León arropa al Córdoba en un caluroso estreno

Primer entrenamiento del Córdoba CF | ÁLEX GALLEGOS

Ahora sí. El Córdoba está en marcha. Tras dos días de reconocimientos médicos en el hospital San Juan de Dios, comienza la pretemporada de manera efectiva. Esto es con la primera práctica sobre el césped. El conjunto blanquiverde arranca de manera real ya su preparación para la próxima temporada. Lo ha hecho este miércoles en el verde de la Ciudad Deportiva, donde el calor ha acompañado en un primer entrenamiento del equipo que también lo ha sido de Francisco al mando. El entrenador ha tomado las riendas en una jornada en la que tanto él y su cuerpo técnico como la plantilla han recibido el respaldo del presidente de la entidad califal, Jesús León. El mandatario ha sido el espectador de excepción en las instalaciones del Camino de Carbonell, en las que se han contado las ausencias de Kieszek, Montelongo y Marcos Lavín -portero del filial- y de las que se han marchado Edu Ramos y Jaime Romero minutos antes de la conclusión del entrenamiento.

Estaba citado el equipo, con un importante número de jugadores del B, a las nueve de la mañana. Ésta era la hora fijada para que el balón comenzara a rodar, aunque lo hizo poco en la puesta en funcionamiento del conjunto blanquiverde. Lo cierto es que la plantilla no comenzó con el trabajo hasta casi treinta minutos después. Eso sí, la primera práctica de la pretemporada fue duradera, pues se prolongó hasta más allá de las once. De entrada, lo más interesante que aportó el regreso a los entrenamientos del Córdoba fue la visita de Jesús León a la Ciudad Deportiva. El propietario y rector del club quiso arropar de esta forma a Francisco en su toma de contacto con el que es su nuevo lugar de empleo. También ofreció su apoyo desde el primer momento así a los jugadores, cuya actividad siguió de cerca en torno al medio centenar de aficionados.

La sesión inaugural de pretemporada deparó hasta tres ausencias. Todas entraban en lo previsible. Conocida era, no en vano, la situación de Kieszek y Montelongo, que el lunes no participaron de los reconocimientos médicos -es cuando les correspondía- debido a unos problemas con sus viajes de regreso que tratan de solventar. Mientras, Marcos Lavín, que fue el tercero en faltar a la cita, está en proceso de rehabilitación de una lesión. Por lo demás, el miércoles no permitió observar nuevas caras en la Ciudad Deportiva dado que todavía no se formalizó ningún fichaje. A la espera está el club en este sentido de resolver su situación con el límite salarial. Con todo, sí que hubo un recién llegado: Zelu, componente del filial a pesar de que no existió anuncio sobre su contratación por parte de la entidad.

Como es habitual en el primer día de trabajo, el apartado físico fue el que primó esta vez sobre el verde. Los futbolistas se ejercitaron principalmente en materia de carrera continua. Bien es cierto que también hubo tiempo para tocar el balón, con un par de prácticas entre medias de las zancadas en torno al campo. La sesión resultó intensa, con Francisco siempre atento pero con calma y directrices claras pero dadas de forma relajada también. Por otro lado, el regreso a los entrenamientos dejó ya un par de tocados. Estos fueron Edu Ramos y Jaime Romero, que se retiraron antes de que acabara la actividad. Aunque fue ya en el tramo final, cuando la plantilla estaba a punto de cerrar su toma de contacto con el nuevo cuerpo técnico.

Etiquetas
stats