El Imdeco actúa de urgencia sobre el techado del pabellón de Fátima

Trabajos de reparación provisional en el pabellón de Fátima | IMDECO

Poco más de 24 horas, y sólo quizá, es el tiempo transcurrido entre causa y efecto. No en relación directa a la circunstancia que generara el problema pero sí en cuanto a la reclamación pública hecha desde el principal perjudicado. Éste es el Cajasur Córdoba Balonmano (Cajasur CBM), que tiene su centro neurálgico -en el día a día y el fin de semana que corresponda a nivel competitivo- en la Instalación Deportiva Municipal (IDM) Fátima -más comúnmente conocida como pabellón-. Dicho recinto no presenta problemas al fin, y al menos en principio y de manera provisional, en su techado tras la medida con carácter de urgencia llevada a cabo por el Instituto Municipal de Deportes (Imdeco). Por tanto, el conjunto granate puede seguir con su tarea sin más quebradero de cabeza, surgidos estos con el granizo caído en la capital un mes atrás.

A modo de contextualización, el pasado 15 de agosto Córdoba sufrió un gran pedrisco además de una intensa lluvia en lo que suele llamarse tormenta de verano -excesiva en este caso para lo que se acostumbra por estos lares-. Dicha circunstancia provocó que la techumbre del pabellón de Fátima presentara horas después desperfectos de relevancia. El tejado central de la sala de tan popular barrio, de un material semejante al metacrilato -si no es éste- mostró tras un día significativos agujeros que hacían que la pista de juego quedara completamente en riesgo si había precipitaciones. El agua cayó de nuevo, por ejemplo, el miércoles y está previsto que lo haga otra vez durante este jueves. Por tanto, el Cajasur CBM al igual que otros clubes pasaba a depender de la meteorología no sólo para entrenar sino para jugar. En el caso de los granates, en la División de Honor Plata de balonmano nada más y nada menos.

Fue el miércoles cuando el técnico del cuadro cajista solicitó la intervención por parte del Imdeco. Si no en el pabellón directamente, de forma que hubiera otro escenario para que sus jugadores pudieran desarrollar con normalidad sus sesiones de trabajo y también para actuar en cada encuentro como locales durante la temporada. “Estamos a la espera de que el Imdeco nos dé una alternativa”, señaló Jesús Escribano a este periódico. En concreto, el entrenador del Cajasur CBM, que días antes había mostrado su malestar en redes sociales, expuso la situación a Miguel Huertas. La opción de ir a Vista Alegre, según apuntó el preparador, estaba descartada debido a la carga con la que ya cuenta el Palacio Municipal de Deportes. Tocaba aguardar por tanto.

Pues bien, en esta ocasión, y después de las declaraciones de Jesús Escribano en CORDÓPOLIS, el Imdeco ha intervenido de manera casi vertiginosa. Así lo ha sabido este medio gracias a la propia institución presidida por Manuel Torrejimeno. Lo cierto es que este jueves han tenido lugar tareas de reparación sobre la techumbre de la IDM Fátima. La solución es hoy por hoy provisional pero al menos va a permitir al Cajasur CBM y a los demás usuarios del recinto desarrollar su actividad sin preocupación por lo que suceda en el exterior. Concretamente, los operarios del organismo municipal han instalado sobre la parte dañada del tejado una gran lona de un material que hace inaccesible el agua en caso de lluvia. Este arreglo se ha llevado de forma urgente pero sólo hasta que termine la elaboración y rúbrica de los expedientes de las reparaciones que requiere el referido pabellón.

Etiquetas
stats