Empresa

¿Funciona la ortodoncia invisible para todas las maloclusiones?

Una ortodoncia invisible.

Una manera de solucionar un problema como las maloclusiones nos la ofrece la ortodoncia invisible que, además de ser eficaz para acabar con este problema, resulta perfecta para corregir, prácticamente, todo tipo de maloclusiones que pueda presentar nuestra boca.

Pero antes de seguir ahondando en esta cuestión, conviene dejar sentado qué es una maloclusión exactamente. Así, cuando los dientes están bien alineados y tienen un buen espacio, encajará la arcada superior con la inferior y no habría problemas de mordida. En cambio, cuando esto no sucede así, los dientes se superponen los unos a los otros y estaríamos ante un problema de maloclusión.

Por fortuna cada vez resulta más fácil salir al paso de esta alteración en los dientes de una manera eficaz gracias a la ortodoncia invisible, que se ha popularizado entre una gran parte de la población por su comodidad, su estética y, por supuesto, sus excelentes resultados. De hecho, incluso un caso de maloclusión severa puede abordarse con éxito gracias a este tipo de tratamientos. Eso sí, en algunos pacientes resulta necesario recurrir a algún procedimiento adicional, como los mini-implantes, los disyuntores o la cirugía maxilofacial.

Lo cierto es que no se trata de una mera dificultad para morder correctamente los alimentos, pues una mala colocación de los dientes puede comportar todo un rosario de patologías y alteraciones como las que detallamos a continuación:

•  Defectos en el habla y en la vocalización que, sin duda, se reflejarán en la dicción e incluso a largo plazo en nuestra autoestima y seguridad a la hora de socializar o intervenir en público.

•  Empeora la digestión, ya que la comida no puede ser masticada correctamente.

•  Dolores en la mandíbula, en el oído, así como cefaleas. Tampoco podemos descartar que una molestia en la espalda no derive precisamente de un problema de maloclusión que no ha sido subsanado por un dentista.

•  Mayores probabilidades de sufrir caries o una enfermedad periodontal dado que la higiene de la boca no se realiza adecuadamente debido a la incorrecta colocación de los dientes que, en algunos casos, pueden estar incluso apiñados y que sea difícil acceder a ciertas áreas y recovecos.

Y, por supuesto, problemas estéticos, puesto que la maloclusión puede ocasionar asimetrías en el rostro y que este no resulte del todo armónico. 

Pero, como decíamos, podemos recurrir a la ortodoncia para acabar con este problema. Los expertos recomiendan hacerlo durante la infancia o la adolescencia, ya que a estas edades el tratamiento resultará más sencillo y rápido. Sin duda, nunca es tarde si la dicha es buena y también en adultos puede ser adecuada una ortodoncia para corregir una maloclusión dental.

Etiquetas
stats