Tú al juzgado y yo a Jerez: la venta de la unidad productiva, de nuevo en marcha

.

El ritmo se acelera en torno a todo lo concerniente al Córdoba. Los días pasan y se van sumando capítulos que no hacen más que incrementar la marcha. Son muchos los frentes, como se ha venido repitiendo durante estos meses, que tiene abiertos el club, los cuales quedaron paralizados la mayor parte de ellos a causa de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, conforme la situación va recobrando su normalidad, la avalancha de nuevos asuntos se torna en una vorágine total. Y es que una nueva semana arranca en el seno de la entidad blanquiverde, y no es menos plácida que las anteriores. Es más, quizá sea más frenética si cabe, pues se pone en macha -de nuevo- una de las cuestiones que más atención supone para la junta directiva, así como para el propio aficionado. Esa es no es otra que el proceso de venta de la unidad productiva.

En efecto, este lunes se reincorpora a su trabajo en los juzgados el magistrado Fernando Caballero García, juez designado por el Consejo General del Poder Judicial para hacerse cargo de dicha causa. En concreto, Caballero relevará a Antonio Fuentes Bujalance -quien fuera apartado del proceso a finales de febrero por “falta de imparcialidad formal”- en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba, una medida que se prolongará hasta el próximo 31 de diciembre. Eso sí, lo cierto es que desde el club esperan que el asunto se resuelva mucho antes. Sea como sea, se presupone que no será inmediata la decisión del mencionado juez, quien deberá otorgar firmeza o no al proceso de venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD a Unión Futbolística SAD, para lo que también ha de revisar hasta cinco recursos en contra.

Atendiendo a los antecedentes, Fuentes Bujalance, y tras el visto bueno de la administración judicial, fue el encargado de iniciar dicho proceso, dando validez a la operación en el mes de diciembre del pasado año. Desde entonces, UFC ha estado gestionando la entidad. Sin embargo, resulta imprescindible un auto judicial definitivo, pues los actuales carecen de firmeza jurídica. Eso sí, son muchas las partes que andan inmersas en la operación, cada una de ellas según sus intereses. Una de las mismas es Bitton Sport, esto es Luis Oliver y Joaquín Zulategui, de la cual se ha conocido recientemente que demanda más de 3,2 millones de euros de deuda al Córdoba CF SAD, de los 11,5 total que tiene ésta con diversos acreedores.

La mencionada sociedad se encuentra, además, en dos procesos contra el mencionado juez. Uno de ellos ha estado de actualidad recientemente, y es la referida a la querella interpuesta contra Antonio Fuentes y Fernando Caballero por la supuesta entrega, recepción y uso de dos pases de temporada, hace ya unos años, a los dos jueces. Sin embargo, la Sala de lo Civil y Penal del TSJA decidió inadmitirla a trámite, debido a que “los abonos no fueron utilizados, ni personalmente por sus destinatarios ni por terceras personas a las que se les hubiesen cedido”. Aún así, Bitton presentó un recurso de súplica, que sí que ha sido admitido a trámite. Asimismo, tanto la empresa de Oliver y Zulategui como otro acreedor del Córdoba CF SAD presentaron a finales de agosto sendos escritos de solicitud de recusación del juez Fernando Caballero.

Y con todo eso aterriza el nuevo magistrado encargado del proceso de venta de la unidad productiva. Trabajará bajo la atenta mirada tanto del club como del resto de actores, al tiempo que el plantel cordobesista escapa por segunda vez de las altas temperaturas de la ciudad. En esta ocasión, la plantilla viajará hasta las instalaciones de Montecastillo en Jerez de la Frontera, a la espera de conocer también una decisión definitiva sobre su inscripción en la Real Federación Española de Fútbol.

Etiquetas
stats