Vox ante la posibilidad de ser la llave de un gobierno de derechas en Capitulares

Los candidatos 2 y 3 de Vox al Ayuntamiento, Alejandro López y Paula Badanelli | ALEX GALLEGOS

"Aquí nadie está como profesión. Todos están compatibilizando esto con su trabajo y la familia", explica Paula Badanelli, número dos de Vox al Ayuntamiento de Córdoba, cuando le preguntan cómo está siendo la campaña para el partido de Santiago Abascal en Córdoba. Ella, que ya ha vivido otras contiendas electorales -nunca como elegible- en el Partido Popular, destaca que la contienda para las locales no está siendo "estresante".

No obstante, Badanelli lleva varios días asumiendo el liderazgo de cara a los medios de comunicación, dado que el número 1 a la Alcaldía, Rafael Saco, ha estado enfermo y ha tenido que "mantener su horario de trabajo porque tiene que cumplir con una serie de clientes". Así pues, quien atiende a CORDÓPOLIS para hablar de la campaña de Vox a las municipales es la número 2, acompañada del número 3, el abogado Alejandro López.

La entrevista tiene lugar en la sede del partido, en pleno centro de Córdoba. La llegada a la misma ya permite ver que, al igual que ocurre con Podemos, hay cordobeses que no se sienten muy cómodos con este partido y lo pagan con el cartel de la formación. Badanelli explica que es la tercera vez que lo rompen desde que se han mudado y de eso hace apenas unas semanas. La número 2 enseña la sede del partido, en la que no faltan ni la bandera de España de rigor ni un buen cuadro del monarca Felipe VI de España.

Antes de encender la grabadora, reconoce que, a pesar de haber ejercido como periodista hasta hace solo unos días -lo ha tenido que dejar por su apuesta por la política-, sigue sin estar acostumbrada a los focos y lo hace extensible al resto del equipo de Vox en Córdoba. "Nosotros no buscamos fotos porque creemos que la gente está aburrida de la típica foto de los políticos, sino que hemos buscado un programa de medidas reales que podamos asumir", afirma la candidata. ¿Dónde está es programa?, se le pregunta ante la ausencia del mismo.

Lo cierto es que Vox, al igual que la mayoría de los partidos con opción a entrar en Capitulares, ha optado por ir dosificando las medidas, soltándolas a través de notas de prensa. Este miércoles, Badanelli adelanta una que a la formación le parece muy importante.

"Tener una piscina en Córdoba debería ser un derecho y no un lujo"

Esto es la construcción de doce piscinas abiertas en doce barrios de Córdoba y la reparación de otras tres. Un proyecto en el que Vox invertiría unos 15 millones de euros de las arcas públicas, un gasto que Badanelli considera "perfectamente asumible". "La idea, que va en el ADN de Vox es ponerlo en marcha de manera público-privada, pues la piscina después la gestionaría una empresa, que llevaría el servicio de hostelería o jardinería y que tendría un canon igual que el resto", especifica la candidata, que añade que "el verano es muy duro".

A su juicio, "tener una piscina en Córdoba debería ser un derecho y no un lujo" y le parece "sorprendente que nadie haya abordado el problema de que haya barrios con miles de personas que viven en un piso de 100 o 120 metros cuadrados, algunos incluso sin aire acondicionado, y que tengan que estar todo el verano metidos en sus casas".

No es ésta, además, una promesa cualquiera, con posterioridad explicará que, en un posible pacto de investidura, quien quiera el apoyo de Vox habrá de comprometerse a llevarla a cabo junto a otras que ya ha adelantado la formación, como la de hacer cambios en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU). En este sentido, Badanelli recuerda que Vox lo que propone es que el Ayuntamiento sea el que lleve el servicio de licencias.

PREGUNTA. Me sorprende esta petición, porque el ayuntamiento tiene sus propios problemas burocráticos para sacar adelante expedientes y ustedes lo han denunciado con insistencia.

RESPUESTA. Bueno, pero se haría con las personas...

P. ¿Usted qué pide, que lo asuma Alcaldía?

R. Bueno, no te digo qué delegación, sino que se municipalice, que se lleve a Capitulares y dependa de una delegación concreta, no de un Reino de Taifas donde la gente trabaja como trabaja, cobra lo que cobra, tiene un presidente, tiene un consejo, y al final lo que pasa ahí no lo sabe ni la interventora, que ya está harta de decir que se puede estar cometiendo algún delito... Y hay que funcionarizar el tema de la gerencia. Tiene que haber más funcionarios. No puede ser que más de la mitad de la plantilla no sea funcionario. Y, si esto tiene que ser así, a lo mejor hay que externalizar algún servicio que se pueden prestar desde fuera.

Badanelli parece omitir, deliberadamente o por desconocimiento, que en la práctica ya hay muchos proyectos que certifican empresas externas y que, por otro lado, la Gerencia de Urbanismo, al igual que todos los entes públicos, están sujetos a la fiscalización de la Cámara de Cuentas. En cualquier caso, la número dos de Vox tiene claro que el Ayuntamiento tiene que contratar más personal público para Urbanismo y para otra de las áreas en las que encuentra un déficit de funcionamiento, los servicios sociales.

En este ámbito, especifica que, si no se puede contratar más empleados públicos, "habrá que plantearse la externalización de servicios". "Lo que no puede ser es que se tenga que esperar 6 meses para una ayuda de emergencia", afirma Badanelli, que conoce bien Capitulares, puesto que trabajó como asesora de José Antonio Nieto cuando éste era alcalde de la ciudad.

Todo lo que sea gasto superfluo y se pueda sustituir por externalización de servicios, lo haremos

Aquel cargo que ostentó puede que esté en el germen de otra de las medidas planteadas hasta la fecha por el partido de Santiago Abascal, que es la reducción del número de asesores en el Ayuntamiento. En la entrevista, Badanelli y López reconocen que Vox cuenta con sus propios asesores en el Parlamento Andaluz, aunque aclaran que son "muchos menos de los que puede tener".

Si finalmente entran en el Ayuntamiento, estos dos posibles concejales no tienen aún planteado qué harán con sus sueldos y si contarán con asesores -Badanelli, de hecho, está llevando la prensa del partido durante la campaña-, pero lo que sí tienen claro es que "hay que adelgazar la administración, porque creemos que está sobredimensionada".

P. ¿En el Ayuntamiento de Córdoba está así? Usted lo conoce.

R. Pues a lo mejor tenemos mucho más personal de libre designación, coordinadores generales por ejemplo, y lo que faltan son directores generales. Porque unos pueden sacar adelante expedientes y otros no. Nosotros, por línea general, creemos que los ayuntamientos los tienen que llevar los funcionarios porque es la única garantía de imparcialidad, objetividad y legalidad. Excepcionalmente, habrá casos en los que necesitas un perfil concreto que a lo mejor no lo encuentras en el Ayuntamiento, pues, siempre con libre concurrencia, podrás acudir a él.

P. Me llama la atención esta propuesta y es algo que yo calificaría de populista, porque un asesor no firma expedientes. Usted lo sabe. Al final el Ayuntamiento lo llevan adelante los funcionarios, que son los que frenan o permiten que avance el expediente.

R. Claro, pero si el ayuntamiento tiene unos recursos X y los destinas a personal de confianza, no lo estás destinando a otra cosa. Y yo te puedo asegurar que un asesor no saca ni un solo tema que dependa de un funcionario. Nosotros queremos adelgazar la administración y todo lo que sea gasto superfluo y se pueda sustituir por externalización de servicios, lo haremos.

Badanelli reconoce que está un poco harta de hablar de su pasado como asesora de José Antonio Nieto, pero lo encaja aparentemente con tranquilidad, pues sabe que su fichaje por Vox se entendió como un agravio en el Partido Popular, para el que llegaron a trabajar tanto ella como su pareja. En cualquier caso, la número dos de Vox aclara que "nunca" ha tenido un cargo político hasta la fecha y que su fichaje por Vox no ha sido cosa "de un día para otro", sino que ha venido tras la reflexión de que los populares demostraban "cierta tibieza" al tratar algunos asuntos que para ella son "vitales".

"Cuando empecé a oír un poco a Vox y conocí a Alejandro (Hernández, el presidente provincial), yo vi que coincidía prácticamente en todo. Yo me siento muy cómoda en Vox porque yo siempre he pensado así", señala la exasesora de José Antonio Nieto, que se muestra dispuesta a "hablar con todo el mundo" de cara a una posible investidura a partir del 27 de mayo.

En este ámbito, adelanta que Vox va a poner sobre la mesa una serie de cosas a las que "no quiere renunciar" y que "si José María Bellido o Isabel Albás las aceptan" no habrá problemas para sacar adelante un gobierno, aunque apostilla que su experiencia en Andalucía no está siendo satisfactoria y reprocha que, tradicionalmente, el PP ha llevado a nivel local "políticas continuistas".

"No vamos a gastar ni un duro ni un minuto en seguir enfrentando a cordobeses"

La entrevista con Badanelli se produce unas horas después de que se conozca que el diputado de Vox y candidato a la Alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith, firmó un artículo titulado No olvidar en el realizó una alabanza a la doctrina falangista, y apenas unos días después de que la asociación de familiares de víctimas del franquismo Dejadnos Llorar denunciara que la Oficina de Memoria de la Junta en Córdoba ha dejado de funcionar desde la investidura del nuevo gobierno del PP, que firmó con Vox la derogación de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía.

En este asunto, a nivel local, el Ayuntamiento se comprometió a crear una Oficina de Atención a las Víctimas que, por el momento, no está en marcha y que parece que tendrá que asumir la futura corporación.

P. ¿Cómo afrontaría Vox este asunto a nivel local, teniendo en cuenta que es un compromiso del pleno?

R. Nosotros no vamos a gastar ni un duro ni un minuto de nuestro tiempo en seguir enfrentando a cordobeses y en seguir mirando al pasado.

P. Pero aquí se trata de cumplir un mandato del pleno y una ley.

R. Bueno, la ley tiene muchas interpretaciones. Nosotros hemos dicho que repondremos el nombre de las calles y el nombre de los barrios y que no perderemos ni un minuto más en revanchas ni en enfrentamientos.

P. Eso de que las leyes son interpretables es algo que dicen los independentistas en Cataluña.

Alejandro López, que ha asistido en silencio a la conversación y que es abogado interviene en este punto para recordar que uno de los compromisos firmados con el PP es la derogación de esa ley y que, por lo tanto, no tendrán que cumplir este mandato.

P. Bueno, pero eso no se ha hecho por el momento y no creo que se haga antes del 27 de mayo. Lo cierto es que hay cientos de víctimas que se han sometido a unas pruebas de ADN y unas exhumaciones que se han hecho, personas que están en un limbo jurídico y que no tienen la culpa. El próximo gobierno tiene que hacer algo con eso, ¿o los dejarían en el limbo?

R. Bueno, cuando lleguemos lo veremos. Es un tema en el que no hemos participado, ni conocemos. Nosotros queremos derogar la ley. En eso no cambiamos ni un ápice. Lo que pasa es que no depende de nosotros.

Etiquetas
stats