El mayor espectáculo del mundo

Cordobeses en la NBA Zone del Paseo de la Victoria | ÁLEX GALLEGOS

Luces, cámaras y el bote del balón. Si en algo han tratado de imitar todas las ligas del mundo a la NBA es en el puro espectáculo. La capacidad de atraer, enamorar y no dejar marchar al espectador. La virtud de hacerte parte del todo, y no cliente. Eso es la liga americana. Un show noche tras noche. El talento y la grandeza deportiva sobre la cancha, y el entretenimiento alrededor de ella. Todo aquel que la siga mínimamente se habrá dado cuenta del impacto que tiene sobre los cincos sentidos. Y así comienza el NBA Zone en Córdoba. Un vídeo introductorio como plato previo de motivación. Ya tienes la miel en los labios. Ahora dejan que poco a poco la saborees. Imágenes de las máximas estrellas acompañadas con la posibilidad de fotografiarte en uno de sus pabellones, en 360º, e incluso puedes adentrarte en dicho universo mediante la realidad virtual.

De Lepanto al Paseo de la Victoria. Y del mundo interactivo a la canasta real. Tres intensas jornadas en las que los aficionados pueden sentirse y vivir como jugadores NBA durante unas horas. E incluso conocer a sus estrellas. Tras el aperitivo ofrecido por la organización deportiva y BBVA con la rehabilitación e inauguración de dos canchas callejeras en los Jardines de Lepanto, las canastas se abrieron paso hacia el centro de la ciudad para adentrarse en uno de los puntos más transitados de la misma. Un comienzo de fiesta por todo lo alto, con concursos, juegos y multitud de regalos para no olvidar una aventura que cuenta con apenas unas pocas paradas al año en distintos puntos de la geografía nacional, y que Córdoba ha tenido la oportunidad de albergar durante un fin de semana.

Centenares de aficionados de todas las edades comenzaron a agolparse en el pequeño universo estadounidense. De las partes lúdicas a la puesta en marcha. La diversión se hizo participe con los diversos juegos infantiles protagonizados por los mismos asistentes, aunque instantes después la adrenalina pediría paso. El momento más esperado llegaría con la aparición de Jaylen Brown, alero de los Boston Celtics, que saludó a todos los presentes en un decente español. A partir de ahí, la montaña rusa en el juego no cesaría, con la disputa de partidos en formato de 3x3 y concursos de tiro que despertaron el delirio de las gradas (había regalos para los espectadores más carismáticos).

La sonrisa de los más pequeños iluminada por los focos de la mayor competición de baloncesto, en una ciudad que añora desde hace años que en sus calles se respire el bote del balón naranja a nivel profesional. Finalmente, la locura se desató con la puesta en marcha del espectáculo de los Dunking Devils, el equipo profesional de mates, que se exhibieron por todo lo alto para el público cordobés. Y eso que solo es el primer plato, pues dichas actividades se irán repitiendo a lo largo de la jornada del sábado y del domingo por la mañana, en las que también disfrutarán con la presencia de Bango, la mascota oficial de los Milwaukee Bucks. No hay duda de que la NBA ya conquista Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2017 - 13:23 h
stats