Desirée Benavides: “Scarpia supuso darle una nueva visión al patrimonio histórico de El Carpio”

Desirée Benavides | ALEX GALLEGOS

La alcaldesa de El Carpio, Desireé Benavides, está de celebración. Scarpia, el festival de arte contemporáneo de la localidad, cumple su 19 edición este año 2020, en el que, a pesar de la pandemia, se ha optado por seguir adelante y programar un certamen cuya organización asumió el propio Ayuntamiento en 2016.

Benavides ha acompañado a CORDÓPOLIS por algunas de las exposiciones del certamen, que se inauguró el pasado viernes 18 de diciembre y que permanecerá al alcance del público hasta el 6 de enero de 2021, y ha aprovechado para hacer balance de los primeros días en los que, coincidiendo con la apertura de la movilidad, “se ha notado una mayor actividad en la localidad, especialmente por parte de visitantes de los municipios vecinos”.

Aunque no solo de la zona. “Ahora mismo nos ha dicho la artista Virginia Bersabé, que este año ha pintado el muro del Palacio Ducal, que la gente de fuera venía a Scarpia buscando el muro”, explica la regidora, que reconoce que, en el momento en que se planteó esta edición, se tuvo en cuenta que iba a haber también un sector del público reticente a moverse.

En cualquier caso, se ha decidido seguir adelante. Benavides explica que las últimas semanas ha sido algo más caóticas, puesto que la fase de producción es la más compleja, y porque este año había que adaptar el festival a as medidas Covid. Lo que no ha estado nunca en vilo ha sido su celebración.

“Esta edición queríamos hacerla sí o sí, con independencia de la situación que hay ahora mismo. Primero, porque hay que seguir apostando por la cultura. Y en estos momentos más, aunque sea complicado por los recursos económicos que tenemos. Y luego, por el momento que estamos viviendo. Es muy importante que las personas puedan disfrutar de este tipo de certámenes”, señala la alcaldesa, que defiende que “Scarpia está totalmente asentado y es un referente a nivel nacional en el sector del arte contemporáneo”.

Lo cierto es que no muchos festivales de arte consiguen aguantar 19 ediciones, con los rigores presupuestarios de la última década. Benavides apuntala la importancia de esta cita. “Para El Carpio, que tiene su patrimonio histórico y que se intenta poner en valor con distintas opciones, Scarpia supuso darle una nueva visión y un nuevo formato a esos edificios. Una visión diferente que mezcla lo antiguo, lo histórico, con la producción de arte contemporáneo de hoy día”, afirma.

“Estos 19 años han servido para que se asiente y para que los artistas que intervienen sean de mayor renombre y popularidad, lo cual le da más visibilidad a El Carpio”, ha añadido Benavides sobre una cita que, además, suele suponer un reto para los invitados, que tienen que adaptar su obra a espacios monumentales o pintorescos. “Scarpia es un reto y un esfuerzo para ellos porque exponen en lugares muy potentes. Pero yo creo que están contentos porque también es un formato novedoso, poder exponer o intervenir en edificios de este tipo”, concluye Benavides.

Etiquetas
stats