“Los últimos partidos han sido la parte más triste”

Cordero, hoy en El Arcángel | ÁLVARO CARMONA
Pedro Cordero se despide con autocrítica: “Al final, responsables somos todos” | El cartagenero dice que el Córdoba “está creciendo”

Llegó en diciembre de 2013. Dieciocho meses en la dirección deportiva del Córdoba CF le han dado a Pedro Cordero la oportunidad de vivir un puñado de experiencias al límite. Por encima de todas, dos: un ascenso a Primera después de 42 años de espera y un descenso a ritmo de récords. Todos negativos, obviamente. Euforia y depresión. Vino y veneno. Todavía no se ha disputado el último partido del campeonato, pero a él ya lo han despedido. Las cosas fueron mal, hay que tomar medidas... Ya saben. El fútbol es así. El cartagenero ha comparecido ante los periodistas para hacer balance de su etapa y decir adiós. Ha estado cortés, sin rencores ni acritud. Lo que ha pasado se lo guarda para él.

“Está claro que era difícil mantenerse en Primera, pero la parte más triste eran los últimos cinco o seis partidos”, admitió en la sala de prensa, donde estuvo acompañado por Javier Bonache, responsable de comunicación del club, y con el respaldo de los trabajadores del área técnica del club. Fran Molina, Alexis Muñoz, David Sanz y Alejandro González estuvieron a su lado en un episodio duro, aunque Cordero se mantuvo entero y agradecido. “Esta temporada me siento responsabilizado en la parte que me corresponde de la situación deportiva, porque está claro que al final somos responsables todos; igual estamos para los ascensos que para los descensos, y en lo que me compete hago autocrítica”.

Quien aguardara las muestras de una relación áspera con el presidente se quedó esperando. No hubo, al menos públicamente, ningún punto de fricción más allá de la frustración compartida por el triste desenlace de la Liga. “Ahí está la hemeroteca para ver lo que ha sucedido. No voy a decir nada del club, porque eso se queda en la parte privada. El presidente es el máximo responsable y no voy a discutir ninguna palabra suya; también creo que soy responsable del ascenso”, explicó sobre el final de su relación, al tiempo que expuso las razones del último cambio de entrenador. “En su momento se tomó la decisión de que fuera José Antonio Romero y fue decisión de todos. Se le dio la mayor fuerza del mundo para que saliera bien. ¿Que si había otras alternativas? Si no hubiera otras alternativas es que la dirección deportiva no está trabajando”, dijo.

Sobre la política de fichajes del club, Cordero tiró de tópicos. “Cuando se asciende hasta los regulares son buenos, y cuando se desciende hasta los buenos son regulares, no voy a entrar en nombres individuales”, dijo, confesando que vio “un momento puntual, en enero, en el que el equipo tuvo una ilusión, en el que la esperanza y las sensaciones eran muy buenas. Éramos conscientes de que el equipo podía salir, pero después no pudo ser y fue a menos hasta la situación actual”.

En el mercado invernal hubo salidas de jugadores y cinco fichajes. ¿Por qué se desmorona el equipo? “Hay muchísimos jugadores cedidos, muchos jóvenes, somos un equipo con poco recursos; el día del Real Madrid parecían todos buenos y dos meses después parecían todos malos”, dijo, sin especificar mucho más. “Tratamos con humanos, con personas, son jóvenes, pero los egos están mucho más elevados”, dijo. No quiso personalizar en ningún jugador, aunque los nombres de Ghilas o Cartabia estaban en el aire. “En la vida, en las relaciones con las personas, te vas a un sitio o te vas para otro; es difícil saber lo que va a pasar”, apuntó.

Sobre el porvenir del Córdoba se mostró hermético y diplomático. “Hay cosas que están dentro de una organización, de una empresa y si hay cosas que entiendo que no hay que hablar, no hay que hablar. Simplemente me he desligado del club y ya no voy a decir nada más. Le deseo lo mejor al club, creo que está creciendo y dentro de lo negativo siempre hay que quedarse con lo mejor. Le deseo de corazón a las personas que se quedan lo mejor, que el Córdoba pueda ser uno de los tres o cuatro candidatos a subir a Primera. El club ha crecido, está más fortalecido, se ha empezado una ciudad deportiva, está más saneado. El nuevo director deportivo tiene mi teléfono a su disposición, al igual que el club”, manifestó.

El descenso del filial supuso también un golpe para Cordero, que resaltó que “el equipo luchó hasta el último día y se ha ido con los mismos puntos que La Roda y Cartagena, y uno menos que el Sevilla Atlético, que es un gran club”. Para cerrar, quiso dejar claro que Carlos González “es un presidente que aprieta, es normal” porque “tiene un carácter fuerte y en todas las familias hay discusiones”, aunque ha declarado que se va “con un crecimiento positivo, siendo mucho mejor director deportivo que cuando llegué”. Y, por supuesto, no faltó un recuerdo para la afición. “Es de Primera y lo ha demostrado”.

Etiquetas
stats