Pundonor blanquiverde

.

No hay quien frene a un equipo que lo da todo y sabe a lo que quiere jugar. El Córdoba CF Femenino dio otra lección de eficacia goleadora para continuar aspirando a estar el próximo curso en la máxima categoría nacional. Una fiesta ofensiva a la que no pudo sumarse el Pozoalbense, que vio remontada su ventaja de dos goles en apenas diez minutos, mientras que La Rambla sumó un empate insuficiente a domicilio.

El Córdoba sigue en racha (1-7)

No tuvo rival el Córdoba CF Femenino, que sigue demostrando ser un claro aspirante a estar el próximo año en la Liga Iberdrola, la Primera División femenina de fútbol. El conjunto blanquiverde se adelantó en el primer minuto de la mano de Mery Martí, la protagonista de la contienda, y únicamente sufrió durante el escaso tiempo que duró el empate del Híspalis, pues rápidamente la delantera volvía a poner a las suyas por delante. Todo ello en cinco minutos de juego. A partir de ahí, el monologo cordobés fue total, pese a la expulsión de Pinilla. Una inferioridad que no acusó el equipo visitante, pues los tantos fueron cayendo por parte de Avilés (por partida doble), Yanire, la propia Martí, que certificaba su hat trick, y Laura Díaz (1-7).

Un punto agridulce para La Rambla (1-1)

El empate sabe a poco a un Econatur La Rambla que ha perdido una oportunidad de oro para tomar impulso con respecto a la zona de descenso y ante un rival directo por la salvación. De hecho, el CD Castuera contó con muy pocas oportunidades durante todo el partido, aunque una de ellas (la primera) sirvió para adelantarse en el electrónico. Pero no tardó en reaccionar el cuadro rambleño, pues apenas cinco minutos después conseguía hacer el empate. Un tanto que inició el dominio casi total de las visitantes, que tuvieron multitud de ocasiones para llevarse los tres puntos -incluido un penalti-, aunque no se encontraron realmente acertadas de cara a portería (1-1).

Desenlace fatídico para el Pozoalbense (4-3)

Parecía que iba a ser una jornada favorable para el Pozoalbense Femenino y vital para sus intereses de seguir escalando peldaños hacia la zona alta de la clasificación. De hecho, la locura invadió las filas cordobesas tras remontar el tempranero tanto del filial del Sporting de Huelva. Natalia Montilla y María del Mar Villarreal encarrilaron una senda positiva al filo del descanso, a la que se unió Andrea Fernández tras el tiempo de asueto. Todo parecía visto para sentencia, con un cuadro provincial bien plantado sobre el campo y con dos tantos de ventaja que le hacían saborear tres puntos más a su casillero. Sin embargo, en un tramo final de completa locura, iniciado con un penalti a favor de las onubenses, el plan cordobés se esfumó en apenas unos minutos. Dos goles en el último instante voltearon de nuevo el marcador para dejar helado el orgullo pozoalbense (4-3).

Etiquetas
stats