El poniente mantiene (por poco tiempo) las temperaturas primaverales en Córdoba

Turistas junto a tiendas de 'souvenirs' en el casco histórico de Córdoba

0

El viento de poniente es buen amigo de los cordobeses, aunque estos no le echen muchas cuentas. Al menos rondando los meses de mayo, junio y julio, cualquier ponentada parcial sobre la Península Ibérica mantiene a raya al calor más puro del verano. Ese flujo húmedo y fresco, que suele ir asociado a borrascas atlánticas que pululan en el entorno peninsular, empuja la dorsal anticiclónica hasta el flanco mediterráneo. En estas situaciones es el levante el que suele acaparar el pódium de máximas diarias mientras que la vertiente occidental disfruta de cierto frescor relativo.

"Montaña rusa" térmica en la despedida del mayo cordobés

"Montaña rusa" térmica en la despedida del mayo cordobés

No es para menos. Las máximas y mínimas registradas durante las últimas jornadas han estado incluso por debajo de lo incialmente previsto. En Córdoba desde el pasado domingo ninguna jornada ha alcanzado la cota de los 35 grados. La máxima registrada en el principal observatorio de la provincia se daba la tarde del martes con apenas 32.7 °C, para descender desde entonces hasta rondar los 30 grados en las tardes del miércoles y el jueves. Ese flujo de poniente además ha traído un aumento de nubosidad que se ha hecho manifiesto en las primeras horas del día, dejando el ambiente especialmente fresco durante la mañana con mínimas que de manera generalizada han rondado los 15 grados en la mayor parte de la provincia.

Así va a seguir durante la primera mitad del fin de semana. La borrasca atlántica, aunque no dejará precipitaciones o una inestabilidad marcada en la provincia, sí mantendrá las temperaturas en el mismo rango que días pasados. Sin embargo, con el paso de las horas, el centro de la borrasca se desplazará hasta el noroeste peninsular donde volverá a integrarse en la circulación general de la atmósfera. Algo que ocurrirá durante la tarde del sábado, cuando la dorsal anticiclónica volverá a encontrar vía libre para hacerse con el control de la atmósfera peninsular.

Este aumento de la estabilidad que se espera a partir del domingo tendrá un claro reflejo en las temperaturas, que experimentarán un moderado ascenso de entre 4 a 5 grados durante la jornada. Esto hará que el termómetro vuelva a escalar hasta el rango de los 34 o 35 grados en el valle del Guadalquivir y hasta superar de nuevo la barrera de los 30 grados en el resto de la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats