si cae o pasa algo, pues incrementa tanto el servicio como el producto. Es cierto que ha habido un desabastecimiento con todos los problemas globales que han existido, pero en todos los sectores. Poco a poco está cogiendo todo su nivel.

Nosotros, previendo un poco, no nos ha faltado producto. Si es verdad que tenemos muchas referencias y si no tenemos de una marca, tenemos de otra. Hemos jugado un poco con eso, pero sigue habiendo en muchos sectores. Quieras que no tenemos que depender un poco de nosotros porque no podemos depender siempre de países orientales.

P. ¿Cómo te ves dentro de cinco años?

R. Me veo delegando un poco el negocio por mi edad. Aun así, estoy intentando hacer algo en concreto. Mi mayor pasión siempre ha sido dirigir un equipo ciclista profesional. Estamos trabajando en ello para crearlo unos años atrás y no lo voy a dejar porque sería mi jubilación en un deporte que tengo mucho conocimiento, ya que he vivido todas las épocas: desde corredor a tener equipos profesionales. Por fortuna, ahora me voy a la Vuelta a España. Tengo la oportunidad de estar invitado y estar presente con la organización. Eso es un activo que a mi me gusta y que sigo manteniendo en la actualidad.

P. Y sobre todo los contactos, que son cruciales.

R. A muchísima gente conozco porque en este mundo siempre hay que ser transparente y siempre ser como eres. Yo he seguido siendo el mismo, pero actualizado. Antes era una época y ahora otra, por lo que hay que adaptarse a la realidad. Mi ilusión es dedicarme, cuando ya delegue los negocios, que me queda muy poquito por cierto, a un equipo profesional. Me apasiona y sé que lo podemos hacer muy bien con las nuevas tecnologías. Ahora no solo es correr. Tienes que tener un equipo muy bueno de ciclismo, pero también de comunicación y marketing. Ahora se están dando cuenta muchos equipos pero yo me he dado cuenta de que cuando presento a alguien el equipo me preguntan el motivo de tantas personas en comunicación, pero es que es necesario. Tenemos que subir los vídeos de lo que se está haciendo, los viajes… En ese aspecto lo tengo muy claro y ahora más todavía. Ahora no solo es llevar a un corredor y ganar. Tú tienes que llevar a tu equipo a la afición mundial y eso se consigue con las redes sociales y el marketing. Tú eres más joven que yo y estás más adelantado, pero es crucial tener un equipo que mantenga la actualidad del equipo en redes sociales. 

Me siento muy satisfecho por la sucesión que voy a tener en Ciclos Cabello

Etiquetas
stats