Un trozo de la historia del balonmano en Fátima

Los jugadores que intervinieron en el Desafío 80 del CBM, en Fátima | ÁLVARO CARMONA
El Desafío 80 del CBM congregó a jugadores del club nacidos en cuatro décadas distintas en un partido que terminó con empate

Otro año más, el Desafío 80 del Cajasur CBM volvió a unir a jugadores que pasaron y aportaron su granito de arena para labrar la gran historia del club durante sus 33 años de existencia. El resultado, 30-30 tras una gran remontada de los veteranos, fue lo de menos. Lo importante era reunir a gente vinculada con el club para volver a recordar todo tipo de vivencias y anécdotas. Ante la presencia del delegado de la FABM en Córdoba, Ignacio del Castillo, los participantes ofrecieron un bonito espectáculo al público congregado, con el aperitivo de los encuentros disputados por la base del club previamente al duelo intergeneracional del Desafío.

Había materia prima para ello. Entre los nacidos antes de 1980, el marroquí Bem, ya cordobés de pleno derecho, demostró que sigue conservando toda su magia innata, bien apoyado por hombres como Pepe Martín, Paco Zurera, Simón, que vino de Málaga para la ocasión, o el propio entrenador de la primera plantilla granate, Jesús Escribano. También se vistió de corto el presidente de la entidad, Martín del Rosal, en un ejercicio de pundonor. El empate tiene más mérito viendo el equipo que había enfrente, con jugadores de DHB como Julián Portero, Leo Ceballos, Adrián Santamaría…

Todos jugaron con las camisetas que utilizaron en su época como jugadores del club, lo que hizo más vistoso y 'vintage' el Desafío, como si de una máquina del tiempo se tratara. También asistieron Carlos Molina y Juanlu Moyano, jugadores Asobal del club, pero no pudieron alinearse. Se recordaron tiempos pasados, pero lo más importante es que se volvieron a emplazar para seguir perpetuando este entrañable evento el próximo año, y que dure muchos más.

Etiquetas
stats