Jorge Cubero va en serio

.

Ha cumplido su sueño, pero quiere más. Tiene hambre. Y lo ha demostrado. Su estreno en una gran cita ha sido toda una sorpresa para muchos, excepto para él. Un león primerizo que acechaba cada vez que podía entre las fieras más expertas del lugar. Jorge Cubero Gálvez ha conseguido poner bien alto el pabellón cordobés en La Vuelta España 2018, su primera gran competición profesional. El ciclista del Bugos BH, único representante de la provincia en la prueba española, ha finalizado en el puesto 89, a más de tres horas del vencedor, el británico Simon Philip Yates. No obstante, su nombre ha entrado en escena con fuerza, ya que se ha erigido como el mejor deportista de la tierra en dicha competición en más de diez años. Desde los tiempos del villafranqueño José Ruiz Sánchez, que acabó en el lugar 53 en la edición de 2008.

“Correr en una de las grandes pruebas del calendario era muy importante para mí y lo afrontaba con mucha ilusión y con ganas de hacer una buena vuelta”, destaca el ciclista, para matizar -sobre el objetivo previo- que “siempre puedes dar más y aspirar a lo máximo, pero conseguí estar en dos escalas que me permitieron subir al podio en dos ocasiones, así que podemos decir que sí se ha cumplido el objetivo”. De hecho, pese a ser un debutante, su nombre comenzó a sonar con fuerza desde muy temprano, ya que logró ser nombrado como el ciclista más combativo de la ronda en la sexta y octava etapa, pasando esta última por su provincia natal. “En las dos ocasiones, sobre todo en la primera, competía con grandes rivales y subirme al podio fue una buena recompensa al esfuerzo de esas dos escapadas”, subraya al tiempo que puntualiza que “la etapa de Córdoba fue uno de los mejores momentos, tuve oportunidad de meterme en la fuga y la afición de Córdoba fue un gran apoyo”.

No pudo darse un mejor estreno para él ante su público, ya que al paso por el sprint de Villanueva de Córdoba era líder en solitario. Los aficionados cordobeses se agolparon para ver el estreno de un joven que busca progresar a base de logros alcanzables, para los que ya ha demostrado estar más que preparado. Una puesta en marcha de la que destaca multitud de momentos buenos, tales como “la salida en la crono del primer día, donde inauguré La Vuelta, y Madrid también fue muy espectacular, pero la etapa que pasaba por Córdoba con toda la afición fue uno de los mejores momentos”. Eso sí, afirma que, tras ese inicio vertiginoso, la magnitud de la prueba le pasó factura, reconociendo que “la primera etapa en Galicia fue de las más duras, las condiciones climatológicas no acompañaban y la velocidad en la carrera fue muy elevada”.

Pero su nombre ya está en la historia del ciclismo cordobés. Con apenas 25 años, el corredor de Baena tratará de seguir brillando para debutar en otras grandes competiciones. Ha cumplido su primer propósito. Ahora queda un largo camino por recorrer. “Me gustaría seguir creciendo en mi carrera deportiva y disputar alguna gran carrera consiguiendo una victoria de etapa”, apostilla.

Etiquetas
stats