Ciudadanos celebra tener de nuevo en sus manos el Gobierno andaluz

Candidatos y cargos de Ciudadanos celebran los resultados |  MADERO CUBERO

En la sede de Ciudadanos, los primeros abrazos efusivos y aplausos se escuchaban ya con la llegada de los interventores y apoderados más avanzados antes de las 22:00. Preludiaban los primeros resultados hechos públicos ya al 82% en toda Andalucía y que daban la mayoría del Parlamento a las fuerzas de la derecha en una noche electoral histórica. Con la confirmación de los resultados, las sonrisas se hacían más grandes y los abrazos agradecían la recompensa por el trabajo hecho en la campaña entre militantes y simpatizantes.

Pese a que Ciudadanos no ha logrado el sorpasso al PP al que aspiraba, el crecimiento experimentado y la posibilidad de tener de nuevo en sus manos la formación de Gobierno en Andalucía han sido motivos de celebración desde el primer momento. El escrutinio alimentaba los aplausos y la sensación de volver a tener un papel protagonista en el futuro del Parlamento andaluz.

En la sede cordobesa de Cs, desde primera hora de la noche se encontraba el número uno de la candidatura y ya parlamentario electo, Francisco Carrillo, acompañado de los diputados y miembros de la Ejecutiva Nacional de su partido, Marta Martín y Miguel Gutiérrez, además del diputado por Córdoba Marcial Gómez. Poco después se sumaba, llegada desde un colegio electoral, la parlamentaria y número dos de la candidatura, Isabel Albás, y con ella el aire de celebración que ya no abandonó la sede naranja durante el resto de la noche.

“Ahora, sí. Ahora, sí”, coreaban los presentes en una sala en la que se aplaudía la aparición del candidato a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, en la pantalla de televisión en la que seguían los resultados de la noche. Más tarde, escuchaban y vitoreaban a su líder nacional, Albert Rivera. Tras ellos, llegó el turno del candidato por la provincia de Córdoba, Fran Carrillo, elegido en unos comicios en los que él mismo no ha podido votar al no estar registrado a tiempo en el padrón.

“El cambio ha llegado”. Con esas cuatro palabras, Fran Carrillo sintetizaba el sentir de su formación, donde se celebraba que había finalizado “la cuenta atrás para que Susana Díaz dejara de ser presidenta de la Junta de Andalucía. Acabó la cuenta atrás. Son las cero horas, cero minutos, cero segundos del cambio”.

“Mañana Andalucía se levantará diferente”. Entre aplausos, Carrillo ha señalado cómo “Andalucía se viste de naranja, un color que viene a quedarse. Que nos apoyen los demás. Nosotros ya fuimos responsables hace cuatro años, en Andalucía y en España. Ahora les pedimos a aquellos que apoyamos que apoyen un Gobierno liderado por Ciudadanos a partir de ahora”, ha lanzado al resto de formaciones.

Entre agradecimientos a quienes han impulsado la campaña electoral de la formación naranja, a los apoderados e interventores -muchos venidos desde fuera de la provincia- y al “espíritu humano insuperable”, Carrillo ha querido dejar claro que Ciudadanos “ya no es la revelación sino la seria alternativa para liderar el Gobierno de la Junta de Andalucía”. “Solo puede gobernar un partido que crece, no un partido que pierde votos”, ha dicho en alusión a las tradicionales formaciones políticas que han caído en votos en esta cita con las urnas.

El número al Parlamento andaluz lo ha dejado claro en su mensaje final: “Ciudadanos está dispuesto a liderar el cambio desde el centro moderado. Los andaluces nos han dado ese mandato para que a partir de mañana aspiremos a liderar ese cambio”. Y las botellas de champán empezaron a descorcharse.

Etiquetas
stats