Un tanto de López Garai sirve para vencer al Numancia

.
Los hombres de Berges finalizan la primera vuelta con una treintena de puntos tras imponerse al conjunto soriano

Reconciliación por la mínima aunque merecida. Con el ambiente enrarecido en la previa por alternacia de comunicados entre la institución y una parte del sector aficionado, el Córdoba ha vuelto a arrancar tres puntos de su estadio tras imponerse por mediación de un gol de López Garai (el primero como blanquiverde) en un encuentro disputado donde los hombres de Berges fueron superiores a un Numancia que también tuvo sus opciones. Buenas noticias para el míster que, tras una semana especialmente intensa en lo mediático y deportivo, cierra la primera vuelta con una treintena de puntos que invitan a soñar aunque con el pleno conocimiento de que aún queda por delante más de una pesadilla.

El Córdoba salió con ímpetu e intentado dominar un balón que el rival también buscó. Los numantinos, que encasquillaron el encuentro en el primer cuarto, no econtraron línea de mediación porque los locales, demasiado disgregados en ocasiones, intentaban mover de banda a banda para avanzar por los carriles.

Hasta el minuto catorce de partido, el encuentro, bastante enfrascado en disputas inútiles en el medio campo y cargado de acciones inacabadas, no tuvo un lance significativo. Dubarbier fue el protagonista  de una intrépida cabalgada por su banda que llegó hasta el vértice del área rival, dando muestras de la superioridad física que atesora este ante su marcador, aunque sin consecuencias mayores.

En apenas cinco minutos, con un Numancia bien plantado en su campo y progresando en la presión evitando la salida del balón blanquiverde, los de Berges combinaron con maestría por la diestra en una jugada donde Cristian, Pedro, Rennella y otra vez Pedro conectaron para sacar un córner que sirvió de precedente. Corría el minuto veinte cuando tras el golpeo de Abel desde el vértice, López Garai, en la que fue la ocasión más clara del partido hasta el momento, remató sólo y dentro del área echando el balón por la derecha de Herrenín.

De nuevo Dubarbier, en una galopada, quiso dejar una asistencia a Rennella, sin que el esférico llegara a su objetivo. Muy activo y veloz el argentino, dos minutos después robó un balón en la medular que supo empujar hasta la línea de tres cuartos para dejársela a un Fede que disparó sin acierto. Le costaba al Córdoba sacar el balón de atrás, con un rival asentado que apenas concedía espacios.

Así las cosas, el gol solo pudo llegar de jugada a balón parado. En un saque de esquina golpeado por Dubarbier desde la izquierda, Garai encontró balón para hacer traspasar la línea enemiga en el que ha sido su primer tanto como blanquiverde. Cambió el encuentro desde ese instante. El Córdoba lejos de contemporizar imprimió algo de énfasis en un ataque donde preferentemente se trianguló por la izquierda con mezcla de eficacia e incluso genialidades trenzadas por Dubarbier, Fede y el propio Pedro.

El único punta cordobesista, Rennella, bien en la presión pero jugado de espaldas a portería, se erigió como luchador en solitario, intentando golpeos en jugadas personales. Tras el gol, el rival pareció enfurecerse en cuanto a actitud se refirió. Bien Lago Junior por la izquierda aunque tuvo que lidiar con un Cristian muy contundente y acertado. La mayor acción de peligro del conjunto soriano tuvo lugar a nueve para el intervalo. Una lanzamiento de Juanma desde la frontal salió por encima del travesaño custodiado por Alberto.

Antes del descanso, el Córdoba cedió algo de espacio en el centro del campo, concediendo incluso llegadas, que sin tino, dejaban susto en el área cordobesa. Dubarbier, que llegó justo al partido por una contractura en su glúteo derecho, volvió a protagonizar una progresión por su extremo que, tras un frenazo en seco, quiso convertir en una asistencia a Pedro que no llegó a consumarse. Los locales, que plantaron cara con firmeza en defensa durante toda la contienda, pudieron irse al descanso con un tanto más de haber hecho efectivo Rennella un uno contra uno donde no consiguió batir a Herrerín después de haberse construido una jugada personal tras un robo de balón.

La segunda mitad, sin cambios de salida, partió con un jugadón de Fede Vico a tres de la reanuncaicón. El más joven de la plantilla cordobesista se desenvolvió con soltura ante la zaga de Machín, sorteando en regate a dos defensores (Jaio y Ripa) para practicar un lanzamiento que paró un certero Herrerín.

El partido, que comenzó ha hacerse más disputado por culpa de sendos conjuntos, dejaba sobresalir un tanto al Córdoba, que comenzó a sacar el balón desde atrás en jugadas con posesiones largas que acababan con permutas entre Pedro y el propio Fede, que siempre dejó una impronta más eléctrica. Así, la contienda, que se puso bella, con los dos rivales realizando buenas labores de contención y empuje a la par, se decantaba caer más del lado local.

Rennella, en el sesenta y tres, que se deshizo de su marca, consiguió adentrarse por el vértice izquierdo intentando una vaselina que blocó el meta oponente, uno de los más destacados de su equipo. Con posesiones largas y tramitando bien las prolongacionces, el Numancia apunto estuvo de obtener premio en una acción donde Natalio se quedo sólo ante Alberto sin lograr el tanto. Un minuto después, más activos los forasteros, Juanjo lo volvió a intentar con un lanzamiento que salió alto.

Berges, que quiso pujar la medular incorporando a Caballero en detrimento de Rennella, concedió más espacio a un Cristian ejemplar en cobertura y defensa. Con Vico en punta, Abel y Caballero siempre quisieron asociarse con el benjamín, aunque Sinny y Antonio Tomás siempre impideron el parejeo. A diez para el final, Abel practicó un buen lanzamiento de falta que, de nuevo Herrerín, supo rechazar.

Buena segunda mitad del Córdoba, también del rival, aunque este con dientes de sierra. Fede, algo más mermado, lo volvió a intentar desde lejos en el ochenta y dos aunque con tibieza. López Silva, recién incorporado, apunto estuvo de dejar un gol de bella factura tras deshacerse de todos los defensores driblando en paralelo a la línea superior del área para intentar desde lejos un lanzamiento por encima del guardameta.

La contienda, que finalizó tras cuatro de prolongación y que pudo dejar una nueva ocasión de Natalio no consumada, cierra la primera vuelta del Córdoba con un buen sabor de boca. El partido, que pudo acabar con un mayor número de tantos, abre la puerta a una segunda ronda donde, de competir a este nivel, el equipo se podría aproximar a los puestos de play off. El conjunto de Berges, con capacidad para estar arriba, necesita regularidad. Ojalá se consiga.

FICHA 1-0

CÓRDOBA CF: Alberto, Cristian, Armando, Kiko, Fuentes, López Garai, Abel, Pedro, Dubarbier (López Silva, minuto 78), Fede (Joselu, minuto 84) y Rennella (Caballero, minuto 67).

NUMANCIA: Herrerín, Malón, Juanma, Jaio, Ripa, Sunny, Antonio Tomás (Cedric, minuto 66), Lago Junior (Nieto, minuto 75), Bedoya, Natalio y Juanjo.

GOLES: 1-0, López Garai (minuto 26).

ÁRBITRO: Jesús Trujillo (tinerfeño). Amonestó a Juanjo (minuto 29); Armando (minuto 35); Ripa (minuto 74); Cristian (minuto 79); Bedoya (minuto 84); Sunny (minuto 87); y Abel (minuto 91).

INCIDENCIAS: Jornada 21 de Liga. Estadio El Arcángel. Alrededor de 7.810 espectadores. Tarde despejada. Terreno de juego irregular.

Etiquetas
stats