Otra oportunidad para equilibrar la balanza

De las Cuevas, en el último partido como visitante del Córdoba en Lugo | LOF

Es penúltimo, con sólo doce puntos y a cuatro de la permanencia. La actual situación del Córdoba es más que comprometida. Sus guarismos hablan por sí solos, al tiempo que reflejan una realidad subyacente. El conjunto blanquiverde es el peor visitante no sólo de Segunda A sino de todo el fútbol profesional. Apenas un empate contabiliza en siete encuentros lejos de El Arcángel, un negativo balance que quiere mejorar cuanto antes. La ocasión la tiene esta vez en La Romareda, que visita el domingo (20:30) y donde le aguarda un rival en un momento igualmente delicado. El Zaragoza espera en zona de descenso y como el segundo equipo con más pobre bagaje como local de la categoría de plata. Curiosamente, el siguiente adversario de los califales, el Reus, es el cuadro de la división que menos suma en su feudo.

Otra oportunidad para equilibrar la balanza, aunque sólo sea ligeramente, tiene ante sí el Córdoba. El peso de sus cifras como foráneo es demasiado grande para el equipo que desde hace dos jornadas dirige Curro Torres. Cierto es que como local el conjunto blanquiverde no suma tampoco como debiera, pero no menos que su papel fuera de su campo es realmente alarmante. De veintiún posibles hasta ahora apenas añade un punto a su casillero cuando actúa como visitante. Por si fuera poco, como ya quedara demostrado el pasado martes en Getafe -en Copa-, el cuadro califal encaja en exceso en campos que no son el suyo. Cinco son los que recibiera en el Coliseum Alfonso Pérez y dieciocho son los que acumula en siete jornadas del campeonato liguero.

Los datos generan más preocupación si cabe en torno al conjunto blanquiverde. Por este motivo el primer reto de Curro Torres y del equipo es mantener la portería a cero en La Romareda. Por el momento sólo un partido tiene en su historial el Córdoba sin recibir lejos de su feudo. De ahí el único punto del que goza como visitante, logrado en El Molinón tras uno de sus mejores choques. Tanto es así que entonces sólo le faltara ver puerta para cerrar una actuación completa ante el Sporting de Gijón. Todo ello con José Ramón Sandoval aún como entrenador. Aquello se ve ahora como un espejismo después de que los califales volvieran a perder en Palma de Mallorca (3-0) y Lugo (2-1), en este último caso con el nuevo entrenador ya al frente.

Su deseo de descolgarse el cartel de peor visitante del fútbol profesional coincide en esta ocasión con el que tiene otro equipo de cambiar su realidad como local. Ésta es la pretensión del Zaragoza, que es el segundo peor conjunto en feudo propio. En ocho partidos apenas suma siete puntos, que son resultado de un triunfo y cuatro empates. Apenas sabe ganar, por tanto, el conjunto aragonés en La Romareda. Un estadio éste en el que no conoce la victoria su actual entrenador. El exblanquiverde Lucas Alcaraz sólo es capaz de contabilizar una igualada en tres duelos en el escenario que ahora es su hogar deportivo. Precisamente esta circunstancia dificulta que los maños puedan salir adelante y, por el contrario, se vean metidos de lleno en zona de peligro.

Un punto de nueve es el balance en La Romareda del granadino. Este dato, sin embargo, sólo confirma otro global. Los problemas como locales persisten para los aragoneses desde la tercera jornada. Tras lograr una victoria apurada ante el Rayo Majadahonda (2-1) en la fecha inaugural del campeonato de Liga, el cuadro maño no gana en su estadio. Dicho de otro modo, los blanquillos encadenan siete encuentros en feudo propio sin sumar de tres. Una dinámica ésta a la que, por supuesto, quiere poner punto final el domingo. Por cierto, el siguiente adversario del Córdoba, también en su campo, es el peor local de la categoría con sólo seis puntos en ocho choques.

Etiquetas
stats