Volver a sonreír

.

Tres triunfos y un empate. Ese es el botín que acumulan los representantes cordobeses durante la vigésimo quinta jornada en el Grupo X de Tercera División. Un pleno muy necesario para el Córdoba B, el Atlético Espeleño y el Ciudad de Lucena, que vuelven a coger fuerzas de cara a sus respectivos objetivos. Por un lado, los blanquiverdes pelearon hasta el último instante para sumar de nuevo de tres; los jugadores de Espiel consiguieron golpear primero en la cancha de uno de los grandes de la categoría y aguantar la ventaja hasta el pitido final; mientras que los aracelitanos se hicieron con la victoria llevando ellos mismos el control de la situación en casi todo momento. Por su parte, el Puente Genil firmó unas meritorias tablas ante Los Barrios, que deberán servir para tomar impulso.

Carracedo pone la guinda (2-1)

Los jóvenes jugadores del Córdoba B se están sacando un máster apresurado en sufrimiento en el fútbol. Sin duda, en no rendirse y aprender a sobreponerse a las circunstancias ya tienen un sobresaliente, lo cual demostraron con una nueva actuación de oro en la Ciudad Deportiva ante el Sevilla C. Después de varias semanas sin poder saborear el triunfo, los pupilos de Juan Marrero volvieron a sumar de tres en tres en un duelo igualado y que no tuvo acierto real hasta el segundo tiempo. Chuma abrió la lata para los suyos nada más salir de vestuarios, aunque a los pocos minutos lograrían el empate los hispalenses. El choque regresó a la igualdad y el tiempo se acababa para los blanquiverdes, que veían cómo se escapaba una nueva oportunidad de ganar. Y ahí se dio la épica. Los espectadores que se daban cita en el feudo cordobés desataron su locura con el gol de Carracedo en el tiempo de descuento (2-1).

Espiel se hace fuerte (1-2)

Segundo triunfo consecutivo del Atlético Espeleño que no piensa darse por vencido en su objetivo de mantener la categoría. El cuadro provincial continúa recortando distancia con los puestos de salvación, después de una más que meritoria victoria a domicilio frente a la AD Ceuta FC, tercer clasificado del grupo. Las ocasiones se repartieron para ambos equipos de inicio, ya que los dos tuvieron ocasión de adelantarse, aunque serían los cordobeses los que golpeasen en las mallas ceutíes. Juanito hizo el primero para los suyos mediado el primer tiempo. Una alegría a la que se sumó Hugo minutos después, para marcharse a vestuarios con dos goles de ventaja. Así, con el encuentro muy bien encaminado afrontaban la segunda mitad los de Espiel, pero las alarmas saltaron con el tanto local. Entonces, los visitantes tuvieron que apretar los dientes para mantener la ventaja, por lo que el marcador no volvería a moverse (1-2).

El Ciudad de Lucena resucita en casa (2-0)

No cabe duda que el idilio del Ciudad de Lucena con su feudo es máximo, pues es junto a su gente donde está evitando caer más abajo en la clasificación. El cuadro aracelitano entregó un nuevo recital de juego a su público en su regreso como local, tras varias semanas consecutivas sin sumar de tres en tres. Una resurrección deportiva a tiempo y ante un rival directo como el CD Gerena. Iván Henares adelantó a los lucentinos a los cinco minutos de juego, lo que hizo variar completamente los planes del conjunto sevillano. Con esa ventaja, los locales pudieron controlar el ritmo a su favor, quitándose de encima una presión que sin duda ahogó a los hispalenses. Eso sí, hizo bien el Ciudad de Lucena en no conformarse con la mínima ventaja, ya que, tras el descanso, y siendo conscientes de una posible reacción visitante, los cordobeses fueron de nuevo a por todo, culminando Germán con el tanto definitivo (2-0).

El Puente Genil suma un punto importante (1-1)

Lo cierto es que el empate sabe a poco para el Salerm Cosmetics Puente Genil, teniendo en cuenta la crisis que lleva atravesando durante unas cuentas jornadas. Sin embargo, si se mira la entidad del rival, una UD Los Barrios que marcha con paso firme hacia el playoff, el punto sí que puede darse por satisfactorio. Con esa reflexión deberían quedarse los pontaneses de cara a seguir creciendo en las próxima semanas, pues incluso las tablas llegaron después de conseguir neutralizar una primera ventaja visitante. El Polinario hizo presión para ayudar a los suyos y Ordóñez lo recompensó con un tanto al filo del descanso, que terminaría siendo el último del encuentro (1-1).

Etiquetas
stats