Cuarenta jóvenes en riesgo de exclusión se forman para mejorar su nivel académico y el acceso a un empleo

Jóvenes de la Fundación Don Bosco

Cuarenta jóvenes de entre 15 y 25 años en situación de vulnerabilidad por abandono escolar temprano se han formado en diseño en CAD y 3D builder, en técnicas de montaje y ensamblado de equipos eléctricos y electrónicos, y como monitores de aula matinal y comedor escolar, gracias al programa de la Fundación Don Bosco financiado por el IMDEEC.

El objetivo de esta iniciativa es mejorar la inserción sociolaboral de este colectivo y favorecer una evolución positiva en la mejora de su nivel académico, ofreciéndoles nuevos recursos formativos adaptados a sus necesidades y que no existen en el sistema de enseñanza reglado.

Como ha explicado el director de la Fundación en Córdoba, Antonio Herrera, con esta actividad se les ha dado una formación laboral básica relacionada con las necesidades del mercado laboral de su entorno y adaptada a las necesidades de las empresas.

Además, “gracias a la subvención del IMDEEC, los participantes han podido matricularse para obtener la ESO a través del sistema de Radio ECCA. Un programa a distancia por módulos que incrementa el grado de éxito de estos jóvenes, y para el que resulta difícil obtener financiación”.

Para abordar el proyecto con éxito y mejorar la motivación de los participantes, desde la Fundación Don Bosco también han llevado a cabo un entrenamiento en competencias personales y un seguimiento individual de cada participante. Herrera ha valorado este proyecto de manera “muy positiva.

Con el apoyo del IMDEEC, podemos consolidar y dar soporte a la apuesta de nuestra entidad por una formación integral y de calidad. Esta valoración se evidencia en los resultados de participación del proyecto, que han superado los objetivos iniciales planteados, siendo casi 40 chicos y chicas los que reciben alguna formación laboral específica.

Además, muchos mejoran su nivel de cualificación inicial académica: en concreto 19 de los participantes superan el curso académico del que partían y cinco titulan en ESO“. El proyecto de la Fundación Don Bosco cuenta con una ayuda de 20.000 euros del Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo de Córdoba, dentro de las Subvenciones para Entidades sin Ánimo de Lucro. Una financiación ”que ha permitido mejorar la capacitación laboral de uno de los grupos más vulnerables“, ha señalado la presidenta del IMDEEC y delegada de Reactivación Económica, Blanca Torrent. Este colectivo no solo presenta un alto índice de fracaso escolar y un bajo nivel formativo. Además, la mayoría vive en zonas de exclusión y sufren problemas de desestructuración familiar o han tenido que emanciparse sin contar con los recursos necesarios para hacerlo, por lo que tienen una necesidad económica para poder subsistir.

“Estos jóvenes parten con un enorme nivel de desigualdad de oportunidades, que exige la creación de instrumentos y recursos formativos adaptados a sus necesidades, que nos ayuden a mejorar su empleabilidad –ha añadido Torrent-. Y eso es lo que se está consiguiendo con este programa: motivarlos y darles herramientas para que se enfrenten al mundo adulto con garantías”.

En su convocatoria de 2021, a la que pertenece este proyecto, el IMDEEC ha triplicado el presupuesto para Subvenciones a Entidades sin Ánimo de Lucro, superando los 1,4 millones de euros. Estas ayudas incluyen una línea específica para la formación e inserción laboral de colectivos con especiales dificultades, de la que se han beneficiado 26 asociaciones “y que nos permite impulsar una ciudad más inclusiva”, ha concluido.

Etiquetas
stats