Importante inyección de moral para un gran Adesal

Leire Blázquez busca el lanzamiento FOTO: TONI BLANCO
El equipo fuensantino supera por 30-25 al Canyamelar Valencia, rival de media tabla y que fue de menos a más, gracias a una gran actuación colectiva

Llegaba un rival de la zona media de la tabla, pero no había nada que temer. Así se tomó el encuentro de esta tarde el Adesal, que tuvo premio al alcanzar un importante triunfo ante un Canyamelar Valencia que fue de menos a más y complicó las cosas en el segundo acto. Una parada Meriem Ezbida a falta de seis minutos para el final del choque evitó el empate de las visitantes y provocó que las de Rafa Moreno retomaran su dominio y cerraran una victoria que supone una gran inyección de moral para las cordobesas. El partido comenzó con el conjunto local serio y metido, de forma que logró establecer un primer parcial de 3-0. Daba la sensación de que las valencianas estaban despistadas, aunque poco a poco entraron en un duelo que se jugó de forma singular: a tirones.

Porque el Canyamelar respondió a esa salida con otro parcial de 0-3, que niveló el marcador y que hizo que Rafa Moreno pidiera un tiempo muerto. Tras el mismo, fue el Adesal el que de nuevo se distanció en el tanteador. Llegaron goles de diversa factura y empezó a sobresalir la eficacia de Azahara Barea desde los siete metros, desde donde anotó los siete penaltis que lanzó. El caso es que las fuensantinas volvieron a escaparse y disfrutaron hasta de un 9-6 en el electrónico, pero el cuadro valenciano las neutralizó. En parte, por una defensa 6-0 que complicó la circulación de balón de las locales. De esta forma, se produjo un nuevo empate a nueve y llegó otro tiempo, ambas situaciones anteriores a un último tirón antes del descanso liderado por Paula Valdivia. Así, sobre la bocina, la algecireña estableció el 15-12 con que se marchó el encuentro al descanso.

La misma jugadora, Paula Valdivia, se encargó también de abrir el marcador en la segunda parte. El Adesal comenzó a escaparse con ventajas de cuatro, cinco, seis y hasta siete tantos (22-15). Quedaba lo complicado: cerrar el partido. Y ahí el conjunto cordobés sufrió, porque la mixta sobre Inés Hernández le dañó. Los ataques perdieron en claridad y las valencianas, con una gran actuación de Payá, se acercaron hasta poner un inquietante 26-25 en el electrónico. Faltaban seis minutos para la conclusión del duelo y el temor comenzó a sobrevolar La Fuensanta. Sin embargo, Meriem Ezbida ejerció de heroína al parar un balón clave y dio alas a las suyas. Aparecieron Arantza y Paula, y Bea Puertas, y Alba. En definitiva, aparecieron todas. Porque, de no ser así, el equipo dirigido por Rafa Moreno no habría ganado un choque que hace ver que la salvación es posible.

FICHA TÉCNICA

ADESAL CÓRDOBA, 30: Meriem Ezbida, Alba Sánchez (2), Inés Hernández (2), Paula Valdivia (6), Yacaira Tejeda (1), Bea Puertas (4) y Valeria Flores -siete inicial-, Leire Blázquez (1), Azahara Barea (8p), Arantza Marín (6), Ángela Ruiz y Lola Córdoba.

CANYAMELAR VALENCIA, 25: Carol, Gemma, Descalzo (2), Esterri, Sheila (3, 2p), Morell (5) y Payá (10) -siete inicial-, Amo, Bravo (1), Llinares, Cañavera (4) y Amparo (ps).

ÁRBITROS: Amigo y Espadas. Excluyeron a Yacaira Tejeda, Bea Puertas y Arantza Marín, por las locales; y a Descalzo, Payá, Morell y Bravo, por las visitantes.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-1, 5-3, 8-6, 10-9, 13-11, 15-12 (descanso), 18-14, 20-15, 23-18, 24-21, 26-25 y 30-25.

INCIDENCIAS: 400 espectadores en la sala de La Fuensanta.

Etiquetas
Publicado el
15 de febrero de 2014 - 21:11 h
stats