Al-Zahara exige mayor compromiso político para evitar el fin de los centros cívicos

Concentración de los vecinos de Valdeolleros en el Centro Cívico Norte esta semana

La Asamblea Ordinaria de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, presidida por Antonio Toledano, y a través de varios representantes de colectivos que tomaron la palabra, han mostrado a la concejala delegada de Participación Ciudadana, María Luisa Gómez su temor por el evidente riesgo de cierre de la red de centros cívicos, espina dorsal del sistema de Participación Ciudadana del que se fue dotando la ciudad a lo largo de décadas, y el malestar porque se desoigan las reivindicaciones de las asociaciones vecinales.

El encuentro tuvo lugar durante la celebración de la asamblea ordinaria de la federación Al-Zahara, a la que se invitó a participar a la nueva concejala responsable para que explicara su proyecto y la gestión en los próximos meses. Al respecto, María Luisa Gómez dio cuenta de su compromiso político y personal y del esfuerzo que se está realizando para atender las reivindicaciones de las asociaciones vecinales, tanto desde su área como desde el resto del gobierno local, detallando los problemas que se están encontrando para satisfacer la necesidad de personal (particularmente técnicos), pidiendo a las asociaciones un trabajo de reflexión conjunto con la Administración local para maximizar los recursos humanos actuales y lograr la máxima eficacia de los mismos.

Por su parte, los representantes vecinales le reclamaron “más compromiso” y dieron cuenta de cómo la falta de personal, entre otros problemas, ha paralizado en muchos centros cívicos la práctica totalidad de su actividad, cuando no se han cerrado directamente (caso de El Higuerón o Miralbaida) o se retrasa con cualquier excusa su apertura (Cerro Muriano) pese al coste que supuso dotar a la zona de este equipamiento.

En la lista de agravios se citó situaciones a todas luces insostenibles, como que un técnico lleve las programaciones de dos e incluso tres distritos, hablándose de “cansancio” al desoírse las quejas y movilizaciones de la vecindad e incluso de “haberse llegado al límite de la paciencia” de los colectivos.

Distintos intervinientes en la asamblea llegaron a cuestionar incluso si existe voluntad política, tanto en este gobierno local como en otros pasados, para impulsar la Participación Ciudadana en la gestión de la Administración local, además de cumplir con el Reglamento de Participación, con la norma que regula las juntas municipales de distrito y con el Reglamento de Uso de los Centros Cívicos.

“Ha llegado el momento en el que el Ayuntamiento tiene que decidir si quiere o no participación ciudadana”, afirmó uno de los asistentes. En la asamblea ordinaria, celebrada en la Casa Ciudadana, también se procedió a la preceptiva presentación del Informe de Gestión y el Balance Económico del 2021 de la federación vecinal, que fueron aprobados por unanimidad de los representantes de las asociaciones vecinales asistentes.

Etiquetas
stats